20 mayo 2024

Elastic BandCasi tres meses es lo que han tenido que esperar la gente de Barcelona para poder disfrutar del concierto de los Lori Meyers en la Sala Apolo. Tras la cancelación del concierto que se iba a dar el pasado 5 de noviembre del 2010, mucha gente se quedó con la miel en los labios. Ni que de decir tiene que la espera mereció la pena. Los Lori Meyers consiguieron dar un concierto que cumpliría las exigencias del fan más acerrimo.

Antes de ver a los Lori Meyers, había que entrar en calor, y de eso se encargaron los incombustibles Elastic Band. Empezaron, con casi 15 minutos de retraso, sin casi presentación y soltando sus sonidos exóticos con bases electrónicas. A destacar su gran interpretación de los temas My Right Time, Smokin & Trippin y la oscura Sunny Day. Una pena que el público no acompañase a la banda todo lo que se mereció, o por lo menos no hasta casi el final, justo cuando, tras unos 30 minutos de actuación, los Elastic Band abandonaron el escenario para dejar paso al plato fuerte de la noche. Personalmente me habría gustado haber disfrutado de la banda unos temas más, pero aún así, lo mejor estaba por llegar.

No nos vamos a andar con rodeos, los Lori Meyers dieron un concierto para recordar. Durante toda la primera parte del concierto, que viene a ser todo lo que tocaron hasta el primer bis, hicieron un repaso de los éxitos de toda su discografía. De su primer álbum, Viaje De Estudios, podríamos destacar Viaje De Estudios, Tokio Ya No Nos Quiere, por decir algunas. De su segundo álbum, Hostal Pimodal, tendríamos Hostal Pimodal o Dilema. En esta primera parte habría que destacar Luciérnagas y Mariposas, de Cronolánea, en la que tuvieron la ayuda de Julián y Santi, componentes de Love Of Lesbian. Ese fue un momento muy emotivo para ambas bandas que se correspondió con un público entregado.

Lori Meyers¿Pero que hay de los grandes éxitos de su último trabajo Cuando el Destino Nos Alcance? Si bien tocaron algunas de sus canciones, dejaron lo mejor para el primer bis de la noche. Pero de bis no tuvo nada. Casi fue otro concierto en sí mismo. En el tocaron los grandes éxitos de su ultimo disco, como “Mi Realidad“, y presentaron con el proyector de la sala el videoclip del tema ¿A-ha Han Vuelto?. Otro golpe de efecto que hizo que el público se entregase aún más.

Una cosa está clara, les gusta apurar hasta el final, y no fue hasta el segundo bis, y para terminar la noche, que no tocaron Alta Fidelidad. Lo hicieron con una interpretación compeltamente personal y en la que el público fue el gran protagonista. Un gran punto final para un concierto de casi 2 horas que se tradujo en una noche memorable.