Crónica del concierto de Vetusta Morla (+ Eladio y los Seres Queridos + The Jackets) en Valladolid.- Junio 2012

A primera hora del día, la ciudad ya rezumaba por los cuatro costados un ambiente festivo, diferente… ya fuera por el fútbol, la música o simplemente porque era una jornada de sábado. Durante el día, las calles se llenaron de puro bullicio, reuniendo gente de tertulia en cualquier rincón de la ciudad hasta  momentos antes de las 21.00, hora prevista para el inicio del decisivo partido de fútbol que enfrentaba  al Real Valladolid contra el Alcorcón por el último puesto en la división de honor y muchos millones en juego. Pero ese no es el tema…

La verdad es que los chicos de Vetusta Morla, no se jugaban nada, simplemente venían a hacer lo que saben hacer, tocar su música y divertise haciéndolo y para ello ofrecieron todas las facilidades posibles para que el concierto no se viera afectado por el espectáculo futbolístico.  A media tarde, el equipo de Notedentegas mientras nos dirigíamos  al recinto del concierto  para grabar con Eladio y los Seres Queridos un vídeo para Acordes Urbanos, encontrábamos ya allí, fans haciendo cola para poder ser los primeros en agarrarse a la valla de la primera fila y tener más cerca a Pucho y los suyos. Pero no fue hasta las 22.00h cuando se dió el pistoletazo de salida a la noche musical de la ciudad. Y no hay mejor inicio que ver a uno de los grupos más representativos de la nueva generación de bandas independientes vallisoletanas subidos en el escenario para telonear a un grupo consagrado como Vetusta Morla.

Puntuales como un reloj, Eva, Paula, Guille, Pablo, Manu y Giovanni demostraron sobre el escenario la excelente calidad de la que gozan las bandas de nuestra ciudad. Un buen sonido de guitarras, acompañado al unísono por la sincronía de la batería y el teclado, erigiéndose entre ellos la voz rasgada de su cantante, hacían que The Jackets se sintieran muy cómodos en los tres cuartos de hora que estuvieron sobre el escenario. Repasaron su discografía con temas como ‘The Road’ o ‘The Turbulence’ del disco anterior Choices (2010). También tocaron temas como ‘Lights’, ‘Ave Fénix’, ‘Cats’ y ‘Swimming Slow’ de su reciente trabajo Landscapes (2012) y nos mostraron tres nuevos temas ‘The Pirate’, ‘All We Are’ y ‘Sam’ que causaron muy buena impresión al joven público que se encontraba abajo.  Temas tranquilos pero bien rodados y trabajados fueron la nota predominante que les hizo ganar el concurso que Estrella Galicia había preparado para poder telonear en Valladolid a Vetusta Morla en su gira Castellano-leonesa.

He de decir que el fútbol hizo mella en la entrada inicial del espectáculo, ya que mientras tocaron los dos primeros grupos se iba viendo como entraba la gente con cuenta gotas siendo  los momentos previos a que Vetusta Morla se subieran en el escenario y una vez acabado el partido, cuando más afluencia de gente hubo.

Tras The Jackets, les tocaba el turno a los teloneros habituales de los madrileños. Los vigueses Eladio y los Seres Queridos, se subieron al escenario, siendo sus primeras palabras ante el público, la felicitación para la ciudad por el ya consumado ascenso del equipo a primera división. Con un setlist basado en su disco Están ustedes unidos (2011), Eladio y los suyos consiguieron que la gente se fuera animando haciéndoles partícipes de  los coros de alguna de sus canciones. La terna de temas ‘Miss Europa’, ‘Con el corazón en la mano’ y ‘Están ustedes Unidos’ fueron los más coreados de entre el jovencísimo público, aunque no faltaron otros como ‘La Cruz’, ‘El tiempo futuro’, ‘España a las 8’ y su tema de despedida ‘Al Himalaya’ pertenecientes (junto con el anterior) a su anterior etapa con Elodio y los Seres queridos. Eladio  junto con su banda, ofrecieron lo mejor de sí con su música pop tranquila y armoniosa, solo alterada por alguna que otra base electrónica.

A medida que transcurría el tiempo, el día apagaba su luz y la noche quedaba a merced de un sexteto que hacía mucho tiempo que no regresaban a nuestra ciudad. Metidos ya en la medianoche y tres años y medio más tarde, Vetusta Morla volvían al mismo recinto, pero en distinto escenario.  En aquella ocasión era diciembre de 2008 y fue el auditorio de la feria de muestras quien albergó el concierto. Tras todo este tiempo y a pesar de la enorme repercusión que están provocando, puedo decir que siguen con la misma ilusión y ganas por la música. Además han ganado en otras virtudes. Su saber estar en el escenario es incuestionable y sus conciertos no dejan indiferente a nadie. Vetusta Morla es uno de los pocos grupos que en directo consigue la misma intensidad al principio y al final de cada concierto con dos estilos de canciones totalmente opuestas.  Para comenzar y para sorpresa de aquellos que se estrenan en este espectáculo, la banda entona ‘Los días raros’, uno de los temas más bonitos, más completos y con más tirón de su último  trabajo, Mapas (2011) yendo camino (si no lo es ya) de convertirse en uno de los himnos de la banda debido a un crescendo brutal que hace que te sumerjas de lleno y nada más empezar, en un vibrante universo sonoro que te acompañara durante las dos horas de concierto de estos chicos de la ‘vieja tortuga’.

Para continuar, temas como ‘Boca en la tierra’ hacían ya un evidente y magnificado Karaoke en el patio de la feria de muestras de Valladolid del que estoy convencido que no tuvo nada que envidiar al que tuvieron las miles de gargantas futboleras de unos metros mas arriba. Fue a la finalización del tercer tema cuando Pucho cogió el micrófono para dedicar unas palabras al público vallisoletano antes de continuar con su show,  convertido en delirio emocional al sonar los primeros acordes de ‘Copenhague’. ‘Un día en el mundo‘ acabó de sumergir al público en el horizonte melódico impuesto por su anterior disco, haciendo una pausa en él  con la canción ‘Escudo humano’, antes de la sangría de coros que se vivió con ‘Saharabbey road’. Como director de orquesta se erigió Pucho, moviendo de un lado a otro la fuerza de las gargantas ofreciendo así, una actuación entre público y artistas digna del premio al mejor momento de la noche. Un tiempo de relax con ‘Canción de vuelta’ antes de retomar la ola con ‘Autocrítica’ canción novedosa de su setlist con respecto a sus últimas actuaciones  seguida de ‘Rey Sol’.  Así llegamos a las postrimerías de la primera parada del concierto con la canción que da título a su último disco ‘Mapas’ y con el que para mí es el tema más animado del mismo a costa de su tremenda percusión, ‘El hombre del saco’. Canción con dedicatoria especial para todos aquellos políticos amantes del derroche y el egoismo puro, informando de la labor del ayuntamiento de Torrelodones gobernada por un grupo de vecinos que han ahorrado millones de euros al municipio madrileño en gastos absurdos. Descanso breve amenizado por los ya tradicionales estribillos de Saharabbey road que el público entonó y que sirvieron para incitar a la banda para salir de nuevo a escena y regalar los correpsondientes bises. Formato íntimo, Guillermo a la guitarra y Pucho a la voz. Resultado final, versión emocionalmente perfecta de ‘Iglús sin primavera’. Siguiente en el setlist, ‘Mi suerte’ y con esto, nos adentramos en la rampa de lanzamiento hacia el éxtasis final. ‘Lo que te hace grande’ sirvió para coger carrerilla, ‘Sálvese quien pueda’ sirvió para imprimirle velocidad y la impresionante ‘La cuadratura del círculo’ en su versión más rockera y con cantidad de efectos sonoros (teniendo entre ellos al 7º componente del grupo alias ‘el bidón’) sirvió para acabar de explotar la función en una orgía de sentimientos y emociones llevadas al extremo más desgarrador.

Y así dió fin el concierto de Vetusta Morla. No podemos ofreceros los datos oficiales del público asistente porque no nos han sido facilitados, pero  si que puedo asegurar que rondaría la cifra de más del millar de personas (si no me fallan las estimaciones). Buen clima, buen ambiente y buen recital de los tres grupos en un día en que Valladolid se teñia de blanquivioleta a costa del deporte rey.  Si me permitis la reflexión y a pesar de los esfuerzos de la organización de Valladolid vive la música para evitarlo mediante el retraso del concierto o haciendo descuento presentando el carnet de socio del equipo de fútbol, se notó una menor afluencia de la que hubiera existido sin el partido. En cualquier caso, Vetusta Morla siguen a lo suyo como siempre, ofreciendo auténticos recitales musicales porque si hay dos palabras que pueden definir al grupo, esas son  profesionalidad y constancia, demostrando así que forman un equipo que juega en  primera división.

Puedes ver más fotos en nuestra Galería Fotográfica

6 comentarios sobre “Crónica del concierto de Vetusta Morla (+ Eladio y los Seres Queridos + The Jackets) en Valladolid.- Junio 2012”

  1. Por favor, la ciudad no puede REZUMBAR..! Una revisión de estilo no le viene mal a esto…

  2. Sara, no pone “REZUMBAR”, pone “REZUMAR”, que viene a ser algo totalmente distinto y aplicable perfectamente a una ciudad.

  3. Mala crónica. Deberiais ser más imparciales, esta crónica parece sacada de un foro de fans.

  4. Muy buena crítica, bien documentada, evidentemente Javo vive y siente éste estilo de música desde un punto de vista favorable, no hay mucho problema en que no sea muy imparcial, se nota que disfruta, y así lo transmite a sus lectores, muy buen relato y que siga la música..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.