Archivo de la etiqueta: 2012

#YoMeQuedoEnCasa con la música a todo trapo – #2 Alt-J Live on KEXP


Que todo esto va a pasar y que nos vamos a hartar a ver música en directo, que vamos a poder disfrutar de un directo de Alt-J mayúsculo, otra vez más, en el Mad Cool Festival, por ejemplo. A nadie le cabe duda, y para que nos encontremos más cerca de esos momentos hoy os dejamos el directo de los ingleses en los KEXP´s Vip Club Concerts de 2012, una auténtica delicia.

 

https://www.youtube.com/watch?v=pcVRrlmpcWk&t=9s

Mejores canciones internacionales de 2012

20. Rebeka – Stars
Este ‘Original Mix’ nos recuerda en su inicio a aquellas canciones míticas de Gala. Pero pronto el dúo polaco formado por la voz de Iwona Skwarek (vocales, guitarra y teclado) y su compañero productor Bartosz Szcz?sny (sintetizadores y bajo) nos envuelve en una atmósfera de sonidos synth pop con un pegadizo y rompedor estribillo que la hacen ser uno de los rompepistas del año para nuestro equipo.

19. The Delta Saints – Sing To Me
Este grupo de rock de Nashville consiguió en 2012 financiar su primer disco (ya tenía varios EP) mediante crowdfunding reuniendo la friolera de 18.000$. No era para menos, su sonido fresco pero a la vez tradicional y de raíz se nos incrustó en el cerebro desde la primera nota y este ‘Sing To Me’ es uno de los mejores temas de su ‘Death Letter Jubilee’.

18. Chromatics – Kill For Love
Después de versionar a Neil Young al comenzar el disco y salir aclamados del asalto, Chromatics continúan con el tema que da nombre al disco, una maravilla que te lleva por valles y montes a lomos de sus sintetizadores analógicos, aumentando o disminuyendo el ritmo a placer (el nuestro, por supuesto). “Everybody’s got a secret to hide“, como reza la letra. Si esta es la manera de Ruth Radelet de decir que mató por amor, bienvenidos sean todos los secretos que tenga que desvelar.

17. The Raveonettes – She Owns the Streets
Desde el momento en que entra el riff de ‘She Owns The Streets’ sabes que estás ante una de las canciones del año. Una letra desgarradora de fuerte componente melancólico acompaña a las guitarras, cristalinas pero rotas, que parecen querer buscar el sol y no encontrarlo. ‘She Owns The Streets’ cohesiona el magnífico ‘Observator’ y se convierte en su joya mejor guardada. Voilá, es la canción más bonita del año.

16. Tame Impala – Feels Like We Only Go Backwards
El segundo mejor disco del año en la lista internacional para nuestra publicación es una fuente de un buen número de grandes canciones, además de la cohesión que presenta, que hace que la suma sea mayor que cada trozo por separado (por algo es el segundo). Si hay que aupar a un tema sobre el resto, ‘Feels Like We Only Go Backwards’ se lleva la palma. Escondido sin llamar la atención en la parte media del disco, cuando llega su turno su prominente línea de bajo y la fuerza con la que estalla la frase titular en el estribillo hacen más notable la grandeza de ‘Lonerism’.

15. Benjamin Folke Thomas – (Will You Be) Able To See
El cantautor sueco afincado en Londres se cuela en nuestra lista con este señor single que se convirtió durante muchos meses en canción de escucha compulsiva. Como si de un joven Dylan se tratase, Benjamin se marca esta bella canción que nos transporta a un woodstock pasado. Cuidada voz y preciosión absoluta a la guitarra. Un tema 10.

14. The Maccabees – Unknown
Desde principios de año, tuvimos la oportunidad de hacer girar el tercer disco de The Maccabees una y otra vez para desgranar al máximo esta recopilación de pequeñas gemas que se esconden tras el nombre de ‘Given To The Wild’. ‘Unknown’ entra tarde, en undécima posición, pero se convierte pronto en una de las mejores del disco. Potentes riffs de guitarra enmascarados bajo una atmósfera de voces y coros que eclosionan en una perfecta mezcla entre la voz de Orlando Weeks y el agudo tono de Catherine Pockson –vocalista de Alpines-. Un must en la lista de canciones del año, sin duda.

13. Melody’s Echo Chamber – I Follow You
No sabemos a ciencia cierta cuánto le debe Melody Prochet a Kevin Parker, líder de Tame Impala. Intuimos que mucho. Él grabó y produjo el disco junto a la francesa pero, sin embargo, se antoja difícil imaginarlo con la misma efectividad sin la dulce voz de ella. El debut de Melody’s Echo Chamber es una brillante paleta de psicodelia soleada y pop y ‘I Follow You’ es una canción como la copa de un pino.

12. The xx – Angels
Está claro que con mi crítica de ‘Coexist’, segundo álbum del grupo de moda
por excelencia, The xx, no he logrado convencer ni a mis propios compañeros de página, que lo han votado como tercer mejor disco internacional del año. Rompiendo una lanza a favor del trío londinense, es de justicia reconocer que ‘Angels’, primer corte de ‘Coexist’, no muestra aún los vicios que estropean todas las composiciones que la siguen en el tracklist. Y sí, la letra, con esos “You move through the room like breathing was easy”, “I know you know what I mean/ And the end is unknown/ But I think I’m ready/ As long as you’re with me” y, por supuesto, el ya famosísimo estribillo “Being as in love with you as I am”, es preciosa. El que tuvo, retuvo.

11. Citizens! – Reptile
Gran parte del tirón pop infeccioso e irresistible del debut de Citizens!, ‘Here We Are’, se debe a este artefacto sonoro que tiene esa característica de aferrarse a la mente a través de su estribillo sensual (en la melodía, porque ‘reptil‘ no es que lo sea precisamente) y la reconocible melodía de teclado que es la seña de identidad del tema. Una canción sencilla que explota perfectamente sus recursos para que te descubras tarareándola sin darte cuenta.

10. Tenacious D – Roadie
Y diréis… ¿Tenacious D? ¿En serio? Pues sí amigos… tras 10 años, el grupo liderado por Jack Blaco nos sorprendió este año con un discazo llamado ‘Rise of the Phoenix’, del cual queremos destacar ese homenaje a los Road Managers que es ‘Roadie’. Una canción de carretera, rock puro americano con toques heavys que, de manera divertida, cuenta lo importante que es para las bandas de rock la figura del road manager.

9. Dead Times – Slow Burning Bliss
Prácticamente recién llegados a todo esto, Calvin Markus y Travis Bunn dejaron caer esta pegadiza perla en la red hace escasos meses, pero tampoco les ha hecho falta mucho tiempo más para que empezase a subir como la espuma y a estar en las mejores listas e incluso como banda sonora de varios reportajes de la prestigiosa revista Vogue. No sabemos si el regusto de sus bases R&B o la mezcla con la electrónica es lo que nos atrapa, pero es imposible escucharla una sola vez.

8. Die Antwoord – I Fink U Freeky
El dúo sudafricano Die Antwoord, sin lugar a dudas la pareja más extravagante e inquietante del panorama musical, son los autores de una de las canciones que más nos ha hecho bailar este año, ‘I Fink U Freeky’. Un trallazo para el que grabaron un videoclip que bien refleja su universo, feísta y perverso como pocos. ¡Y encima se atreven a llamarnos frikis a nosotros!

7. DIIV – Doused
DIIV tampoco pueden estar fuera de esta lista. Con su debut ‘Oshin’, Zachary Cole se ha metido en el bolsillo a muchos de los seguidores de Beach Fossils y a muchos otros que se unieron más tarde gracias a ‘Doused’. Un gancho que hipnotiza desde las primeras notas, es una experimentación sensorial muy lograda que consigue que movamos los pies de principio a fin. Denle al play si aún no la han escuchado, probablemente se convierta en un bucle a partir de ahora.

6. Django Django – Default
Nuestro rompepistas del año. No sabemos qué es lo que tiene este tema pero nos vuelve a todos loquísimos. Quizá sea su particular estribillo trabalenguas, su imponente percusión o la mezcla extravagante del “todo en uno”. Pero lo que sí sabemos es que este cuarteto proveniente de Escocia se marcó un auténtico temazo que cuenta con una increíble fuerza desde la primera escucha. ‘Default’  ha sido pinchado en numerosas pistas de baile y salas durante 2012 y, fruto de esa repercusión mediática, pudimos verles en directo por Madrid en septiembre en el DCODE Festival.

5. The Delta Saints – Death Letter Jubilee
Y vuelven estos chicos, sin duda una de las canciones que más nos transmiten es la que da título a su nuevo álbum. Medios tiempos, momentos de frenesí, blues sucio y pantanoso, una armónica que haría las delicias de los mismísimos Blues Brothers… Escúchenla en casa y con el volumen bien alto.

4. Of Monsters And Men – Little Talks
Buenrollismo, alegría, esperanza y una sonrisa en la cara es lo que profesa este Little Talks. El grupo procedente de Islandia es una de las grandes revelaciones en este 2012 dentro del género indie folk, siendo ‘Little Talks’ su tema bandera.  A primeros de este año, alcanzó el puesto nº1 de las listas de EE.UU pasando así del anonimato al estrellato de manera meteórica. No nos sorprende para nada  escuchando las emotivas vibraciones positivas que te arranca este gran tema.

3. Peace – Bloodshake
Cuando ‘Bblood’ asomó por la red, nos pusimos hasta nerviosos. ¡Y eso que sólo era una demo! Ahora Peace son una banda con todas las de la ley (firmados por Columbia, encabezando giras, gran revelación del año que nos deja) y ‘Bloodshake’ es la versión definitiva de estudio de su primeriza demo. Pegajosa, tropical y con un punto rompedor en los punteos y las melodías, estamos ante una canción llamada a ser grande. ¿Quién dijo que el indie de guitarras estaba muerto?

2. Alt-J – Breezeblocks
?, pronunciado Alt-J (?), ha sido uno de los grupos revelación de este año. El segundo single extraído de ‘An Awesome Wave’, su álbum debut, se llama ‘Breezeblocks’ y tiene de todo: unas rimas muy divertidas (“she’s morphine/ queen of my vaccine”), una letra muy guay sobre intentar retener a alguien a la fuerza con ropa mojada y bloques de hormigón, un videoclip al revés y un cambio de ritmo final tan inesperado como adictivo (“Please don’t go, please don’t go/ I love you so, I love you so”).

1. Hot Chip – Flutes
Hot Chip han publicado este año ‘In Our Heads‘, su quinto (!!) álbum, que nos ha dejado, como mínimo, dos canciones enormes. Una de ellas es la c.e.c. ‘Night & Day‘, de la que ya os hablamos. La otra es ni más ni menos que el buzz-single del disco, la más-grande-que-la-vida ‘Flutes’, cuyo videoclip es casi tan repetitivo –the joy of repetition really is in us!– como la propia canción y sigue la política del grupo de cuidar al máximo todos sus vídeos -ya habréis visto la ida de olla del de ‘Don’t Deny Your Heart‘, ¿no?-. Con una estructura perfecta, es difícil decantarse por cuál es el momento que más mola: ¿el estribillo? ¿el “never again”? ¿las estrofas? ¿la parte de “and watch things drop down”? ¿el final? Tantos son los momentos álgidos -todos, de hecho-, que ni te das cuenta de que dura casi ocho minutos. Por nosotros, como si dura ocho horas. Canción del año.

Escucha la lista en Spotify.

Mejores canciones nacionales de 2012

20. El palacio de Linares – Himalaya
Como que no quiere la cosa, El Palacio de Linares se cuela entre nuestro top con ese alegre single que es ‘Himalaya’ de su primer EP. No sabemos si es por lo naive de la letra, o por las rimas tan divertidas o por qué pero realmente es una canción que se pega desde que Ángel Román comienza la primera estrofa. Escuchen.

19. Triángulo de amor bizarro – Ellas se burlaron de mi magia
‘Ellas se burlaron de mi magia’, el tema resultado de la colaboración del trío gallego Triángulo de amor bizarro con Sonic Boom, es todo lo que quisimos habernos encontrado a partir del tercer corte en su último disco, ‘Año santo‘, y no hicimos: un impacientísimo tema -y no solo por la letra, con ese “no quiero esperar” repetido una y otra vez- que no puede resumir mejor la esencia del grupo. 

18. Klaus & Kinski – Poderoso caballero
El tercer álbum del dúo murciano Klaus & Kinski, ‘Herreros y fatigas‘, no nos ha gustado tanto como lo hicieron los dos anteriores, lo que no quiere decir que no haya en él canciones que sí nos han gustado tanto como lo hicieron las de los dos álbumes anteriores. El mejor ejemplo es ‘Poderoso caballero’, una suerte de lamento anticapitalista muy acorde con la portada del disco. Con una melodía logradísima y una letra, para no variar, un tanto críptica, contiene uno de sus mejores finales de canción: “Un ajuste estructural irremediable, tan miserable/ intolerable para tu mezquindad”.

17. Arizona Baby – If I Could
Doblete para los barbudos, sí, pero es que el EP que lanzaron a finales de año no deja títere con cabeza. ‘If I Could’ es una joyita que en momentos nos recuerda a Jim Morrisson, otras a Ennio Morricone… un tema desértico con ritmos chamánicos (de reggetón decían algunos) que nos invitan a bailar cual posesos alrededor de la hoguera y seguir al rey lagarto.

16. Musselman – Narrow Path
Y diréis… ¿de dónde ha salido este grupo que no está en ninguna de las listas de otros medios? Pues no lo sabemos cais ni nosotros… pero un día nos escribieron a Acordes Urbanos y alucinamos con su sonido acústico… Suenan a una mezcla de Bon Iver + Arizona Baby + Jethro Tull con un toque de elegancia jazzy, y, por supuesto, toques americanos, que no deja a nadie indiferente. Especialmente la canción que destacamos es una auténtica delicia que no deja de sonar en nuestros reproductores. Sin duda un fabuloso trabajo de presentación y, seguro, uno de los grupos a tener en cuenta este 2013.

15. Beach Beach – Easier
Es complicado quedarse con una sóla canción del ‘Tasteless Peace’ de Beach Beach. Canciones que duran lo que un cigarro, ritmos garajeros, melodías pop y actitud más punk. ‘Easier’ combina todos esos elementos con punteos asincopados y un repetitivo in crescendo final tan usado como efectivo. Si no mueves el pie con ésto, definitivamente, no tienes sangre.

14. Chico y chica – Tú qué sabes
‘Tú qué sabes’ ha sido la gran protagonista del comeback de Chico y chica este 2012 con su álbum ‘Los estudiosos‘. Se trata de una buenísima canción-reproche con un “trasfondo electrónico que no se lo salta un galgo”; una letra que “admite varios contextos: el amoroso, el profesional, el familiar, el económico y el parlamentario“, plagada de frases para repetir en el día a día (“¿Tú qué andas parrapleando?”, “Cara de guisante tú, voz de pito tendrás tú”) y un videoclip en el que “la trama sucede alrededor de una estructura arquitectónica que funciona como metáfora del gran cascarón de orgullo con el que se pasean los airados protagonistas”. En una palabra: imprescindible.

13. Luis Brea – “Baso” es con “v”
Una de esas canciones para estados lacrimosos. Una auténtica historia real del día a día hecha canción que nos toca con un afilado cuchillo lo mas profundo de nuestro corazón. Esta es una de las joyas que encierra ‘Hipotenusa’, el primer largo de este madrileño. La cadencia musical ya la hace diferente pero sin duda es su ácida letra la que la hace impregna de un halo especial.

12. Corzo – Comeback
Para quien no los conozca, Corzo es uno de los grupos que recientemente ha salido de la escena vallisoletana que, seguro, dará mucho que hablar en 2013. Liderado por Ángel Román, han grabado un fabuloso primer trabajo del cual queremos destacar el tema ‘Comeback’ con el que se cierra su trabajo. Una fabulosa pieza que comienza tranquila y acústica y finaliza en un torrente de electricidad. Una delicia.

11. Fira Fem – Cine azteca
Conviene decir que el de Fira Fem es, sin duda, uno de los debuts más refrescantes del año. Una mezcla de sonidos que se digieren igual bien en la pista de baile como entre cuatro paredes claustrofóbicas en una tarde de resaca. ‘Cine Azteca’ es el reflejo más acertado. Una melodía pegadiza, sintetizadores espaciales y montones de reverb. Difícil que nos quitemos de la cabeza semejante cosa.

10. Espanto – Rock’n Roll
El sello Austrohúngaro nos ha dado grandes cosas este 2012 y, además de las canciones de Hidrogenesse y Chico y chica, a finales de año veía la luz el disco de Espanto, titulado ‘Rock’n Roll’, al igual que su mejor canción. ‘Rock’n Roll’, co-producida por Carlos y Genís, está “basada en los tres acordes del rock” y tiene entidad propia suficiente, con su acumulación de “ritmos contundentes, riffs monolíticos y e-bows, muros de guitarras, coros camp setenteros, un guiño a los Stones, arpegiadores disco al estilo Moroder y un bajo frío y sintético” para ganarse un puesto en nuestra lista de mejores canciones nacionales del año.

9. Arizona Baby – Rock’N’Roll Messiah
Arizona son ya un clásico en nuestros tops, y este año no iba a ser menos. Se han sacado de la manga un fabuloso EP y uno de sus temas, ‘Rock’N’Roll Messiah’, es el que más nos ha encandilado, desértico, fresco, viejuno… El sonido de siempre de Arizona aderezado con la voz chamánica de Javier Vielba hacen que sea una gozada.

8. The New Raemon – Risas enlatadas
Uno de nuestros catalanes favoritos que no falta a la cita anual a la hora de sacar nuevos trabajos. En esta ocasión, dentro de ‘Tinieblas, por fin’ nos encontramos con este profundo tema que rompe en nuestro interior al llegar a su colérico estribillo. Una auténtica montaña rusa de emociones y de sonidos que pone de manifiesto el impresionante registro vocal que tiene Ramón y que, como nos tiene acostumbrados,  habla del lado mas oscuro de las relaciones con sus tiras y afloja,  incógnitas y  rendiciones.

7. John Talabot – Oro y sangre
Una puerta que se abre chirriando lúgubremente. Un grito. Ese grito que suena al tiempo que empieza la base es toda una seña de identidad para un tema que engorda con cada capa que Talabot suma al tema una y otra vez, que quita y pone continuamente. El resultado en conjunto es una bola de proporciones extraordinarias compuesta por oscuros y melódicos sintetizadores, percusiones y una base potente y cortante que es de lo mejorcito que he escuchado en mucho tiempo.

6. Hidrogenesse – Historia del mundo contada por las máquinas
Este año, Hidrogenesse nos han divertido y nos han hecho bailar con muchas de las canciones de su álbum ‘Un dígito binario dudoso‘. Tal es el caso de ‘Enigma’ o la c.e.c. ‘Captcha cha-cha‘. Sin embargo, lo mejor del álbum es su última pista, ‘Historia del mundo contada por las máquinas’, que es, como su nombre indica, la historia del mundo, contada por los ordenadores, hecha canción. Y vaya canción. No podemos imaginar mejor forma de cerrar un álbum homenaje a Alan Turing -ese científico inglés que fue condenado por sostener que las máquinas podían pensar- que con un tema que resume lo que ha sido el mundo desde la Revolución Industrial hasta hoy desde el punto de vista, precisamente, de las máquinas. “Un mundo fuera de control necesitará un ordenador” es a la vez el estribillo y el leitmotiv de la canción: una frase emocionante para una canción emocionante.

5. Corizonas – I’m Alive
¿Quien es capaz de quedarse quieto al oir este pedazo de temazo? Vale, no es originario de los Corizonas (canción original de Tommy James & The Shondells), pero… no me digéis que no lo ejecutan a la perfección. Por cierto, ¿lo habéis podido disfrutar en directo? Fuerza, gritos, éxtasis, bailes, cerveza, sudor y una satisfacción y regustillo enorme de poder haberla vivido… porque sí, ¡estamos vivos! Y estos temas son los que nos lo recuerdan. Una auténtica delicia a cargo de los Corizonas.

4. TUYA – Hands of Wasted Men
El álbum debut de TUYA es, sin duda, uno de los que no pueden faltar en las listas nacionales de 2012. ‘Hands of Wasted Men’ fue su primer adelanto y resultó tener todos los ingredientes para convertirse en un verdadero hit. Entró como una bala y decidió quedarse para convertirse, también, en una de las mejores canciones nacionales de 2012. No podemos dejar de escucharla.

3. Toundra – Ara Caeli
Toundra abre su III con una perla post-rockera que recoge y define a la perfección las características que los madrileños explotan en sus composiciones: perfecto equilibrio entre intensidad y calma (algo de lo que no todos los grupos de post-rock pueden presumir), multitud de solos guitarreros, giros inesperados y, como no, una técnica que se nota pulida durante años. El post-rock habitualmente se hace repetitivo, pero Toundra lo moldea a su antojo para crear joyas como Ari Caeli.

2. John Talabot ft. Pional – Destiny
Siempre he defendido que John Talabot crece a pasos agigantados cuando es acompañado por el madrileño Pional a las voces. Su matrimonio beneficia a los dos y ‘Destiny’ es el mayor ejemplo. Una base funk, teclados atmosféricos, los coros en falsete y esa voz que nos martillea con aquello de “It’s destiny”. Podríamos estar bailándolo toda la noche.

1. Los punsetes – Tráfico de órganos de iglesia
Si hace un par de años me dicen que Los Punsetes harían una canción tan descomunal como ésta, no habría dado un duro por ello. Sí es verdad que los madrileños ya habían dado muestras de un enorme talento compositivo en ‘Maricas’ o ‘Tus Amigos’, pero ‘Tráfico de órganos de iglesia’ es el paso definitivo hacia el pop acelerado sin perder nada de su esencia lírica y melódica.

Escucha la lista en Spotify.

Mejores discos internacionales de 2012

10. Alt-J – An Awesome Wave
El primer larga duración de este cuarteto de Leeds recibió desde el primer momento alabanzas y buenas críticas de la prensa musical especializada. Se trata de un compendio de trece canciones que combinan rock, pop, folk e incluso un poco de electrónica -tal vez por eso haya calado en tantas personas- en las que destaca la peculiar voz de Joe Newman, característica donde las haya.  ‘An Awesome Wave’ ganó el Mercury Price de este año, uno de los premios a la música más importante de Inglaterra, signo de reconocimiento al buen hacer que han demostrado los británicos en su álbum debut, mimado y cuidado hasta el último detalle. Nos vuelve locos.

9. Wild Nothing – Nocturne
Si antes Wild Nothing eran el cargado mojito veraniego en la tumbona de una idílica playa, ahora son la melancólica resaca del domingo de otoño, atardecer y hojas caídas por la ventana incluidas. En otras palabras, los chavales han crecido. Con la intención ochentera, surfera y dreamy intacta, sí, pero con muchísimo más estilo y menos inocencia. Un disco donde Wild Nothing se mantienen en la cumbre del dream pop de baja fidelidad y superan con creces la prueba de fuego del LP sophomore sin, por ello, dar muestras de haber alcanzado su techo.

8. Rufus Wainwright – Out of the Game
Seamos sinceros: por una razón o por otra, los discos de Rufus Wainwright nunca han sido el paradigma de la accesibilidad ni del estribillo que te aprendes a la primera escucha. En cambio, su último álbum, con Mark Ronson como productor, se anunciaba “pop y radiable” y, aunque al final no haya sido así del todo, ‘Out of the Game’ tiene tantas buenas canciones que por momentos parece más un recopilatorio de grandes éxitos que un álbum de estudio. En ‘Perfect Man’ -una de las melodías más bonitas del álbum-, Rufus confiesa que está haciendo lo que puede para que “todas las rosas florezcan al mismo tiempo” y, si tomamos esa afirmación como una metáfora en la que las rosas son las canciones de un disco, no podemos negar que en éste lo haya conseguido. Al final, el mensaje de ‘Out of the Game’ queda más que claro: Rufus is back, bitches.

7. The Delta Saints – Death Letter Jubilee
Vale, hemos hecho trampa… diréis… ¡Pero si aún no ha salido el nuevo disco de The Delta Saints! ¿Por qué está en esta lista? Muy sencillo… el disco debería haber sido lanzado a finales de año pero, suponemos, por trámites con la discográfica, han tenido que postponer el lanzamiento a febrero de 2013 pero el disco realmente se grabó a lo largo de 2012. Hemos tenido la oportunidad de escuchar este DISCAZO debido a que financiamos su lanzamiento a través de Kickstarter con lo que lo tenemos en nuestros iPod desde Noviembre y os podemos decir que es una delicia. Rock en estado puro… fresco y a la vez añejo. El joven grupo de nashville ha conseguido empacar lo mejor de su sonido en 12 fabulosas canciones que transmiten fabulosamente la potencia de su eléctrico directo. Magnífica voz, magnífica instrumentación y fabulosa producción. Escuchadlo en cuanto salga, no os defraudará.

6. Of Monsters And Men – My Head Is An Animal
Of Monsters and Men son la gran revelación de este 2012 dentro del indie folk. Sincronía vocal e instrumental con un alma alegre y sincera en los doce cortes que componen su primer largo. Los islandeses han elaborado un trabajo muy redondo sabiendo tocar la tecla para emocionar con ritmos pegadizos y vibrantes que llenan de felicidad a aquel que tiene el placer de escucharlos. Voces dulces y amables y elementos instrumentales como el acordeón y la trompeta que armonizan los ritmos de las guitarras de este sexteto del norte de Europa. A ver si en 2013 podemos disfrutarlos en directo por España.

5. Hot Chip – In Our Heads
¿Cómo es posible que este grupo se enfrente ya a su quinto disco de estudio bajo los paradigmas de la modernidad y no resulte pesado ni repetitivo para los que les hemos seguido todo este tiempo? Quizá porque más alla de esas influencias ochenteras, los teclados cruzados, las vocales -y juegos de voces- muy cuidadas, algunas guitarras muy Prince y capas de beats y samplers locos -entre otras cosas- el grupo de Alexis Taylor ha construido un disco muy compacto, con más bien pocos singles pegadizos de primeras (ni siquiera el adelanto del disco que fue ‘Flutes’, temazo de 7 minutos) que tiene su gran recorrido en las escuchas posteriores y la apreciación de los detalles y grandes melodias; y dejarse capturar por emocionantes baladas (me refiero a la grandísima ‘Look at Where We Are’ entre otras), disfrutar con la elegancia mayuscula de temas como ‘These Chains’ o locuras de ritmo del tipo ‘Night and Day‘.

4. DIIV – Oshin
De una pequeña colección de experimentos creados en su habitación a un discazo como es ‘Oshin’. Zachary Cole Smith no era consciente de lo que tenía entre manos hasta que la bomba estalló. Un viaje de trece canciones que recrean diferentes ambientes y atmósferas que beben del dream-pop ochentero y un shoegaze poco agresivo que incluso a veces escupe post-rock en pequeñas dosis. Este larga duración es una obra maestra de melodías agridulces donde los instrumentos devoran cada corte. Una mezcla de géneros donde las voces ininteligibles hacen que cada canción crezca y se enlace con la siguiente como si se tratase de una sola. Un puesto número 4 que bien podría ser el 1 del indie internacional de 2012.

3. The xx – Coexist
La continuación más esperada de los últimos 10 años llegó por fin este septiembre y ha resultado también ser uno de los discos que más polémica ha generado. Tras su debut allá por el verano de 2009 con un álbum increíble que los llevó a los altares, les hizo girar por todo el mundo e incluso ganar el prestigioso e importante -también monetariamente- Mercury Prize las opiniones enfrentadas no se hicieron esperar. ‘Coexist’ sigue la línea de su predecesor, siendo capaz de mantener esa sensación tan característica de “coitus interruptus”, de subidón que no llega, pero se vuelve más minimalista si cabe y se le añade una capa extra de base electrónica que subraya la elegancia y base rítmica del conjunto. Lo mejor, los temas ‘Angels’, ‘Fiction’ o ‘Sunset’, sin duda a gran nivel y el equilibro en general del CD. ¿Lo peor? Hacer uno de esos discos que entró directamente en esas listas de “imprescindibles de los 1700s” pesa como una losa y le saca los colores a cualquiera, éste incluido, lo cual no habla precisamente mal de él. Un tercer puesto con opiniones diversas entre los redactores de NTD.

2. Tame Impala – Lonerism
Hace poco que empecé a leer ‘Cosmos’ de Carl Sagan. El libro es un tratado de divulgación científica orientado a todos los públicos, haciendo de todos los entresijos del universo y de la vida un ente comprensible, fácil y entretenido. El segundo trabajo de Tame Impala es, en cierto modo, bastante deudor de esa filosofía. Los australianos recogen la siembra de la psicodelia clásica, alejada en general de la cultura de masas, y la transforman en algo pop, accesible y divertido. ‘Lonerism’ es un disco grandilocuente, épico, tremendo. Que busca el sol a través de guitarras, de melodías soleadas y estructuras disonantes. ‘Lonerism’ es un disco del que, con toda seguridad, hablaremos a nuestros hijos mientras sacamos pecho. Hijo, yo estaba ahí.

1. Chromatics – Kill For Love
El de Chromatics no es un disco que, por norma general, debiese gustar a demasiada gente a la hora de abordarlo. ‘Kill For Love’ es un trabajo en sí, incoherente si lo analizamos en extractos sueltos. Y es lógico que encontrarse un disco de hora y pico después de cinco años sin material nuevo de la banda pueda echar atrás. Sin embargo, es esa concepción cinematográfica la que lo convierte en algo enorme. Es imposible pulsar el play en la evocadora ‘Into The Black’ y que no te dejes llevar, mecido por sus sensuales ritmos, por las voces aterciopeladas, por sintes y ritmos cargados de oscuridad, por esa sensación de opresión que acaba en placer. Y si por el camino te encuentras temas tan soberbios como la homónima ‘Kill For Love’, ‘These Streets Will Never Look The Same’ o ‘Lady’, acaba por un salir un disco redondo.

Mejores discos nacionales de 2012

10. Thee Brandy Hips – Raincoat
‘Raincoat’ no necesita demasiado poso ni excesivo vaivén. Pero tampoco conviene alejarlo de la estantería. Sus once canciones no revolucionarán el mundo estructural de la canción, pero disparan con precisión a la cabeza y se alojan dentro, no vaya a ser que con las prisas nos olvidemos de sus pegajosas melodías y sus precisos guitarrazos. Sería un error. Un disco que se deja querer, y mucho. Que responde a un patrón sencillo pero que encuentra precisamente ahí su gran virtud. Un disco que sería cantado en 1990, pero también en 2020. La confirmación de que con pocos medios se puede hacer algo precioso y preciosista.

9. Hidrogenesse – Un dígito binario dudoso
El álbum que Hidrogenesse han publicado este año se titula ‘Un dígito binario dudoso’ y es un homenaje al matemático Alan Turing, considerado uno de los padres de la computación -¿qué sería de Hidrogenesse sin ordenadores?-. Las canciones del disco están mimadas hasta el último detalle: la primera se titula ‘El beso’ y cuenta con una percusión imitando el sonido (“toc-toc”) de una puerta a la que se llama -la de Alan Turing, claro, para despertarlo del sueño en el que se sumió al morder la manzana envenenada con la que se quitó la vida-. A partir de ahí, el disco hace un recorrido por la vida del científico, dejándonos por el camino hits del tamaño de ‘Captcha cha-cha‘ o ‘Enigma’ -a la que en directo se le suma ‘Maricas’, de Los punsetes, para convertirse así en ‘Enigmaricas’- y una canción maravillosa como es ‘Historia del mundo contada por las máquinas’.

8. Havalina – H
Havalina ya tenían un hueco propio en la escena musical española desde que presentaron ‘Las Hojas Secas‘ hace dos años. No necesitan definirse ni justificarse. Su camino ya está marcado, y solo necesitan seguir adelante recorriéndolo. El camino del post-rock atmosférico e impactante, de las letras oscuras y misteriosas. ‘h‘ es la esperada continuación de su andadura. Esperada en dos sentidos: por un lado que ya teníamos ganas de que nos entregaran un nuevo trabajo y por otro que no sorprenden. Su camino sigue recto sin modificarse, aunque sí que se perfecciona y explora más a fondo los recovecos que encuentran. Seguir esta progresión geométrica es garantía de éxito.

7. Cosmic Birds – Chronicles of the Windwar
Y nuestros polluelos se hicieron mayores. El disco de Cosmic Birds muestra la estupenda progresión con la que avanzan este cuarteto vallisoletano. Trece cortes de sentimiento folk y alma pop  que te sumergen en una atmósfera en la que se entremezclan canciones alegres y pegadizas como ‘Retarded Rabbits’ o ‘Down to the City’, con profundos y punzantes temas como son ‘The Planets’ o ‘Wearing Cold Light’ demostrando, de esta manera, la calidad que atesoran. Todo esto lo acompañan con un vistoso y entrañable directo donde Mario, David, César y Guille no dejan indiferente a nadie.

6. Los evangelistas – Homenaje a Enrique Morente
Una figura tan única como Morente merecía todos los homenajes que haya podido recibir. Sin duda el más especial, que sobrepasa este objetivo y se convierte en una entidad aparte, ha sido este disco a cargo de las cabezas pensantes de dos de nuestros grupos populares más importantes: Antonio Arias de Lagartija Nick y J, Florent y Eric Jiménez de Los Planetas, en el que se recoge una selección del cancionero del granaino, con el que ambos habían colaborado. Recordando el mítico album ‘Omega’ que grabo con Lagartija Nick, y en momentos superándolo, este ‘Homenaje…’ impresiona por su fiereza de guitarras y desgarro en las voces que a veces pone los pelos de punta, sobretodo en su sección media, con una secuencia de temas impecable donde las voces femeninas entran en juego, como Carmen Linares en ‘Delante de mi madre’ o Soleá en ‘Yo Poeta Decadente’ y en la densa ‘La Estrella’.

5. TUYA – Waterspot
Con Tuya nos pasó algo parecido a Alt-J. De la nada y hasta el fondo. Así fue, verdadero amor a primera escucha. ‘Waterspot’, esperado con ganas, es de lo mejor nacional de 2012, sin duda. Lllegó rodeado de un halo mágico que lo hizo despuntar sobre los demás. Destreza instrumental, experimentación de ritmos y voces. Hipnotiza y agrada de principio a fin, desde ‘All My Best’ hasta ‘Rust’, parando en ‘Wooden House’, un verdadero hit oculto en este tracklist de doce canciones. Disco top.


4. Arizona Baby – The Truth The Whole Truth and Nothing but The Truth
El esperado regreso de los vallisoletanos se ha hecho notar con diferencia.  La genialidad de Javi Bielba, la profesionalidad de  Rubén Marrón y la nueva incorporación a la batería Guille Aragón, han hecho de este nuevo EP una de las obras maestras de este 2012. Directo, eficiente, con temas muy salvajes como ‘If I could’ o ‘Rock’n Roll Mesiah’ que logran atraer la atención hacia esa mezcla de folk americano y country rock con dosis de psicodelia. Además por si fuera poco, lo acompañan con un potentísimo directo cargado de fuerza, coraje y mucha diversión. Esa si es la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.

3. Los punsetes – Una montaña es una montaña
Los Punsetes han vivido siempre como un grupo de culto, adorado por los más puristas y difícil de conectar con el gran público. De hecho, los madrileños eran grupo al que amar u odiar sin término medio. Quién sabe por qué. Por su ácida lírica, por la inmovilidad de Ari, porque su voz puede resultar demasiado monótona o porque, simplemente, no eran un grupo que se tomase en serio. El caso es que, ahora, Los Punsetes han conseguido lo más difícil en el mundo de la música: convertir a los reticentes sin decepcionar a los fieles. ‘Una Montaña Es Una Montaña’ es un disco tan serio, tan elaborado, pero a la vez tan natural y espontáneo que es difícil que no le guste a alguien.

2. Toundra – III
Toundra son al post-rock lo que el coñac al vino: fuera partes atmosfericas, fuera bajones injustificados y vamos a la chicha, al músculo, a lo que de verdad nos interesa. Con este impecable tercer disco el grupo se consolida como uno de los grandes dentro del instrumental patrio y gana además una proyección internacional merecida, y esto es gracias a que en este III nos demuestran de manera brillante que están más allá del genero, que tienen ideas y que son capaces de ejecutarlas con una precisión y tempo apabullante. Bajo una producción de lujo, con la batería omnipresente pero sin molestar, algunos violines perfectos y las absolutas protagonistas -las guitarras- totalmente limpias, potentes y rabiosas, Toundra regalan 6 temas incontestables -todos imprescindibles- cargados de oscuridad y fiereza, en el que reconocemos influencias variadas, partiendo desde el folk, pero sobre todo apoyándose en el metal y en el hard rock del rift monolítico, sin perder esos característicos juegos de guitarras que conversan y se elevan una por encima en una oda grandilocuente, en la línea clásica del post-rock. El trabajo más contundente del año que debería sonar en todos nuestros reproductores a no menos volumen que el 11.

1. John Talabot – ƒIN
Talabot comentaba en una entrevista que ha hecho el disco que le gustaría oir en su casa, tranquilamente, antes de salir, para estar con amigos, etc,… para nada una recopilación de hitazos (aunque los tiene, pero en otro sentido a sus previos singles) para las pistas, y esto nos da muchas claves para describir su trabajo, en el que predomina un elegante tempo lento, que no busca un estallido, sino que hace de la travesía su seña de identidad, el disfrute en sí mismo. ƒIN es un discazo soberbio de house orgánico cargado de más emoción que de beat y producido de una manera espectacular, en el que cada pista es fresca, los samplers son oscuros, sutiles y originales, así como los tratamientos de las voces, y en definitiva las estructuras de los temas. El barcelonés ha compactado un sinnúmero de influencias desde el neo soul hasta el italo, el dubstep, el mediterráneo (o balearic pop) bajo el pilar del house que nos llevan en un evocador viaje imprescindible

Entrevistamos a Alex Ferreira con motivo de la publicación de ‘El Afán’

Alex Ferreira ha publicado recientemente su segundo trabajo de larga duración ‘El Afán’, un disco de escucha compulsiva que vuelve a manifestar las inquietudes de un artista en constante evolución .
Desde Notedetengas hemos hablado con el intérprete dominicano en una entrevista que podéis leer a continuación.

[NTD] ¿Qué es el Afán para Alex Ferreira?

[Alex Ferreira] Es un anhelo impulsivo, que normalmente cuando se acaba es reemplazado por otro. Y así toda la vida.

[NTD] Alternar EPs con larga duración es una constante en tu carrera , y cada vez más presente en la evolución de muchos artistas ¿qué te aporta cada formato?

[Alex Ferreira] En su día los EPs me aportaron continuidad, no parar. Es la mitad de esfuerzo que hacer un disco pero a veces tiene una repercusión parecida. De todas maneras yo ya he sacado tres y en este momento de mi carrera me interesa más hacer discos de larga duración.

[NTD] Las labores de producción también son frecuentes en tu currículum ¿cuáles han sido tus últimas aportaciones?

[Alex Ferreira] Produje unas canciones para un grupo que se llama Tucan Morgan.

[NTD] ¿Cómo ha sido el proceso de parir estos diez nuevos temas? ¿con qué colaboradores has contado?

[Alex Ferreira] Fue un proceso muy natural, empece a escribir después de la salida de mi primer disco “Un Domingo Cualquiera” y las iba guardando, algunas terminaron en el EP “Dulus Dominicus” y otras en este “El Afán”.
Digamos que los colaboradores principales de este disco fueron Carles Campón (productor), Juan Diego Gosálvez y Martín Bruhn. Luego fueron desfilando más amigos, como por ejemplo Manuel Cabezalí (Havalina) que se grabo unas guitarras.
[NTD] Apreciamos un instrumental más elaborado, una experimentación marcada en ciertos matices a lo largo del álbum ¿nos equivocamos?

[Alex Ferreira] Es un disco más arriesgado que el primero en ese sentido. Desde luego está más alejado del rock pero no dejando de ser visceral. En cuanto ha la instrumentación he experimentado con cosas que no había usado antes. Para mi los detalles curiosos de “El Afán” están en el ritmo.

[NTD] Cuales son los principales campos en los que encuentras tu inspiración? ¿ha habido algún acontecimiento en particular que haya marcado el ritmo de tu nuevo trabajo?

[Alex Ferreira] No tengo una fuente en especial. Veo esto de hacer canciones como un modo de vida.
No ha pasado ningún acontecimiento más que la vida misma con sus cosas buenas y sus cosas malas.

[NTD] ¿Cuáles son las principales diferencias en tu opinión entre Un Domingo Cualquiera y El Afán?


[Alex Ferreira]Mas ritmo y sintetizadores, menos guitarras. Cambié de productor y eso hace que el sonido sea otro. También puedo decir que este disco está más pensado y que tiene pequeños hilos que unen las canciones, cuando “Un Domingo Cualquiera” era mas una recopilación de canciones sueltas.
[NTD] No te da vértigo el cambio y el acercamiento a otros estilos según recorremos la discografía de Alex Ferreira. ¿renovarse o morir?

[Alex Ferreira]No me da vértigo para nada. De hecho es lo que me motiva. Si no tuviese la opción de cambiar cuando quiera no me dedicaría a esto. Si no me divierto no tiene sentido.

[NTD] Antes de publicar tu nuevo trabajo te inmiscuiste en una gira americana ¿cómo fue el resultado y qué te ha aportado volver a cambiar de aires durante esos meses?

[Alex Ferreira]Nací en latinoamerica y la amo. Mi idea es ir todos los años a pasarme temporadas por allí. Siento que me enriquece mucho musicalmente y aparte tengo un montón de amigos que visitar.
Este verano hice una gira por México durante mes y medio junto a Ximena Sariñana, y fue la mejor experiencia de todo el año. También estuve tocando por Nueva York y en mi natal Dominicana.

[NTD] Vamos a intentar que te mojes, ¿cómo ves la programación musical en los festivales nacionales, en cuanto a lo que a grupos residentes en nuestro país se refiere? ¿no da la sensación de que salvo en festivales como el Sonorama y poco más no se apuesta-arriesga por los artistas patrios como se debiera?

[Alex Ferreira]El Sonorama desde luego es el que más apoya la escena nacional. Ojalá hubiesen más festivales así.Pero tampoco creo que estamos en un mal momento, la gente aquí se queja más de lo que debería.
Quejémonos menos y hagamos mejores canciones.
También te digo que para mi las bandas que llenan salas de mediano aforo y van dando conciertazos por España tienen más méritos que los que siempre salen en carteles de festivales y cuando tocan solos no les va a ver ni el tato.

[NTD] ¿cómo va la gira de presentación , qué fechas nos puedes adelantar?

[Alex Ferreira] De momento estoy haciendo promo, grabando otro vídeo, ensayando para empezar en enero 2013. Las fechas las iré anunciando en la web.

[NTD] Dada la prolificidad de la que haces gala, ¿para cuando nuevo material?

[Alex Ferreira] Ni idea. 2014 a lo mejor.

[NTD] ¿Alguna colaboración interesante a la vista?¿algún nuevo proyecto en mente ?
[Alex Ferreira] Estoy empezando a trabajar en otros proyectos musicales que me ilusionan mucho, a ver si alguno se materializa y puedo hablar de él!

[NTD] ¿Cómo vas a trasladar tu propuesta al directo? ¿banda – acústico? ¿donde te sientes mejor?

[Alex Ferreira] Esta pregunta es difícil. Si tuviese que elegir tocaría siempre con banda y que me dejen tocar un par de canciones solo durante el concierto. Ayer grabamos los conciertos de radio3 y fue la primera vez que tocamos el disco en directo. Solo voy a decir que es mas intenso, mas vivo y mas divertido que todo lo que he hecho antes.
El 8 de noviembre a las 19h Alex estará ofreciendo una firma de discos y miniconcierto gratuito en FNAC DE CALLAO (MADRID)
Fotografías cedidas por Miss Labores

Crónica del Dcode Fest (I). Viernes 14. Madrid.Septiembre 2012.

El Dcode celebró este pasado fin de semana su segunda edición, un festival joven que parece puede lograr asentarse en éste cada vez más árido terreno céntrico para este tipo de eventos. Una edición que superó a su antecesora en diversos aspectos, sobretodo en lo referido a organización ( siempre habrá el que se queje y el que no haya experimentado auténticos destrozos organizativos, cada uno que interprete). Cambio en los escenarios, comida a tutiplen (calidad/ precio es otra cosa), ‘tokens’ con los grupos del cartel como fichas de cambio por bebercio y otros enseres y una zona verde que siguió acusando la ausencia de sombra en las horas de mayor solana .

El viernes comenzaba el cotarro, con una temprana actuación de ‘Le Traste’, al que no llegamos lamentándonos sobremanera y más tras el buen sabor de boca que nos dió, entre otras, teloneando a Damien Jurado.

El escenario Dcode recibía la visita de Niños Mutantes, los granaínos han ido forjándo una carrera paso a paso, que les ha ido colocando en el puesto que se merecen, temas que calan hondo en el público, estribillos pegadizos, arreglos en consonancia y saber estar en escena, los mutantes repasaron sobretodo sus últimos trabajos llegando a momentos de perfecta comunión con el público en esos misiles que son ‘Errante’ o ‘Te Favorece Tanto Estar Callada’.

De Granada iba la cosa, y superpuestos con sus paisanos , hacían entrada  ‘Napoleón Solo , que presentaba en festival su nuevo y reciente trabajo ‘Chica Disco’. Algo de desparpajo y una voz que a unos gustará más que a otros, efectividad post-adolescente y producto nacional con guiños setenteros , y con momentos cumbre en ‘Lolaila Carmona’, ‘Ramira’ , o ‘Perdiendo El Tiempo’, habrá que sacar más a bailar a esa chiquilla discotequera para forjar una opinión más sólida.

El arranque nacional se agradece, hay que apoyar a los nuestros, aunque la mayoría de las veces sólo se meta en cartel a ‘los de siempre’, en esta ocasión no fue así y pudimos disfrutar de otro elenco que muchas veces se echa en falta. Dorian volvía a la capital, Marc y los suyos siempre consiguen extasiar a sus fans, aunque la voz no fuera del todo adecuada en los primeros temas y hubiera que reforzarla en coros.Su paseo por ‘La Ciudad Subterránea’ siempre es placentero, ‘Paraísos Artificiales’ , ‘Verte Amanecer’ o ‘Estudios De Mercado’ entre otras son algunas de sus pildoras de la felicidad con la que logran encajar sus éxitos más tempranos con la chavalería y los ya entraditos en edades, si se hacen de querer que le vamos a hacer…

Dinero comparecía en el escenario Heineken, en el innecesario solape entre bandas  que obligaba a tirar moneda a cara o cruz en ocasiones.Sean , Ruben y Ekain son ese tridente que azota Neptuno cuando desata su furia, y provoca maremotos en el público cuando se lo proponen.Un Año Perro para muchos, incluido para ellos, nuevo trabajo que se separa en cierto modo del anterior, pero no desmerece en su directo, sino que complementa a la perfección su maridaje con sus primeros temas, nada nuevo que inventar, rock con buena dosis popera , pero efectivo. ‘En Invierno’,’Cómo,Cuando,Quien’, ‘Mentiras’ …fueron alternándose para empezar a pillar velocidad y sentirnos con ese acelerón necesario que aún no se nos había inyectado .

Lo de Kings Of Convenience es harina de otro costal, ¿por qué son tan adorables? ¿cómo no te pueden provocar esas ganas de darles un achuchon? Erlend y  Eyrik son mágicos, crean un halo a su alrededor de delicadeza y sólos con dos guitarras se valen para apaciguar a los más sedientos de fiesta y amarrar con su propuesta al grueso del público para quedarse junto a ellos. Un folk donde la bossa y la electrónica más elegante pueden convivir por momentos, unos embaucadores nocturnos, con un Erlend bailongo y florido, convencieron y protagonizaron uno de los mejores  directos del festival (momento fan a parte) interpretando ’24 25′, ‘Ms Cold’, ‘Toxic Girl’ , ‘Boat Behind’ o sacando a su banda a formar parte de ese tanteo a la otra banda de Erlend (The Whitest Boy Alive) tras un buen rato donde el dúo se valió por si mismo para ofrecer todo un ejercicio de artesanía y animando al personal , alcanzando el clímax con su ‘I´d Rather Dance With You’.

Si bien ahora pegarían más los islandeses, el recorrido se trasladó desde Noruega hasta Francia, con The Shoes, sí, su nombre puede darnos una idea de lo que ofrecieron, zapatilla y de la buena, percusión atronadora que reventaba los token por la mitad.Bases y ritmos que poseían a los que ansiaban el momento Justice y un hit ‘Time To Dance’  que hizo justicia al show de la banda.Lo que los señores Guillaume Brière y Benjamin Lebe tienen entre manos para su larga duración puede hacer a más de uno embriagarse de un refrito de electrónica heredado pero disfrutable.

Deus fueron , con diferencia, de lo mejorcito del viernes, todo un triunfo para los belgas ( que ya visitaron a principios de año la Joy Eslava) que se saldó con un grueso de público, que ya iba cogiendo posiciones para Sigur Rós , pero la apisonadora fue para los belgas, arrollaron todo con su paso, un directo eléctrico que bien derrochaba rock , que se ponían experimentales, que alargaban los tempos o que formaban sombras chinescas en sus proyecciones. ‘The Architect’ (madre mía que temón!), ‘Keep Your Close’,’Suds&Soda’, ‘Constant Now’, perlitas que iban soltándonos como un gancho directo, con un Tom Barman ejerciendo de director de orquesta experimentado, una veteranía que casi dos décadas después sigue manifestando el cómo seguir en la cresta de la ola.

La verdad es que Kimbra tampoco era algo que esperásemos sobremanera, y después del directazo de Deus , fue un poco como el directo de tránsito.Más conocida por su tema con Gotye realmente que por ella misma, dio un show donde la estridencia y los bailes excesivos hacían que por momentos se pudiera disfrutar de temas como ‘Settle Down’ , una propuesta que no aporta nada nuevo pero que había generado tanta expectación que había que darla una oportunidad, no sé si otra más la daremos.

La Noche cerrada en el recinto, y Jónsi hacía acto de presencia acompañado de vientos y cuerdas, ¡Sigur Rós ,señores y modernos!, con una puesta en escena impoluta y erizando los vellos de los más fanáticos sin tan siquiera haber ejecutado una nota. ‘Í Gær’ elevaba su voz hacía el infinito, no sabemos quién tendría pelotas de cantar sus temas, pero el trance en el que estuvimos durante una hora y media fue algo que permanecerá en la retina de muchos , una majestuosidad que remueve y que revuelve, coros y orquestaciones que si sonaban así en este recinto no queremos imaginar la de orgasmos que provocarán en un auditorio. Del falsete a la delicia, de las tinieblas a los halos de luz mística, de las tormentas instrumentales de ‘Ný Batterí’ a esa oda que esclarece los cielos nórdicos , ‘Hoppípolla’. No faltaron temas nuevos incluidos en su último trabajo ‘Valtari’ , como ‘Varúð’. No faltaron los que bostezaron , quiero pensar que porque fueron trasladados a esos pasajes oníricos donde la niebla se funde con las notas de una banda que dio un directo que ya quisieran los de Brandon Flowers.

Sigur Rós nos hizo irnos un poco palotes hacia el escenario Heineken, donde tocaban esas bestias pardas que se hacen llamar Triángulo de Amor Bizarro y que lograron mantener la erección, esos creadores de temazos con forma de ostión espabilador, que fueron sacando todo su arsenal , ‘El Himno De La Bala’ , ‘De La Monarquía A La Criptocracia’, ‘Isa Vs El Partido Humanista’… ¡el peor sitio para descansar en ese momento era la Universidad!  Horario que les merece y que supieron aprovechar demostrando lo que mejor saben hacer a golpe de ruidismo.

Justice Live , como bien comentaba un colega, es live porque se abre el set, sale un piano y lo tocan un rato. Un espectáculo que la primera vez tiene gracia, la segunda lo sigues gozando un rato , y la tercera pierde un poco su efectividad y su credibilidad, quizás la culpa es nuestra y el habernos tomado un empacho de los franceses entre el Primavera, el Optimus y el Dcode, una vez al año es una dosis justa y admitimos que necesaria. Derroche de luces, efectos y cabina que ya quisiera Chimo Bayo (¿os le imaginais en ese tinglao?) , ‘Audio,Video,Disco’ ,’ We Are Your Friends’,’ D.A.N.C.E’, Justice For All, ‘la canción del anuncio de Adidas’ como decían cerca de nosotros, y rompepistas y ladrillos electrónicos que hicieron empezar la fiesta a muchos , para seguirla con Joan S Luna a los platos,  y terminarla a otros cuantos .

Primavera Club 2012 anuncia sus carteles


Hace unas semanas ya corría el rumor de que Primavera Club anunciaría su cartel completo a principios de septiembre, y al final ha sido casi a mediados e innovando en la forma, como listas Spotify (Madrid y Barcelona). Si avanzamos que Swans sería parte del cartel, esa noticia se confirma oficialmente y también se anuncian sus acompañantes tanto en Madrid como en Barcelona.

Seguir leyendo Primavera Club 2012 anuncia sus carteles

Mañana arranca el PalmFest 2012


En apenas 24 horas arrancará la séptima edición del festival por excelencia en la Costa Dorada y Sur de Cataluña, el PALMFEST. Bandas de la calidad de We Are StandardThe Last DandiesStand Up Against Heart CrimeThe Marzipan ManAlbert Jordà además de una buena selección de djs,  serán los encargados de abrir PALMFEST por todo lo alto en la primera jornada de festival.
Seguir leyendo Mañana arranca el PalmFest 2012

Jack White en Septiembre en Madrid y Barcelona. Entradas a la venta este viernes.


Jack White estará en Madrid y Barcelona en septiembre de manos de Live Nation,  presentando su último trabajo Blunderbluss. Las citas elegidas son el día 1 de Septiembre en la sala La Riviera (Madrid) y el 2 de Septiembre en Sant Jordi Club (Barcelona). Las entradas salen a la venta este viernes 20 de Julio a partir de las 10 de la mañana.
Seguir leyendo Jack White en Septiembre en Madrid y Barcelona. Entradas a la venta este viernes.