8 febrero 2023

klaus-kinski-sala-heineken-foto-1Lleno completo en la Heineken para la banda que toma su nombre del controvertido actor alemán y está a punto de lanzar de su segundo trabajo ahora en marzo: ‘Tierra, trágalos’ del que nos presento alguna de sus canciones en un concierto gratuito, dentro de la campaña ‘Sal un jueves al mes’, que como todo lo gratis (consumición minima obligada) tuvo sus inconvenientes: abarrotamiento vete tu a saber si por la banda o no, a ver si la pareja de mi izquierda baja un poco el tono y puedo entender algo, espera que me muevo un poco a la derecha mientras te piso, aqui no que me pilla una columna de por medio,… total que hasta que los espabiladillos de turno se calmaron o se decidieron a ir no pudimos entrar en el concierto, aunque casi mejor porque comenzo un poco flojucho de sonido y fue hacia arriba progresivamente.

‘Lo que no cura mata’ abrió el concierto de forma lenta y delicada para ir subiendo intensidades con las guitarras ruidosas de pedales y ligeras bases electronicas de cuando en cuando (una pena que no incorporasen bateria en directo para darle más frescura) aunque es dificil referirnos al sonido del grupo con solo unos adjetivos ya que pasan del bolero al noise con extrema facilidad.

Los nuevos temas, hasta cuatro, se fueron repartiendo a lo largo del concierto, entre los que destacaron ‘Ya estaba así cuando llegué’, un tema oscuro que va creciendo hasta que sorprende con una guitarra intensamente pesada, tirando de hard rock, y ‘Eres un sinvergüenza’ que sigue la linea más electropop que les hemos visto.

klaus-kinski-sala-heineken-5Mientras tanto Marina, como una parte más de la idiosincracia de la banda y sus letras entre lo absurdo, lo personal, serio y cercano, aprovechó cada parón para improvisar sus habituales bromas entre las que se vengó un poco de aquel usuario de facebook que la ha llamado gorda y fea contraviniendo con que le ha espiado en last.fm y no es para tanto como apoyando a Ariadna (cantante de los Punsetes) a que no baile si no quiere a pesar de lo que la critiquen o instando a la gente a gastarse todo su dinero en vino y drogas porque en el fondo nos vamos a morir todos, genial.

Musicalmente la parte final fue una delicia para el fan y un lujo para el oyente casual puesto que conglomeró las canciones más singles de su disco empezando por ‘Rocanrolear’ más o menos a la mitad de la actuación y siguiendo por ‘Crucifixión la solución’, una genial ‘Nunca estás a la altura’, el bolero harcore que es ‘Mengele y el amor’ y la imprescindible ‘Flashback al revés’.

Para el bis nos dieron la sorpresa de versionar la mítica canción noventera ‘Ritmo de la noche’ que les quedo elegante, oscura con la linea de bajo muy marcada y ritmica para poder bailotear y los elementos de sintetizador que la hacian parecer salida del mismisimo ‘Power corruption & lies’ en uno de los momentos más destacados de la velada de un grupo sensacional.

+ no te pierdas la galería fotográfica de este concierto de klaus & kinski

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies