latest

Crónica del concierto de Love of Lesbian. C.C.Miguel Delibes (Valladolid). Abril 2012

Podríamos titular esta crónica como ‘Love of Lesbian saldó con creces la cuenta pendiente con Valladolid’, pero nos quedaríamos cortos de los numerosos detalles y anécdotas que abrazaron a la velada. ¿Cómo sería su nuevo setlist? ¿Seguirían tan cachondos sobre el escenario como en la gira anterior? ¿Cómo sonarían sus nuevas canciones en directo? ¿Volvería a volar Santi Balmes sobre el público vallisoletano? Muchas incógnitas que tuvieron respuesta a lo largo del concierto. Así que vayamos por partes.

El Centro Cultural Miguel Delibes se convirtió en la noche del sábado, en un auténtico hervidero de fans lesbianos. Había ganas de verles… sobre todo aquí. Fue el ciclo de Conciertos de Valladolindie, quien pudo brindar esa posiblidad a las más de 1.200 personas que abarrotaron el auditorio. (Sí, 1200 personas en un concierto de música alternativa en Valladolid. Sold out y Olé). La sala sinfónica, lugar culto y celestial por donde han pasado las grandes orquestas nacionales e internacionales, fue ultrajada por unos locos lesbianos que inciendiaron a las masas con su pócima musical.  A parte del sonido, que no fue todo lo bueno que se esperaba, el único ‘pero’ que podría ponerse al concierto, fueron las butacas que copaban todos y cada uno de los sitios del patio central. Era raro ver a tanta gente sentada esperando un concierto de Love of lesbian. El problema  se esfumó en los treinta primeros segundos de concierto. En cuanto aparecieron sobre el escenario el sexteto catalán, las masas se levantaron y corrieron a ocupar de pie las primeras filas donde poder cantar, bailar y saltar agusto todas las canciones.

Ahi estaban ya. Se apagaron los nervios y se encendieron las ilusiones en las caras de la gente al verlos tocar otra vez. Comenzaron con ‘Nadie por las calles’ un nuevo tema de su próximo disco que verá la luz en el mes de mayo. Tras esta primera canción desconocida para el público, Santi Balmes agarró el micrófono para dirigirse al público vallisoletano. Había expectación por sus palabras y efectivamente, no defraudaron a nadie. “Somos Love of Lesbian y teníamos una cuenta pendiente en Valladolid, teníamos muchas ganas de volver”. Con esta frase, Santi cerraba el capítulo amargo que se vivió el año pasado cuando tras su caída fortuita tras lanzarse al público en su concierto del sábado, tuvieron que cancelar el concierto programado para la jornada del domingo. Aplauso unánime del público y el concierto seguía su curso normal. ‘El hombre invisible’ en mi opinión,  la canción mas movida y que aporta algo diferente de las tres canciones elegida por la banda como adelanto público del disco, fue la siguiente en ser interpretada. Para sorpresa del que les narra y sobretodo del propio grupo, gran parte del público ya se sabía de ‘pe a pa’ la letra de la canción… ¡En menos de una semana!.  ‘Seres únicos’, otra de las canciones adelanto del disco, siguió a su compañera  y fue la siguiente en salir. Tras las novedades de la moda primavera-verano, la banda comenzó a tirar de temas de sus anteriores trabajos. ‘Noches reversibles’, ‘Niña imantada’, ‘Domingo astromántico’, ‘Segundo asalto’, ‘Los colores de una sombra’ y ‘Música de ascensores’ sirvieron para dos cosas, para que el público reviviera cuando realizaba ‘Maniobras de escapismo'(2005) mientras contaba ‘Cuentos chinos para niños del Japón'(2007) durante el año ‘1999’ (2009) y para denotar que pase el tiempo que pase, estos chicos siguen en excelente forma.

Tras este regreso al pasado, volvieron a la carga con nuevos temas inéditos de su cuarto disco en castellano ‘La noche eterna.Los días no vividos’. ‘Wio’ y ‘Los días no vividos’ son dos canciones de sentimiento, lentas y muy intimistas como nos tienen acostumbrados, pero que puestas seguidas una de la otra en escena,  rompen la cadencia asecendente del concierto. ‘Saldremos de esta’ otra de las nuevas, contempla un poco más de ritmo, pero en mi opinión, es la más floja de todo el nuevo repertorio que trae la banda. LLegados a este punto, faltaba un toque especial y parece que los lesbianos lo intuyeron. Así, Santi Balmes convirtió el momento ‘Allí donde solíamos gritar’ en uno de los más mágicos de la noche. Tono suave, guitarra acústica y mucho sentimiento para poner los pelos como escarpias al público que los miraba sin pestañear.  ‘Las malas lenguas’ otro de los temas de éxito anteriores y ‘Belice’ un tema muy ‘eurovisivo’ con mucha electrónica de base, pusieron el colofón a esta fase del concierto.

Parón para coger fuerzas y vuelta al ruedo. En ese momento la sintonía entre público y grupo alcanzó un punto máximo cuando desde la banda, comenzaron a entonar un “Tirate de la moto… de la moto tirate…” que entre risas, fue respondido por su protagonista, Santi Balmes, con un ” Malditos seais, cabrones…” rompiendo así los resquicios  de hielo que aún pudieran quedar. Para sorpresa de todos, salieron Jordi y Santi solos al escenario. Tenía pinta de monólogo pero no lo fue. Fue algo más divertido y en sintonía con el grupo. Se marcaron un ‘Electoplasta’ estilo Rajoy donde repasaron la actualidad política nacional  sacando las carcajadas de todos los presentes. Estoy convencido que estos chicos como humoristas podrían ganarse la vida también.  Tras este impas, LOL volvió a la carga con toda su artillería pesada. Uno tras otro, fueron sacando los grandes éxitos de su carrera como ‘Incendios de nieve’, ‘John Boy’, ‘Me amo’, ‘Algunas plantas’ y ‘1999’ haciendo las delicias de todos.

En las postrimerías del concierto, Santi Balmes volvió a recordar el incidente del año pasado haciendo hincapié en que repetían el cierre de ese concierto dedicando  así, la canción ‘2009. Voy a romper las ventanas’ a todos aquellos que no pudieron asistir al concierto cancelado. Para terminar, de postre, los locos lesbianos nos regalaron la última canción de su nuevo disco. ‘Oniria’ es una canción pegadiza y de toque exquisito que gustó bastante al público.

Dos horas y cuarto después, Love of Lesbian se despedían felices del público de Valladolid. Habían cumplido y habían firmado las paces. De manera general, eché de menos sus disfraces, sus gracias sin sentido que tanto gustaban y ese desparpajo que les caracterizaba pero quizá, en esta nueva gira, hayan querido volverse más serios y dar una pequeña vuelta a su imagen. Lo iremos comprobando a lo largo de sus conciertos. A pesar de ello, Love of Lesbian en directo siguen siendo  cinematográficamente hablando, una película que toca todos los géneros, drama, comedia, acción y ciencia-ficción.  Sus nuevas canciones están ahí. Habrá a quien les guste más y a quien les guste menos pero lo que si dejaron claro estos chicos es que han vuelto con mas ganas que nunca y que van a seguir dando mucho de que hablar.

Buen concierto a pesar de las butacas, buen setlist a pesar del desconocimiento de las ocho nuevas canciones que cantaron, buena sintonía con el público a pesar del incidente del año pasado… creo que no se me olvida nada… ¡Ah si! Se tiró! Bueno, se arrimó y se dejó querer por los de las primeras filas… sin riesgos. A pesar de ello, él y su banda volaron muy alto en Valladolid.

Fotos: Juan Ignacio Sánchez (Flickr)

Un comentario sobre “Crónica del concierto de Love of Lesbian. C.C.Miguel Delibes (Valladolid). Abril 2012”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *