Archivo de la etiqueta: Amparo Llanos

New Day dejan vídeo para ‘Free’ nuevo sencillo extraído de ‘Sunrise’.


New Day está formado por Amparo LLanos, Samuel Titos (ex- Dover) y Jota Armijos. “Sunrise” es su primer LP autoeditado, que veía la luz el pasado mes de marzo y con el que no han parado de recibir elogios.

Ahora la banda estrena vídeo para “Free“, un llamamiento a la libertad en clave musical,que sigue la misma estética que iniciaran en el clip de “Stay“.

 

https://www.youtube.com/watch?v=UNM-XlEo1Zs

El power trío formado por los exDover Amparo Llanos y Samuel Titos, más Jota Armijos en la batería, no ha parado de sorprender desde el lanzamiento Sunrise, su primer material discográfico autoeditado a finales de marzo de este año. Con este álbum, han recorrido varios puntos de la geografía española y se han ganado el título de una de las bandas más prometedoras del país.

New Day proclaman así un grito a la libertad en forma de temarraco. Pero ojo que en “Sunrise” hay espacio para hit tras hit, y es que el mix Dover-Fuckaine ha sido tan fructificante y excitante como se manifiesta en sus trece temas de presentación. Rock fibroso, trazas de electrónica, sintetizadores realzados con coros y energía a raudales .

La agrupación también ha anunciado sus primeras fechas festivaleras de esta temporada:

8 de agosto – Festival Noroeste – Coruña
14 de agosto – Kulturweek Festival – Pobladura de Pelayo (León)

Crónica del concierto: Dover en la Sala Autoreverse (Valladolid) – mayo 2015

La gira de presentación de ‘Complications‘, último trabajo de Dover, hacía el pasado viernes su parada en la Sala Autoreverse -o sea, en el escenario del Teatro Zorrilla- de Valladolid. Como ya dijimos en su día, el álbum no es para tirar cohetes, así que las hermanas Llanos y compañía aciertan en alternar en el setlist temas antiguos, sobre todo de ‘Devil Came To Me’ -recordamos que vienen de haber estado de gira por el decimoquinto aniversario de ese disco-, y de ‘Late At Night’ -¿os acordabais de lo buena que es ‘Flashback’?-, con temas nuevos, de suerte que éstos dan bastante el pego. Entre canción y canción recordaron la última vez que tocaron en Valladolid, felicitaron a un fan por su cumpleaños y Cristina hizo varios comentarios de gran interés para los que somos seguidores acérrimos, como que que ‘Mystified’ se está convirtiendo en su tema favorito, que ‘Building a Fire’ está dedicada a Jesús, el baterista -“¿es por mi mala hostia?”, bromeó éste-, o que ‘Four To The Floor’ es una canción muy especial para ellos. Como habitualmente, sonaron apabullantes y tuvieron el acierto de no olvidarse de ‘There Is A Place’ -esa cara b que ya hemos comentado que es todo un hit- y de recuperar ‘Better Day’, presentada por Amparo como -alerta: drama- “la tercera canción del ‘I Was Dead For Seven Weeks In The City of Angels’”, ¡cuando en realidad es la segunda! Otro drama, mayor, es la ausencia total del ‘Follow The City Lights’, aunque hay que conceder que esas canciones tienen difícil encaje en un show como el de anoche. Quizá, ahora que son amigos, podrían tomarle prestada a Fangoria la idea de un concierto entre lo eléctrico y lo electrónico, con una parte rock y otra electropop, y todos tan contentos. Fantasías aparte, y sabiendo que juegan con ventaja, pues no todos los grupos tienen una cantante con una voz como la de Cristina -debería ser Patrimonio de la Humanidad, como gritó una chica-, lo que quedó claro es que no hay disco mediocre que mate el sólido directo de Dover.

Dover / Complications


Dover Complications

Que Dover iban a volver a hacer un disco de rock era un secreto a voces desde que se enfrascaran hace tres años en esa tan bien recibida gira conmemorativa de su segundo álbum y mayor éxito, ‘Devil Came To Me’, coincidiendo con su vigésimo aniversario como grupo. Atrás dejaban el fiasco comercial y artístico -más lo primero que lo segundo, de todas formas- de ‘I Ka Kené’, su álbum africanista con un tigre en la portada. Una etapa -sí, vamos a caer en el chiste fácil- complicada, que intentaron superar volviendo a sus orígenes o, lo que es lo mismo, tomando el control -el disco lo han grabado ellos cuatro en su local de ensayo y lo ha producido Jesús Antúnez, el baterista- y empezando de cero, como canta Cristina en la pista que da título a este ‘Complications’: “I’ve got to take control/ Right my wrongs/ And then start from scratch”.

Dice Amparo Llanos, con razón, que, estilísticamente, es ‘The Flame’ el álbum de su carrera al que más se acerca su nuevo trabajo, y prueba de ello es ‘Too Late’, el apañado primer single. Al igual que en aquel disco, también en ‘Complications’ se mueven entre el rock más afilado -Cristina se deja las cuerdas vocales en ‘Crash’ como lo hacía en ‘My Fault’-, un pop/rock de corte más amable -‘Four To The Floor’- y algún que otro tema más downtempo -‘Like a Man’, ‘Sisters of Mercy’ y, como de costumbre, el cierre del álbum, ‘Building A Fire’-. Todo muy académico, por tanto: nada de sintetizadores ni de canciones en bambara. Nada de estridencias.

Pero tampoco nada que verdaderamente llegue a hacer “clic”: calificar un primer sencillo de “apañado” es casi más dramático que nombrarlo el peor de su carrera, como hicimos con ‘Danayá’. Y es que, por muy disfrutable que sea este ‘Complications’, adolece de una grave falta de ganchos: las letras son una nadería -no os perdáis las que algún desaprensivo ha colgado en Spotify, donde “second floor, apartment to the left” se convierte en “so you can blow her, pardon to the left” (???)- y las estructuras de las canciones son a menudo perezosas -puede que unas partes c o unos puentes algo más currados hubieran obrado milagros con estas melodías-. Quizá la honrosa excepción sea ‘New Way Mechanics’, con ese atinadísimo “I can’t sit around/ sit around/ sit around/ I will have to get up and shake” que, por fin, suena de verdad. En general, la recuperación del sonido rockero que sus fans añoraban les ha quedado demasiado encorsetada. 6,66/10.

Crónica concierto de Dover en la Sala My Way de Valladolid

La mítica banda de rock Dover, o lo que es lo mismo, las hermanas Llanos, Jesús Antúnez y Samuel Titos dieron un fantástico concierto en la sala My Way en Valladolid el viernes pasado. El concierto que se enmarcaba dentro de su gira “Devil came to me y que conmemora los 20 años de vida de este grupo madrileño, era un éxito anunciado pues son muchos los fans que como servidor han crecido con sus canciones y cantado una y otra vez sus grandes clásicos.
La velada prácticamente el último día cambió de ubicación pues en principio se iba a celebrar en la sala Bitácora, pero por diversos motivos al final tuvo que cambiar de lugar. Pero eso no importó para que unos 300 incondicionales se dieran cita a las 23:00 en la ya mencionada sala My Way dispuestos a pasar una gran noche de puro rock.
Y no decepcionaron, pues los Dover se tocaron todos sus temas del celebérrimo álbum “Devil came to me“, así como algunos de sus otros grandes éxitos como “DJ” del álbum “Late at night”. El momento de subidón total fue con los bises cuando por fin interpretaron su temazo “Devil came to me” con el que la sala se vino arriba y todo el mundo entró en éxtasis cantando y dando saltos.
Durante el concierto varias referencias a su anterior pasó por Valladolid en el año 95 cuando aún eran unos desconocidos y tocaron en la sala Subterfugio. Amparo que era la encargada de hablar entre los temas nos contó el buen recuerdo y las ideas que salieron después de ese concierto.
En fin una noche de rock en estado puro, con unos Dover supercañeros a las guitarras y a la batería y fieles a su estilo primigenio con el que consiguieron la gloria y la fama
Texto:  Ruben Bugeda
Fotos: Fran Cea

1993-2013: Dover, los éxitos que no fueron (II)

5. My Secret People (I Was Dead For Seven Weeks In The City Of Angels)
‘My Secret People’ es la pista que abre esa obra colosal que fue ‘I Was Dead For Seven Weeks In The City of Angels’, un álbum marcado por las diferencias con su productor y por la gripe que Cristina arrastró durante toda la grabación, circunstancias que les llevaron a ponerle ese título tan gráfico. ‘I Was Dead…’, no obstante, supone la cumbre compositiva de Dover hasta la fecha, que encuentra en ‘My Secret People’ uno de sus momentos más álgidos. En esta ocasión se esmeraron mucho más en las letras, haciendo estrofas distintas para antes y después del primer estribillo, maravillosos puentes -muchas veces mejores que los propios estribillos- y, por descontado, unas partes c tan cuidadas -¡en ‘Recluser‘ incluyen hasta dos!- y originales que podrían constituir en sí mismas canciones independientes. Sin duda, uno de los mejores álbumes del rock español, aunque, eso sí, algo lastrado por lo excesivo de su minutaje.

4. Nightmare (Devil Came To Me)
Si bien es cierto que las logradas estructuras de las canciones de ‘I Was Dead…’ son siempre caballo ganador, no es menos cierto que los temas más sencillos, característicos de los inicios del grupo, tienen un encanto especial del que aquéllas carecen. Por no hablar de que la voz de Cristina, sin duda uno de los puntos fuertes de la banda, suele lucir más en este tipo de canciones -y ya ni hablamos si, además, las interpretan en acústico, aunque esto no tiene mucho mérito porque sus acústicos son impresionantes, ya se trate de la mayor mierda de canción– . En ‘Nightmare’ brilla hasta la letra -cosa poco habitual chez Dover, la verdad, con ese “for you, whatever” que pone los pelos de punta.

3. Tonight (Follow The City Lights)
Muchos de los fans de Dover de la primera etapa de Dover se sintieron estafados con el salto del grupo a la electrónica, como si el rock fuera un fin en sí mismo y no un medio más con el que canalizar el enorme talento para las melodías que toda la vida han mostrado las hermanas Llanos. Por suerte, hubo quienes sí supieron apreciarlo en las canciones que integran ‘Follow The City Lights’, haciendo de ‘Let Me Out’ o ‘Do Ya’ los éxitos que son hoy en día. ‘Tonight’ es otra buena muestra de la amplitud de miras y de la absoluta falta de prejuicios del grupo, que tuvo que disfrutar de lo lindo grabando este álbum. El talento de la banda, esta vez puesto al servicio de la música de baile, nos dejó piezas tan excitantes como lo es ‘Tonight’.

2. Four Graves (Late At Night)
A nadie se le escapa que Nirvana ha sido una de las mayores influencias de Dover, tanto estética como musical. ‘Four Graves’ es uno de los temas más grunge del grupo y, en cierto modo, puede servir de compendio de todas sus virtudes: voz, guitarrazos y una estructura y una melodía como siempre, cuidadísimas, que hacen de ella un auténtico must dentro de su discografía.

1. King George (I Was Dead For Seven Weeks In The City Of Angels)
Sí, culminamos esta selección haciendo una pequeña trampa, pues resulta evidente que ‘King George’ ha sido un éxito de los de verdad. Si lo incluimos en esta lista es, precisamente, porque es una canción TAN enorme que nos da la sensación de que no está lo suficientemente reconocida -por Dios, ¿¡pero qué son ‘Devil Came To Me’ o ‘DJ’ al lado de ‘King George’!?-. Ese -ya mítico- riff, esa inspiradísima melodía, esa mención a su admirado Paul McCartney y esa preciosa voz de Cristina Llanos hacen de ‘King George’ una de las mejores canciones de la historia del pop. Never felt so close to them before!

Escucha la lista completa en Spotify.

1993-2013: Dover, los éxitos que no fueron (I)


 

En Notedetengas nos gusta mucho celebrar aniversarios. El año pasado le dedicamos un par de posts a Carlos Berlanga; el anterior, a los Magnetic Fields, y este 2013 es el turno de los madrileños Dover, uno de los grupos más genuinos, talentosos y desprejuiciados que hemos conocido. Cumplen veinte años de carrera -ellos ya los están celebrando con una gira en la que interpretan su álbum más vendido-, así que es el momento perfecto para rememorar todos sus éxitos: algunos lo fueron de verdad -podéis recordarlos en esta playlist– y otros, como los diez siguientes, no… aunque lo deberían haber sido.

10. The Real Me (Late At Night)
‘The Real Me’ ha sido históricamente una de las canciones favoritas de los fans, hasta tal punto que durante muchos años dio nombre a una página web (“The Real Dover”) en la que un seguidor del grupo recopilaba material de la banda. La estructura de la canción es cien por cien Dover, a saber: tras un par de sencillas estrofas, un puente y el estribillo, se vuelven a repetir las mismas estrofas -en este sentido siempre han sido un poco perezosos-, el mismo puente y el estribillo, para en seguida dar paso a una parte c perfecta (“If you ever come to town/ Would you please be quiet?/ And don’t you tell anyone, they don’t understand/ It took me so long, I just don’t wanna go back/ You don’t need to see me drive, I swear that I can”)que convierte en alucinante lo que, de otro modo, no habría pasado de ser una canción mediocre.

9. A Bullet To The Heart (I Ka Kene)
Dover no salieron para nada bien parados del berenjenal africanista en el que tuvieron la feliz idea de meterse en su, por el momento, último álbum de estudio, ‘I Ka Kene‘. Cuentan que toda la fiebre africana les vino a raíz de que Amparo -que, como sabemos todos desde siempre, es la que corta el bacalao en el grupo-, conociera a un chico de Mali. Un encuentro providencial, teniendo en cuenta el éxito en los últimos años de grupos como Vampire Weekend o Yeasayer. Casualidades o no, lo cierto es que lo único que merece la pena del álbum son, precisamente, las canciones exentas de ese africanismo tan mal llevado, como es esta ‘A Bullet To The Heart’.

8. Mi sombrero (The Flame)
Excepto en su último álbum, en todos los anteriores Dover han incluido una canción con título en español (‘El perro loco’ en ‘Sister’, ‘La monja mellada’ en ‘Devil Came To Me’, ‘Me And My Mulón’ en ‘Late At Night’, ‘Lady Barbuda’ en ‘I Was Dead…’, ‘Madrid’ en ‘Follow The City Lights’), que no con letra en español, lengua en la que solo han cantado ‘Noche tras noche’, versión del grupo Solera incluida en su debut. ‘Mi sombrero’ es una de las composiciones de su corta pero bonita etapa pop/rock, reflejada en su siempre infravalorado LP ‘The Flame’. Era de sentido común que la recuperaran, como así hicieron, en la gira de presentación de su siguiente disco, ‘Follow The City Lights’.

7. Spectrum (Devil Came To Me)
‘Devil Came To Me’ es un álbum algo extraño, en tanto que, después de los primeros tres cortes -los tres éxitos ‘Devil Came To Me’, ‘Loli Jackson’ y ‘Serenade’-, todos los que les siguen son bastante diferentes -lo mismo ocurría, por ejemplo, en el ‘Music’, de Madonna, ¡a ver si va a resultar que su influencia en el grupo se remonta a mucho antes de lo que pensábamos!-, pues se trata de canciones infinitamente más sencillas, en muchos casos con unas melodías tan inspiradas como la de ‘Spectrum’. Seguro que la compusieron en uno de esos “días buenos” en el local de ensayo de los que habla Amparo.

6. Free Kitten (Late At Night)
Siempre ha sido muy divertido que en mitad de un disco tan rockero como es ‘Late At Night’ -un álbum infinitamente más pulido que ‘Devil Came To Me’, aunque a la postre vendiera mucho menos- Dover metieran esta canción de sonido tan amable -y melodía acorde- sobre una gatita que se escapa. El hecho de que aquellos que se borraron de fans en 2006, molestos porque el grupo se pasara al electropop -lo cual, por otro lado, muchas veces no le quitó ni un ápice de crudeza a sus canciones-, no tuvieran, sin embargo, ningún problema con ‘Free Kitten’ resulta de lo más ilustrativo: es una anormalidad que sólo puede deberse a una estrechez de miras bastante bochornosa.