Crónica de Fanfarlo. Teatro Lara. Madrid. Octubre 2012.

, , Leave a comment

Los de Simon Balthazar volvían a la capital tras su paso por El Día de la Música en Junio , aunque las situaciones fueron más idóneas para la banda afincada en Londres, ellos mismos hicieron mención de la quemada que se pegaron a la solana en aquella ocasión, esta vez el emplazamiento elegido fue el siempre agradecido Teatro Lara y de manos de Son Eg. Con un ‘Sold Out’ colgado días antes, y una buena cantidad de gente acumulada a la salida, la expectación por ver cómo se adaptaban los temas de ‘Rooms Filled With Light’ a un recinto más acogedor era máxima.

El quinteto se ha ganado el respeto de crítica sí, pero aún más importante es que se ha ganado a un público que les acompaña,vitorea,disfruta y ensalza como un gran consolidado . Si un día antes nuestros compañeros tildaban el directo de sobresaliente en Valladolid, la replica en el Lara puede reflejarse como notable , tomando como referencia de un servidos las tres anteriores visitas a la capital donde sólo salvo su visita al Circo Price en el día de la música 2009.

Intimos y directos, el dueto vocal formado por Simon y Cathy iba dejándonos un regustillo de elegancia al paladar auditivo, marcado por una línea de bajo superpuesta elegantemente. Tras su carta de presentación , en forma de nuevo tema (fino fino) , Simon nos saludó y manifestó su contento por estar en este precioso lugar. ‘Lens Life’ sacaba a la palestra teclados y violin, y los piropos lanzados a la teclista se hacía evidentes al finalizar la interpretación.

Feathers‘ llenó el recinto, y de súbito otra nueva canción sobre ‘nuestros cuerpos y almas’ , cómo comentaba el líder de la banda, era expetada contra la multitud, la verdad que sus nuevos temas suenan elegantes, trabajados, y alejados de sus inicios , más disfrutables en pequeño recinto que en grandes festivales. ‘Tunguska‘ abría paso con trompetas a un temazo donde los detalles instrumentales son un golpe efectivo que contrarresta a la relajación .

Se lleva estudiar español, y sino que se lo digan al batería de la banda, el pobre Amos tuvo que chapurrear las cuatro tonterías básicas para quedar bien antes de adentrarse en ‘Reservoir‘ y en ‘The Walls Are Coming Down‘ donde recuperaron sus inicios más épicos para a posteriori volver a tempos más calmados (error) con un nuevo tema ‘The Sea‘ ( o algo similar). ‘ Comets‘ elevaba al público y ‘Tightrope‘ se nutría de vientos para consolidarse como hit indiscutible del último trabajo de los londinenses . ‘Finish Line‘  volvía a la línea calmada que sustentó la mayor parte del directo, algo que para los que esperaban una tralla más animada pudo desembocar en una salida cabizbaja, para otros dignifico a la banda como una nueva formación que disfrutar en recintos como aquel.

Con ‘Luna’  se redimieron y arrastraron a los bailongos al pasillo, y con ‘Shiny Things’ nos volvieron a relajar – se les permite – por un instante. Los bises, sobre seguro, ‘I´m A Pilot’ y fin de fiesta con cierre ideal,Harold T. Wilkins, Or How To Wait For A Very Long Time‘, para qué más, la garganta de Simon ya andaba quemada de tanto tragazo de whisky a palo seco…

Fanfarlo transforman sus temas, los reinventan para el directo y beben de influencias que dejan atrás a los primeros Arcade Fire de su ‘Reservoir‘ para llegar a recoger influencias de Beirut (salvando obviamente las distancias) en el uso y ejecución de instrumentales variados, Patrick Wolf, Stars ; o incluso como comentábamos con los compañeros de ‘El Indie no Existe’, estilándose al rollito Bombay Bycicle Club o asomarse al tropicalismo del último Peñate, unos escarceos curiosos para su directo.

Otra buena jugada de Son Eg, que parecen haber encontrado la fórmula binomial perfecta entre emplazamientos y bandas, correspondido cada vez con un público mayor.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico