Crónica del concierto de Allo Darlin’ y The Wave Pictures . Ciclo Son EG. Madrid. Noviembre 2012.

, , Leave a comment

Estamos mal acostumbrándonos a ver tremendos directos en el Lara y buena parte de culpa la tiene la programación del SON EG. La pasada semana asistíamos al directo de Allo Darlin’ y de The Wave Pictures , dos bandas que da gusto disfrutar en escenario pequeño y que darían más de una alegría en escenario grande (variedad festivalera por favor).

Para comenzar, los londinenses Allo Darlin’ dieron buena rienda de sus melodías twee-pop, recorriendo influencias palpables de bandas como Tender Trap (Elizabeth formó parte de ellos), Camera Obscura, The Go -Betweens (cover de por medio) o Belle & Sebastian , melodías soleadas , sencillismo impecable en acústico e instrumentación precisa cuando la banda sale al completo derrochando simpatía y ganas de venir a pasarlo bien. Elizabeth Morris  se presentaba ‘desnuda’ con su ukelele para susurrarnos ‘Tallulah’, enmarcado dentro de su último LP. Tras ello, la banda al completo ocupaba sus lugares para empezar a desgranar su pop guitarrero, atacando  de nuevo su nuevo trabajo ‘Europe‘ , con ‘Neil Armstrong’. El single que da nombre a su segundo LP cayó de inmediato, haciéndose fuerte en la melodía que sustenta el tema y denotando que esa naturalidad pop es algo que llevan inherente.

‘Capricornia’ cumple todos los cometidos de single y pelotazo en directo, así fue, con subida de ritmo y gran trabajo vocal, pero hubo también tiempo para recuperar una balada de los Go-Betweens, así se marcaron una excelente versión del ‘Dive For Your Memory‘. O recuperaban su primer trabajo con todo un hit como es The Polaroid Song‘ . En definitiva poco más de media hora que volvió a traer a la capital el pop melódico y bien hecho , sin tonterías de adorno y con esa dulzura que te hace saltar a la pista con sonrisa de oreja a oreja.

The Wave Pictures llevan desde finales de los 90 dando guerra, y de la buena, con un ritmo que no decae y que deja un elevado número de temas entre Lp´s , Ep´s y rarezas año tras año. Este trío británico, cae bien de por sí, pinta de niños buenos, amables gamberros y excelentes profesionales, tienen ya una buena avalancha de seguidores por nuestra geografía, y así quedó demostrado una vez más en su cita madrileña.

La banda en directo es sinónimo de calidad, pop guitarrero, riffs apabullantes, letras buenérrimas y alternancia de voces en los temas entre guitarra y batería de las que dejan exhaustos a más de uno.  Comenzar la noche con ‘If You Leave It Alone’ ya es sinónimo de garantía, así fue, un tema de esos de disfrute en butaca con la impresionante voz de David llenando los rincones del Lara, que pronto tornarían hacia aires más tropicalistas, con tema nuevo , sonando a una mezcla entre Lords adoradores de Vampire Weekend , y su conpatriota Jack Peñate.

‘Eskimo Kiss’ de su último trabajo ‘Long Black Cars’ fue toda una master-class a la batería del señor Jonny Helm, golpeando sin compasión y poniendo la voz cantante como si nada, un reventón que puso los pelos de punta y que sirvió para encadenar uno de los diálogos entre banda y público, con la visita de Johny al Reina Sofía y su visionado del Guernica. Pero no sería ésta la única incursión en este trabajo, así ‘Give Me A Second Chance‘ fue otro de los momentos de la noche y también protagonizado por el carismático batería. Las connotaciones fronterizo-tropicales de su último trabajo se trasladaron al directo con ‘Seagulls‘ , de nuevo, brutal papel a las percusiones con cencerros incluidos , y de nuevo virtuosismo a las cuerdas de Tattersall que puede hacer unos solos de esos de mear y no echar gota, como diriamos vulgarmente con buena colaboración al bajo de Rozycki. Da gusto disfrutar de ese virtuosismo en todos los extremos, pues a ninguno puede echársele en falta que no de lo mejor de sí mismo instrumentalmente.

Bajar el ritmo a una balada como ‘Sleepy Eye’ con separación del micro incluida y gritando a viva voz eso de ‘ But perhaps that’s why / I like you the best’ resonando por el teatro, y acompañada con aplausos marcando el ritmo de la banda, momento gallina de piel.

Nuevos temas fueron intercalando, (ya estarán preparando otro nuevo trabajo y prometedor por lo escuchado) y llegaron a uno de los momentos álgidos con uno de los temas más coreados por el público ‘ I Love You Like A Madman’.


No se olvidaron de sus compañeros de bolo, así sacaron a la banda casi por completo  ( previamente Elizabeth lució palmito vocal con ‘I saw your hair between the trees’ ) a formar parte de una acelerada versión de ‘Cassius Clay’ , y una intimísima versión de «We will rise above the city like smoke» vestida por un bajo jazzístico impecable, y donde público y coro wave-darlin se fundieron en uno.  Unos segundos bises fueron necesarios, así la banda se volvío a juntar, ya sin el bajista de los Pictures, dando rienda a la vena más rock & roll con una impecable versión de Jonathan Richman, mientras reventaban el escenario a ritmo de ‘down and down and around’.

Otra noche de buen gusto con dos bandas de esas que harían estragos en festivales, porque no todo es la cantidad, sino la calidad, y de calidad ambas formaciones fueron más que sobrados.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico