‘Perdidos en Nunca Jamás’, de Lucía Miranda, en la Sala Mirador de Madrid

PerdidosPrensa_peqLucía Miranda (Valladolid, 1982) “está hecha de cuentos”. Lo dijo en su intervención durante el último TEDxValladolid en el Laboratorio de las Artes, y lo atestigua su trayectoria en el campo de la pedagogía a través del teatro. Contaba el pasado sábado que su madre le enseñó el cuento de Caperucita al revés: la niña era la que se comía al lobo. ¿Quién necesita la ayuda de un leñador rudo para vencer la amenaza? Y terminaba Lucía poniéndose la capa de contadora de historias. Historias a la manera de las de su madre, lejos de clichés y de prejuicios, de preconceptos y convencionalismos.

Desde la fuerza que da una convicción personal profunda llevada a lo profesional, la compañía de la directora vallisoletana, The Cross Border Project, inicia la temporada teatral con PERDIDOS EN NUNCA JAMÁS en la Sala Mirador de Madrid a partir de mañana jueves, 26 de septiembre.

Un cuento para adultos. Un Peter que ya no cree en las hadas pero tampoco puede crecer. Un ni-ni. Y una Wendy de 30 años. Periodista. O eso creía. “Nuestra versión tiene a Wendy como protagonista, justo antes de embarcar en la T4, un aeropuerto por el que desfilan los chicos perdidos de los que tanto se habla.  Wendy está allí, como en el original, con su maleta, abandonando Nunca Jamás para poder crecer”, explica la directora. La mal llamada, difusa, ‘generación perdida’ es un término sobado que a estas alturas carece de sentido porque sus (supuestos) integrantes desmienten con actos y palabras su (supuesto) significado.

A la propia Lucía quisieron empujarla a ser una ‘perdida’, pero no aceptó actitudes compasivas cuando, al volver de formarse en Estados Unidos, la gente le instaba a volver a marcharse de un país estéril en oportunidades… Ese lugar ruinoso es el País de Nunca Jamás Trabajarás en lo que Estudiaste (¿o sí?), España. Ella decidió dejar de llorar y recordó: “Soy ‘esa’ Caperucita, la que impone respeto porque es capaz de comerse ella solita al lobo ¿feroz?”. Y de esa determinación surgió este montaje, una particular visión del tradicional cuento de James M. Barrie. En palabras de Lucía: “Esta obra habla de los sueños de nuestros padres y de los nuestros, de un país reconstruido con basura porque se nos quedó obsoleto. En el primer Peter Pan hay un mensaje muy claro: nunca perder la fe infantil, capaz de producir prodigios. Y eso decimos nosotros también: en tiempos difíciles, creemos en las hadas”.

No es la primera vez que Lucía Miranda aborda historias desde el otro lado. En TEDXValladolid invitaba a crear otros roles con ayuda de la ficción, que puede servir para empoderar a colectivos no tanto vulnerables, que también, y mucho, como invisibles a la (escasa) luz de un sistema reglado de educación que los ha obviado.

En la primera producción de la compañía, De Fuenteovejuna a Ciudad Juárez, versionaban a Lope de Vega para reflexionar sobre los feminicidios en México. ¿Qué hacemos con la abuela? es una pieza de teatro foro que ahonda en la rutina de familias al cuidado de un enfermo de alzheimer. Y en su última aventura fuera de España, esta vez en solitario (producción del Teatro Sánchez Aguilar de Guayaquil), la vallisoletana dirigía Las burladas por Don Juan. De nuevo la reinvención de un clásico (El burlador de Sevilla, de Tirso de Molina) para diseccionar una realidad: la de la violencia machista en un país, Ecuador, asediado por un lacra lamentablemente arraigada en la población.

Diversidad, inclusión, integración (de verdad), pluralidad. Abrir ventanas para ventilar el imaginario propio -así lo contaba Lucía sobre el escenario del LAVA-, para que las historias que creemos (y lo que es más importante, que creamos) nos permitan avanzar. Sumando.

Espectáculo: PERDIDOS EN NUNCA JAMÁS 
Producción: The Cross Border Project (colaboración del LAVA de Valladolid, Teatro Circo de Murcia y Centro Cultural de San Chinarro)
Dirección: Lucía Miranda
Dramaturgia: Silvia Herreros de Tejada
Poemas cedidos por: Brenda Ascoz e Isabel Cadenas
Escenografía: Materiales reciclados (Basurama)
Interpretación: Ángel Perabá, Rennier Piñero, Efraín Rodríguez, Belén de Santiago, Laura Santos
Espacio sonoro y música: Nacho Bilbao

Lugar: Centro de Nuevos Creadores (Sala Mirador), en Madrid. Del 26 de septiembre al 13 de octubre. Precio: 16 euros. Entradas, en Atrápalo y reservando en el teléfono del teatro (91 539 57 67)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.