21 junio 2024

En el año 2004, el peculiar director cántabro Nacho Vigalondo (“Los cronocrímenes“, 2007) se hizo un pequeño hueco en la historia del cine español y en el selecto club patrio de nominados a los premios Oscar gracias a su primer cortometraje, un musical para nada al uso.

7:35 de la mañana“, rodado en 2003, cuenta la historia de una mujer (Marta Belenguer) que se ve sorprendida por la extraña actitud de los clientes y personal de su bar habitual donde todas las mañanas se toma su primer café del día.

El corto está protagonizado también por el propio Vigalondo, director de la edición 08/09 del notodofilmfest, y cuenta con la colaboración de algunos otros jóvenes cineastas españoles del momento, como Eugenio Mira (“The birthday“, 2004) o Borja Cobeaga (quién también recibiría una nominación a los premios de la academia norteamericana posteriormente).

httpvh://es.youtube.com/watch?v=5QTx-LBaMIw