Archivo de la etiqueta: Klaus & Kinski

Canciones para Pomelo #4: Hit the Road, Po

#4
Como es bien sabido por los numerosos seguidores de esta sección, Pomelo escucha los discos que le grabo mientras conduce -¿verdad que sí?- de su casa a su trabajo y viceversa. Así que un Canciones para Pomelo dedicado al universo de la conducción era algo obligatorio.

1. Stereo Total – Tu peux conduire ma bagnole
Stereo Total es uno de los grupos más políglotas que existe. En esta ocasión, hacen una versión en francés del éxito de los Beatles, rebautizado por ellos como ‘Tu peux conduire ma bagnole’.

2. Christina y Los Subterráneos – Voy en un coche
Una canción pop perfecta de la que Christina Rosenvinge no se ha olvidado y que a día de hoy parece que sigue recuperando en directo.

3. She & Him – Ridin’ in my Car
Ya he comentado en anteriores entregas que Pomelo es fan de She & him, algo muy comprensible teniendo en cuenta las canciones tan bonitas que hacen, como es el caso de esta ‘Ridin’ in my Car’, de grandiosa melodía.

4. Benjamin Biolay – Dans la Merco Benz
En Notedetengas deberíamos entonar el mea culpa por hablar tan poco de Benjamin Biolay, uno de los mejores cantautores franceses de la actualidad. ‘Dans la Merco Benz’ viene muy a cuento por su referencia a esa marca de automóviles y sirve también como muestra de las buenas canciones que compone.

5. Vive la fête – BM Double V
De los flamencos Vive la fête hemos hablado más que de Benjamin Biolay, menos mal. Como éste, también tienen una canción en francés dedicada a una marca de coches.

6. The Magnetic Fields – Drive on, Driver
Los Magnetic Fields son mi grupo favorito del mundo. Uno de los temas más recurrentes en sus letras son los trenes, pero también tienen alguna canción dedicada a los coches, como esta ‘Drive on, Driver’, de su estupendo disco homenaje a The Jesus and Mary Chain, ‘Distortion‘.

7. The Magnetic Fields – In my Car
En realidad pretendo que poco a poco los Magnetic Fields vayan ganando terreno en los discos para Pomelo hasta que llegue un momento en que solamente haya canciones suyas. ‘In My Car’ es una de mis canciones preferidas de ‘Holiday’, el disco con la mejor portada de la historia de la música. Bueno, en realidad es una portada alternativa –la oficial es ésta-, pero ¿no os quedaríais a vivir en ella?

8. The Magnetic Fields – The Luckiest Guy on the Lower East Side
Cierro esta triada de los Magnetic Fields con su mejor canción sobre el mundo de la automoción, ‘The Luckiest Guy on the Lower East Side’, de ese espectacular triple álbum que es ‘69 Love Songs‘. “Pero yo soy el tipo más guay del Lower East Side, porque tengo coche y tú quieres que vayamos por ahí (pronunciado coloquialmente “poráy” para respetar la rima)” es la traducción del estribillo que hizo la Editoral Contra en su libro dedicado a los Magnetic Fields, imprescindible para fans de Stephin Merritt.

9. Ray Charles – Hit the Road Jack
Esta archiconocida canción de Ray Charles es la que da título a este disco.

10. Los Planetas – De viaje
Una de las letras más bonitas de los Planetas. La canción, además, fue versionada por dos de mis grupos españoles favoritos: Fangoria y Astrud.

11. Jens Lekman – Black Cab
Jens Lekman es el artista favorito del cantante de los Rusos Blancos -Pomelo y yo somos muy fans de su blog, por cierto- y hay que alabarle el gusto por ello. ‘Black Cab’ es una canción preciosa sobre estropearles la noche de fiesta a tus amigos, perder el último tren, montarte en un taxi y pedirle al conductor que se calle y suba el volumen de la música.

12. AC/DC – Highway to Hell
Una elección muy obvia.

13. The Primitives – Crash
Esta canción tan redonda de los Primitives sobre un accidente ha sido versionada por grupos tan dispares como El canto del loco -cuya adaptación al castellano nos dejó versos del tipo “ahora vas a ser lo más/ podrás contar a tós la piña que nos diste”- o Belle and Sebastian.

14. Los Punsetes – Accidentes
Los Punsetes son uno de los grupos más especiales y más guays que tenemos en España. ‘Accidentes’ no es su mejor canción pero sí la que viene al caso.

15. Saint Etienne – Burnt out Car 
Me hacía ilusión hacer una trilogía con ‘Crash’, ‘Accidentes’ y ‘Burnt out Car’, al estilo de la trilogía de Astrud formada porEl miedo que tengo‘, ‘Paliza‘ y ‘Minusvalía. ‘Burnt out Car’ es una de las mejores canciones de Saint Etienne y ya os contamos lo bien que suena en directo, como se puede comprobar en este vídeo.

16. Chico y chica – La Rotonde
Cualquier excusa es buena para recordar a Chico y chica, incluido este interludio titulado ‘La Rotonde’. Una pena que no la tocaran la vez que Pomelo y yo les vimos en el Ocho y medio.

17. Steve Waring – Ma vieille bagnole
Una canción infantil con ruiditos que sabía que iba a gustar a Pomelo.

18. The Killers – Joy Ride
Pese a su puntito horteraese saxofón!- ‘Joy Ride’ está muy bien. Además, pensándolo bien, todas las canciones de los Killers son un poco horteras. A todo esto, ¿al final somos humanos o bailarín?

19. Rihanna – Shut Up and Drive
En los últimos años, Rihanna ha protagonizado una sucesión de números uno -en Estados Unidos ya ha superado a Madonna, está empatada con Michael Jackson y sólo la ganan Mariah Carey y los Beatles- bastante brutal. ‘Shut Up and Drive’ no llegó a alcanzar esta posición en América, aunque en España sí sonó bastante en su momento, algo después de la fea ‘Umbrella’.

20. Klaus & Kinski – Autovía de Albacete
‘Autovía de Albacete’ tiene una letra impresionante, con una estrofa final (“y es bien cierto que a tu lado yo me querría estrellar/ pon la cinta otra vez, impacto de felicidad”) que pone los pelos de punta.

21. Loquillo y los Trogloditas – Quiero un camión
Para no gustarme Loquillo ya es la segunda vez que pongo una canción suya. ‘Quiero un camión’ viene al pelo para seguir hablando de camiones y porque aparece Alaska, lo que me permite cumplir mi promesa de que la iba a meter en todos los CDs.

22. Desireless – Voyage voyage
Otra canción en francés. Mucho mejor la original que la espantosa versión de la infumable Kate Ryan.

23. Roxette – Sleeping in my Car
Roxette, como buenos suecos, molan mucho. Tienen una canción titulada ‘Joy Ride‘, como la de los Killers, pero es mucho mejor esta ‘Sleeping in my Car’, uno de sus temas más conocidos.

24.The Beatles – Drive My Car
Los viajes de Pomelo al volante son de ida y vuelta, lo que quiere decir que empiezan y acaban en el mismo sitio, como este disco, que termina con la misma canción con la que empezó. En este caso, con la versión original de los Beatles.

Lo que piensa Pomelo: Le entraron ganas de no parar al llegar a su destino y seguir conduciendo como una puta loca.

Si tú también quieres ser como Pomelo, puedes escuchar la playlist entera en Spotify.

Haz clic aquí para leer la anterior entrega de Canciones para Pomelo.

Jabalina celebra su 20º aniversario con Parade y Bassmati & Vidaur


jabalina20

El 26 de abril tendrá lugar en la Sala Sol la fiesta de cumpleaños del sello Jabalina, que entra en la veintena con una larga trayectoria a sus espaldas. Siempre con el pop español por bandera, por ellos han pasado artistas de la talla de Polar, Dar Ful Ful, AMA, Apenino, Klaus&Kinski, Nadadora, Pumuky o Parade. Pero su catálogo incluye muchos más nombres. Desde 1993 han tenido tiempo de darnos un montón de alegrías, como esa maravillosa colección de discos que son las Dedicatessen, cuyo último lanzamiento fue a finales del año pasado de la mano de Llum y Wild Honey.

Esta fiesta de aniversario contará con dos artistas en plena actualidad, Parade y Bassmati & Vidaur. Los primeros, liderados por Antonio Galvañ, son un clásico de la casa. Su séptimo disco, Amor y Ruido, sigue reforzando esa personalidad de soñador y amante de la ciencia ficción que rezuman sus letras y melodías, claramente influenciadas por el clasicismo de los años sesenta y setenta. Entre las referencias que podemos encontrar en sus letras, Wes Anderson, Bram Stoker o Philip K. Dick. Parade también estará presentando su disco el 22 de marzo en Valencia, ciudad donde grabó parte de este disco. La cita en este caso 99801_description_jabalinatendrá lugar en La Llimera (Pérez Escrich, 23) en horario de tarde, a las 20.00.

Junto al murciano veterano, podremos ver al último fichaje de la discográfica, los donostiarras Bassmati & Vidaur, que vendrán a presentarnos su Melodías Concertantes, un conjunto de 7 canciones al que precedió el single Luces y cruces. Bassmatti & Vidaur se conocieron hace ya 20 años en Donut, grupo que formaron con Iban (Lisabo). Han coincidido en varias bandas, como en AMA, también dentro de Jabalina. Y tras editar su primer disco, Apropósito, en Birra & Perdiz, ficharon por esta discográfica. Entre sus influencias, el pop británico más puro como Belle & Sebastian o The Pastels, a los que tuvieron la oportunidad de telonear en su última gira por España. Tras dos años de grabación, Melodías concertantes acaba de ver la luz, y el día 26 de abril podemos ver qué tal sonarán en directo.

Para rematar la faena, Marina de Klaus&Kinski pondrá la música a los platos al terminar los conciertos y todos los asistentes tendrán un recopilatorio de Jabalina a la entrada.

 

Parade en Valencia

La Llimera (C/Perez Escrich, 13)

Sábado 22 de marzo – 20.00h

Fiesta 20º Aniversario Jabalina en Madrid

Parade + Bassmatti & Vidaur + Marina Te lo Pincha a los platos

Sala El Sol (C/Jardines, 3)

Sábado 26 de abril – 22:00

Entradas en Ticketea

 

 

 

Fiesta Jabalina en Sala Siroco (Madrid) con Parade , Doble Pletina y Marina (Klaus & Kinski dj set) el 3 de enero.


parade_amoryruido¿Qué mejor manera de afrontar el nuevo año que con un conciertillo elegante en la Sala Siroco? Eso es lo que habrán pensado desde Jabalina (que celebra este año su 20 aniversario) organizando una fiesta de año nuevo donde podremos disfrutar de un doblete excepcional , por un lado Parade presentará en la capital su nuevo álbum “Amor y Ruido” y por otro lado Doble Pletina seguirán defendiendo “De Lo Concreto a Lo General“.

Pero además Marina de Klaus & Kinski amenizará la velada en la zona Lounge.

Lugar: Sala Siroco (C/ San Dimas, 3)
Apertura de puertas: 21:30
Entrada: 8 euros (anticipada en Ticketea) / 10 euros (en taquilla) 
Puedes comprar tu entrada en el siguiente enlace:
https://www.ticketea.com/parade-siroco-madrid/

Doble Pletina / De lo concreto a lo general

deloconcretoalogeneral
Antes de que ‘De lo concreto a lo general‘ viera la luz, a sus autores, los barceloneses Doble Pletina, ya los conocíamos por los diferentes singles que estos últimos años han venido editando: el destacado ‘Música para cerrar las discotecas’; ‘Cruzo los dedos/ Artista revelación’ y ‘Doble Pletina contra los amores perdidos’, ya en Jabalina, sello con el que han publicado, por fin, su primer largo. En todos ellos, el quinteto hacía gala de, por un lado, unas letras sobresalientes, recordando en muchos momentos a las mejores paranoias filosóficas de -¿los extintos?- Astrud -‘Eso hacíamos’ o ‘Es innegable’ bien podían haber estado firmadas por Manolo Martínez- y, por otro, de un gusto por las melodías y la producción del indie-pop español de toda la vida, ése que practicaron desde La Buena Vida hasta Le Mans, pasando por Niza, Nosoträsh o -¡oh, sí!- Family.

Tanto es así que en ‘Hacer algo’ uno no sabe muy bien si está escuchando a Doble Pletina o si, de hecho, Family se han reunido veinte años después -¿de verdad que Marc no es Javier Aramburu?-, una confusión que prácticamente se circunscribe a esta canción y que, en tales circunstancias, es lo mejor que le puede pasar a cualquier grupo que cante en español. ‘Hacer algo’ es, con diferencia, la mejor canción del álbum, la mejor canción del grupo y una de las mejores canciones del pop nacional de los últimos años: un delicadísimo soliloquio sobre las ganas de pertenecer a una corriente artística, las dudas sobre si verdaderamente se tiene algo que aportar y las vacilaciones acerca de por dónde empezar. La otra gran canción del álbum es ‘Terco’, ese tema que parece compuesto pensando en Lydia Lozano. Elegida como primer single, es efectivamente mucho mejor canción que algunas de las que le siguen en el tracklist, como puede ser el caso de la amenazante ‘Te guste o no’ o la excesivamente cursi ‘Error de cálculo’.

Todas las referencias citadas al principio están lejos de ser ninguna boutade. Además de Family, a los que también recuerdan en la inspirada ‘Tierras sin reclamar’, ellos mismos reconocen que ‘¿Puede callarse todo el mundo?’ es muy Le Mans. La nostálgica -por la letra- y divertida -por el título- ‘Parque jurásico’ nos lleva a acordarnos -por la producción- de Nosoträsh, mientras que los Niza más pop y menos bossanova, los Niza de, por ejemplo, ‘Parasol’ -donde hablaban de una cita y un jersey, como hacen ahora Doble Pletina en ‘Rendez-vous’, tema en el que participa Marina de Klaus & Kinski-, también nos vienen a la memoria al escuchar el álbum.

El principal escollo a sortear por el grupo parece, por tanto, no acabar sonando más a otros grupos que a sí mismos. En esta ocasión, lo han logrado gracias a un par de pistas al final del álbum (‘Igual o mayor que’, ‘Dimes y diretes’) en las que hablan sobre la relación entre la situación personal de cada uno y la situación de inestabilidad social que vivimos actualmente. De ahí lo de “de lo concreto a lo general” y de ahí que sea un acierto titular el disco con una frase sacada de estas canciones, que es donde consiguen no recordar a otras bandas, reflejando realidades con las que muchas veces es imposible no sentirse identificado (“Le han dicho a una de la facultad/ que ha encontrado trabajo, que no le va mal/ Ya quisiera ella, pobre, qué ilusa/ Tal y como está el patio, ella qué va a encontrar”). Cierran el álbum con ‘Ya es tarde’, donde vuelven a darle vueltas a la idea de ‘Hacer algo’, preguntándose si todavía están a tiempo de tocar en un grupo de pop. Sólo por habernos hecho acordarnos de tantos otros grupos y por haber recogido su testigo, dando continuidad a una corriente brillante -finalmente han logrado pertenecer a una-, nuestra respuesta es contundente: nunca es tarde para Doble Pletina. 7/10.

Mejores canciones nacionales de 2012

20. El palacio de Linares – Himalaya
Como que no quiere la cosa, El Palacio de Linares se cuela entre nuestro top con ese alegre single que es ‘Himalaya’ de su primer EP. No sabemos si es por lo naive de la letra, o por las rimas tan divertidas o por qué pero realmente es una canción que se pega desde que Ángel Román comienza la primera estrofa. Escuchen.

19. Triángulo de amor bizarro – Ellas se burlaron de mi magia
‘Ellas se burlaron de mi magia’, el tema resultado de la colaboración del trío gallego Triángulo de amor bizarro con Sonic Boom, es todo lo que quisimos habernos encontrado a partir del tercer corte en su último disco, ‘Año santo‘, y no hicimos: un impacientísimo tema -y no solo por la letra, con ese “no quiero esperar” repetido una y otra vez- que no puede resumir mejor la esencia del grupo. 

18. Klaus & Kinski – Poderoso caballero
El tercer álbum del dúo murciano Klaus & Kinski, ‘Herreros y fatigas‘, no nos ha gustado tanto como lo hicieron los dos anteriores, lo que no quiere decir que no haya en él canciones que sí nos han gustado tanto como lo hicieron las de los dos álbumes anteriores. El mejor ejemplo es ‘Poderoso caballero’, una suerte de lamento anticapitalista muy acorde con la portada del disco. Con una melodía logradísima y una letra, para no variar, un tanto críptica, contiene uno de sus mejores finales de canción: “Un ajuste estructural irremediable, tan miserable/ intolerable para tu mezquindad”.

17. Arizona Baby – If I Could
Doblete para los barbudos, sí, pero es que el EP que lanzaron a finales de año no deja títere con cabeza. ‘If I Could’ es una joyita que en momentos nos recuerda a Jim Morrisson, otras a Ennio Morricone… un tema desértico con ritmos chamánicos (de reggetón decían algunos) que nos invitan a bailar cual posesos alrededor de la hoguera y seguir al rey lagarto.

16. Musselman – Narrow Path
Y diréis… ¿de dónde ha salido este grupo que no está en ninguna de las listas de otros medios? Pues no lo sabemos cais ni nosotros… pero un día nos escribieron a Acordes Urbanos y alucinamos con su sonido acústico… Suenan a una mezcla de Bon Iver + Arizona Baby + Jethro Tull con un toque de elegancia jazzy, y, por supuesto, toques americanos, que no deja a nadie indiferente. Especialmente la canción que destacamos es una auténtica delicia que no deja de sonar en nuestros reproductores. Sin duda un fabuloso trabajo de presentación y, seguro, uno de los grupos a tener en cuenta este 2013.

15. Beach Beach – Easier
Es complicado quedarse con una sóla canción del ‘Tasteless Peace’ de Beach Beach. Canciones que duran lo que un cigarro, ritmos garajeros, melodías pop y actitud más punk. ‘Easier’ combina todos esos elementos con punteos asincopados y un repetitivo in crescendo final tan usado como efectivo. Si no mueves el pie con ésto, definitivamente, no tienes sangre.

14. Chico y chica – Tú qué sabes
‘Tú qué sabes’ ha sido la gran protagonista del comeback de Chico y chica este 2012 con su álbum ‘Los estudiosos‘. Se trata de una buenísima canción-reproche con un “trasfondo electrónico que no se lo salta un galgo”; una letra que “admite varios contextos: el amoroso, el profesional, el familiar, el económico y el parlamentario“, plagada de frases para repetir en el día a día (“¿Tú qué andas parrapleando?”, “Cara de guisante tú, voz de pito tendrás tú”) y un videoclip en el que “la trama sucede alrededor de una estructura arquitectónica que funciona como metáfora del gran cascarón de orgullo con el que se pasean los airados protagonistas”. En una palabra: imprescindible.

13. Luis Brea – “Baso” es con “v”
Una de esas canciones para estados lacrimosos. Una auténtica historia real del día a día hecha canción que nos toca con un afilado cuchillo lo mas profundo de nuestro corazón. Esta es una de las joyas que encierra ‘Hipotenusa’, el primer largo de este madrileño. La cadencia musical ya la hace diferente pero sin duda es su ácida letra la que la hace impregna de un halo especial.

12. Corzo – Comeback
Para quien no los conozca, Corzo es uno de los grupos que recientemente ha salido de la escena vallisoletana que, seguro, dará mucho que hablar en 2013. Liderado por Ángel Román, han grabado un fabuloso primer trabajo del cual queremos destacar el tema ‘Comeback’ con el que se cierra su trabajo. Una fabulosa pieza que comienza tranquila y acústica y finaliza en un torrente de electricidad. Una delicia.

11. Fira Fem – Cine azteca
Conviene decir que el de Fira Fem es, sin duda, uno de los debuts más refrescantes del año. Una mezcla de sonidos que se digieren igual bien en la pista de baile como entre cuatro paredes claustrofóbicas en una tarde de resaca. ‘Cine Azteca’ es el reflejo más acertado. Una melodía pegadiza, sintetizadores espaciales y montones de reverb. Difícil que nos quitemos de la cabeza semejante cosa.

10. Espanto – Rock’n Roll
El sello Austrohúngaro nos ha dado grandes cosas este 2012 y, además de las canciones de Hidrogenesse y Chico y chica, a finales de año veía la luz el disco de Espanto, titulado ‘Rock’n Roll’, al igual que su mejor canción. ‘Rock’n Roll’, co-producida por Carlos y Genís, está “basada en los tres acordes del rock” y tiene entidad propia suficiente, con su acumulación de “ritmos contundentes, riffs monolíticos y e-bows, muros de guitarras, coros camp setenteros, un guiño a los Stones, arpegiadores disco al estilo Moroder y un bajo frío y sintético” para ganarse un puesto en nuestra lista de mejores canciones nacionales del año.

9. Arizona Baby – Rock’N’Roll Messiah
Arizona son ya un clásico en nuestros tops, y este año no iba a ser menos. Se han sacado de la manga un fabuloso EP y uno de sus temas, ‘Rock’N’Roll Messiah’, es el que más nos ha encandilado, desértico, fresco, viejuno… El sonido de siempre de Arizona aderezado con la voz chamánica de Javier Vielba hacen que sea una gozada.

8. The New Raemon – Risas enlatadas
Uno de nuestros catalanes favoritos que no falta a la cita anual a la hora de sacar nuevos trabajos. En esta ocasión, dentro de ‘Tinieblas, por fin’ nos encontramos con este profundo tema que rompe en nuestro interior al llegar a su colérico estribillo. Una auténtica montaña rusa de emociones y de sonidos que pone de manifiesto el impresionante registro vocal que tiene Ramón y que, como nos tiene acostumbrados,  habla del lado mas oscuro de las relaciones con sus tiras y afloja,  incógnitas y  rendiciones.

7. John Talabot – Oro y sangre
Una puerta que se abre chirriando lúgubremente. Un grito. Ese grito que suena al tiempo que empieza la base es toda una seña de identidad para un tema que engorda con cada capa que Talabot suma al tema una y otra vez, que quita y pone continuamente. El resultado en conjunto es una bola de proporciones extraordinarias compuesta por oscuros y melódicos sintetizadores, percusiones y una base potente y cortante que es de lo mejorcito que he escuchado en mucho tiempo.

6. Hidrogenesse – Historia del mundo contada por las máquinas
Este año, Hidrogenesse nos han divertido y nos han hecho bailar con muchas de las canciones de su álbum ‘Un dígito binario dudoso‘. Tal es el caso de ‘Enigma’ o la c.e.c. ‘Captcha cha-cha‘. Sin embargo, lo mejor del álbum es su última pista, ‘Historia del mundo contada por las máquinas’, que es, como su nombre indica, la historia del mundo, contada por los ordenadores, hecha canción. Y vaya canción. No podemos imaginar mejor forma de cerrar un álbum homenaje a Alan Turing -ese científico inglés que fue condenado por sostener que las máquinas podían pensar- que con un tema que resume lo que ha sido el mundo desde la Revolución Industrial hasta hoy desde el punto de vista, precisamente, de las máquinas. “Un mundo fuera de control necesitará un ordenador” es a la vez el estribillo y el leitmotiv de la canción: una frase emocionante para una canción emocionante.

5. Corizonas – I’m Alive
¿Quien es capaz de quedarse quieto al oir este pedazo de temazo? Vale, no es originario de los Corizonas (canción original de Tommy James & The Shondells), pero… no me digéis que no lo ejecutan a la perfección. Por cierto, ¿lo habéis podido disfrutar en directo? Fuerza, gritos, éxtasis, bailes, cerveza, sudor y una satisfacción y regustillo enorme de poder haberla vivido… porque sí, ¡estamos vivos! Y estos temas son los que nos lo recuerdan. Una auténtica delicia a cargo de los Corizonas.

4. TUYA – Hands of Wasted Men
El álbum debut de TUYA es, sin duda, uno de los que no pueden faltar en las listas nacionales de 2012. ‘Hands of Wasted Men’ fue su primer adelanto y resultó tener todos los ingredientes para convertirse en un verdadero hit. Entró como una bala y decidió quedarse para convertirse, también, en una de las mejores canciones nacionales de 2012. No podemos dejar de escucharla.

3. Toundra – Ara Caeli
Toundra abre su III con una perla post-rockera que recoge y define a la perfección las características que los madrileños explotan en sus composiciones: perfecto equilibrio entre intensidad y calma (algo de lo que no todos los grupos de post-rock pueden presumir), multitud de solos guitarreros, giros inesperados y, como no, una técnica que se nota pulida durante años. El post-rock habitualmente se hace repetitivo, pero Toundra lo moldea a su antojo para crear joyas como Ari Caeli.

2. John Talabot ft. Pional – Destiny
Siempre he defendido que John Talabot crece a pasos agigantados cuando es acompañado por el madrileño Pional a las voces. Su matrimonio beneficia a los dos y ‘Destiny’ es el mayor ejemplo. Una base funk, teclados atmosféricos, los coros en falsete y esa voz que nos martillea con aquello de “It’s destiny”. Podríamos estar bailándolo toda la noche.

1. Los punsetes – Tráfico de órganos de iglesia
Si hace un par de años me dicen que Los Punsetes harían una canción tan descomunal como ésta, no habría dado un duro por ello. Sí es verdad que los madrileños ya habían dado muestras de un enorme talento compositivo en ‘Maricas’ o ‘Tus Amigos’, pero ‘Tráfico de órganos de iglesia’ es el paso definitivo hacia el pop acelerado sin perder nada de su esencia lírica y melódica.

Escucha la lista en Spotify.

Cartel Contempopranea 2012

El festival extremeño Contempopránea ya tiene al completo el cartel de su 17 edición. Viejos conocidos y jóvenes apuestas compartirán escenario a lo largo de los tres días que dura el festival, del 19 al 21 de julio, en Alburquerque (Badajoz), podremos ver a todos estos artistas: Seguir leyendo Cartel Contempopranea 2012

Klaus & Kinski / Herreros y fatigas


Aunque es un caso de laboratorio que el tercer álbum de un grupo sea el de su consolidación y, a la vez, el que rompa con buena parte de lo que se ha venido afirmado sobre su música, eso es justo lo que ocurre con este ‘Herreros y fatigas’, el nuevo LP del dúo murciano Klaus & Kinski. Quien, a partir de ahora, diga que la falta de estilo o la mezcla de distintos estilos es la esencia del grupo -como hicimos nosotros al hablar de su anterior disco, ‘Tierra, trágalos‘- estará mintiendo miserablemente. Y no es porque Klaus & Kinski hayan renunciado a ese eclecticismo que tan buenas críticas les ha granjeado, pero sí lo ha reducido de forma considerable -lejos quedan esos comienzos de álbum saltando del noise al folk y del folk al pasodoble- y, sorpresa, resulta que su estilo sigue siendo inconfundible.

En el fondo, no es algo que debiera extrañarnos cuando nos encontramos ante un grupo con la personalidad de Klaus & Kinski, que se sigue desarrollando a lo largo y ancho de estas nuevas canciones -en las que nos vuelven a hablar de enfermedades, de muerte, de suicidio, de religión…-, bien aderezadas con ese regusto decimonónico típico de sus composiciones que, sin embargo, esta vez no se ve reflejado en la portada del álbum, de inspiración soviética y que puede tener que ver con temas como el fantástico ‘Poderoso caballero’.

A lo anterior hay que sumarle, por un lado, todo el universo costumbrista que aportan sus canciones más “castizas”, presentes por partida triple en este LP (la preciosa ‘In The Goethe’, ‘Sacrificio’, y ‘Soneto’) y que vienen a sumarse a anteriores composiciones como ‘El rey del mambo y la reina de Saba’ o ‘Mengele y el amor’. Por otro, los nuevos estilos y temáticas que Klaus & Kinski están siempre dispuestos a explorar contribuyen, por descontado, a enriquecer todos sus álbumes, si bien en este caso las canciones más excéntricas (‘Cumbres profundas’, ‘Relatividad general’) no aportan tanto como lo hacían sus equivalentes en los dos anteriores discos.

La parte negativa de todo esto es que ‘Herreros y fatigas’ nos permite también darnos cuenta de algunos hábitos poco saludables que el grupo ya manifestó en anteriores álbumes y a los que parece no querer renunciar. El primero es la dicción de Marina, la cantante -¿de qué sirve escribir unas letras tan buenas si luego son incomprensibles para el oído humano?-; el segundo, la inclusión de términos que, aunque originales, tiran bastante para atrás -no sé si a alguien le apetecerá escuchar en bucle una canción que habla de pagarés, notarías, constantes k o contribuciones a la Seguridad Social-; y el tercero, la falta de contención en el minutaje -este álbum, en concreto, sobrepasa la hora de duración, y no podemos decir que todas las canciones del tracklist sean imprescindibles-. Habría que decirles aquello de “Vigila tus acciones, pues se convertirán en hábitos” y estos, en particular, no les benefician mucho.

Con las salvedades hechas, hay que reconocer lo impecables que son sus letras, emocionantes y, al mismo tiempo, divertidísimas, tanto más cuanto muchas de ellas camuflan el dramatismo que contienen mediante unos primeros versos de lo más frívolo, logrando que la impresión sea mayor cuando descubres de lo que en verdad están hablando -‘Daño cerebral’ empieza diciendo “me voy a golpear la cabeza para poder librarme de pagar” y termina convertida en un lamento por no poder “desaprender a empatizar”-, como ya habían hecho anteriormente en, por ejemplo, ‘Mamá, no quiero ir al colegio‘.

Podríamos recordar aquí las declaraciones Elvis Costello, preguntado sobre Morrissey: “Escribe títulos de canciones muy bonitos… pero tristemente se olvida a menudo de escribir la canción”. En el caso de Klaus & Kinski, parece que esta vez se han olvidado de ponerle melodías a estas letras tan buenas. Puede que, como Sansón, hayan perdido su fuerza al renunciar a la mezcla de distintos estilos o puede que, simplemente, hayan estado menos inspirados que en otras ocasiones. Sea por lo que fuere y, parafraseándolos, no es que nunca estén a la altura, es que, sencillamente, ‘Herreros y fatigas’, con todas sus virtudes, no alcanza el nivel de sus dos hermanos mayores. 7/10.

Mejores Discos nacionales de 2010


Grandisimo año para la música española el que cerramos y no podiamos despedirnos de él sin destacar un listado de lo que más nos ha impresionado a lo largo del mismo. Año discografico en 10 flashes, pasen y vean.
Seguir leyendo Mejores Discos nacionales de 2010