Crónica del concierto de The Royal Suite y The Right Ons. Sala Porta Caeli (Valladolid). Enero 2012

, , Leave a comment

Había ganas de este concierto en Valladolid, había ganas de rock, de soul, de garage, de los Right Ons y, como no, del esperadísimo regreso de nuestros querios The Royal Suite.

De piedra nos quedamos cuando, allá por el mes de Septiembre de 2010, «Los Royal» anunciaban su retirada de los escenarios pucelanos… una de las bandas más divertidas y con mayor potencia  en directo de la ciudad. Por suerte pudimos inmortalizarnos en Acordes Urbanos en una magnífica sesión acústica (aunque como realmente se disfrutan es en eléctrico). Y qué magnífica noticia fue cuando Álex Izquierdo, bajista del grupo, nos filtró en el Purple Weekend 2011 que «Los Royal volvemos a los escenarios… ¡y en castellano!»

¡Oh, sí nena! Los Royal han vuelto, con más mala leche, garage y rock que nunca, con toques guatequeros y con magíficas nuevas composiciones lideradas por la curiosa voz del carismático Manu Royal (ya lesgustaría a muchas bandas tener a ese pedazo de frontman) y nos lo demostraron abriendo la noche del 19 de Enero en Porta Caeli.

No tenemos ni idea de cuáles son los nombres de los trallazos que sonaron, pero lo que sí podemos decir es que suenan aún mas potentes y auténticos que antes y que las letras en castellano les vienen como anillo al dedo, sin duda una mejora. A destacar también el pinito de Álex a la voz cantando el mítico ‘Mi gran noche’ de Raphael que ya pudimos escuchar en el Fest-o-rama III con los Hitmakers.

Y a las 23.00h en punto se volvieron a apagar las luces de la sala. Como un sheriff sediento de justicia a la entrada de una ciudad sin ley, el quinteto proveniente de Madrid hizo su esperada aparición.  Era su primra vez sobre la fría y triste ciudad de las nieblas perpetuas y lo hacían para presentarnos su tercer álbum Get Out (Lovemonk 2011). Después de 5 años girando por toda España y parte del extranjero donde han tenido la posiblidad de acompañar a  grandes como Eli ‘Paperboy’ Reed por tierras estadounidenses  o coincidiendo en escenarios con Neil Young o Wilco, The Right Ons han decidido darle una vuelta a su música y explorar nuevos sonidos.  Volvieron a casa, cambiaron de sello discográfico, se metieron en los estudios Reno junto con Luca Petricca y fabricaron este tercer disco donde atisban por el retrovisor de su experiencia los sonidos mas Soul y Funk de sus anteriores trabajos para agarrarse al Rock garajero más vertiginoso, fresco y sensual que les ha hecho crear el álbum más rockero de su corta trayectoria discográfica con cortes precisos y llenos de vitalidad.

Pero volvamos al concierto, y es que la fuerza, las ganas  y la ilusión que rezuman Álvaro (cantante y guitarra), Rafa (guitarra),  Juan Roldo Utah (bajista), Martín (teclado y percusión) y Ramiro (bateria y cantante) se hacía patente en los cuatro primeros temas que cantan de seguido sin descanso alguno.  Fue al término de ‘Take it easy’ cuando Álvaro tomó la batuta y se presentó ante un ferviente público vallisoletano deseoso de una buena sesión de rock & roll.  Altas dosis de guitarra, una complicidad envidiable y los gritos y sudor del público hacían de la fría noche vallisoletana un auténtica olla a presión. Mientras todo eso sucedía, temas como ‘Long road’, ‘A subtle hint’ o ‘That’s New York‘ iban proyectándose desde las guitarras de estos chicos que sabían entrelazar como nadie sus temas de anteriores discos con los de su último trabajo. Así llegamos al ecuador del concierto donde sonaron los acordes de ‘There she goes’ seguidos de ‘Get Back’, dos auténticos temas redondos de Get Out.

Sin dejar que la tendencia alcanzada disminuyera, The Right Ons le imprimeron más chulería a la noche y a base de cuchillazos sonoros destrozaron las caderas de los fieles que se retorcían brazos arriba, al son de auténticos manjares  salidos de guitarras, voz y acompañamientos. ‘On the Radio’, ‘Purple Neon lights’, ‘I do what i do’, ‘Thanks’ y ‘Tell me ‘Bout the good times’ refrendaban la perfecta mezcla de diversión y canallismo que dio pie a la inmediata parada para tomarse un pequeño descanso ante la ola de aplausos de un público entregado que demandaba incesante la vuelta del grupo para finalizar la tarea con unos bises.

Y así fué. Retornaron al escenario, se enfundaron los instrumentos y tocaron sus tres últimos temas entre los que se encontraban ‘Walking on the river’ y ‘Come running‘ cerrando así una noche perfecta y sin apenas fisuras, aunque bien es cierto que en alguna ocasión tanto el bajo como la voz del batería Ramiro se desmadraron más de la cuenta dando pie a una distorsión subida de nivel.

En conclusión, una  estupenda noche de jueves con una sala Porta Caeli con más de un centenar de personas bailando y gritando donde se demostró que estos chicos saben aprovechar como nadie su desparpajo sobre las tablas y que dejó al público presente bastante satisfecho.

El sheriff había cumplido su promesa, guardó sus guitarras y emprendió un nuevo rumbo… la ciudad de las tinieblas dormía tranquila tras una gran dosis de Rock & Roll.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico