Archivo de la etiqueta: Espanto

Mejores canciones nacionales 2016

Con la cantidad de bandas que existen en nuestro país, nos ha costado elegir las mejores canciones nacionales 2016. Pero la redacción de Notedetengas ha llegado a un acuerdo y estas son las canciones de grupos nacionales que más nos han gustado este año.

Atravesada por el rayo – Espanto

Baila Sumeria – Triangulo de Amor Bizarro

Charo – Quique González

Coimbra – The Levitants

Dos Amigos – Modelo de Respuesta Polar

Gloria – León Benavente

La máquina humana – Kiko Sumillera

Magic – Noise Box

Melt in trees – Cosmic Birds

Mi amiga salvaje – El último vecino

Mi consentido – Kokoshca

Voluntad de resistir – Fangoria

Mejores discos nacionales del 2016


Desde Notedetengas hemos hecho, como cada año, nuestra selección con los mejores discos nacionales de 2016. Se nos han quedado muchos fuera, pero estos son los diez que más nos han gustado.

2- León Benavente

León Benavente siguen acumulando carteles de sold out con estos nueve cortes producidos por ellos mismos. Con un sonido directo y cada vez más personal y letras que no llegan al cinismo ni a la prepotencia, pero casi.

Away- Hola a Todo el Mundo

Tras una bellísima y florida portada se esconde uno de los mejores discos nacionales del 2016 .Baterías rotundas, capas de sintetizadores, deliciosos juegos de voces y una estética muy cuidada, envuelven los diez temas que componen Away, el último disco de Hola a Todo el Mundo.

 

Dos Amigos – Modelo de Respuesta Polar

El avance de Borja y los suyos ha sido innegable, sus letras calan hondo, sus melodías purifican, su sinceridad abruma y nos hacen partícipes de vivir sentimientos sin miedo a fracasar. Dos amigos ha supuesto un punto de inflexión en la carrera de la banda, un reconocimiento que sin duda les relanzará en el nuevo año al olimpo. A camino entre la poética de cantautor y el estribillo para masas cocinan al dente canciones para demoler el corazón,innegable triunfo.

El Peor Grupo del Mundo – Sidonie

Sidonie vuelven al pop, después de varios trabajos que se acercaban más a otros estilos. Un disco en el que citan muchas de sus influencias de manera explícita, sencilla y directa. Un disco que cautiva desde la primera escucha y que es merecedor de estar entre los mejores discos nacionales del 2016.

 

Fruta y Verdura – Espanto

Valga  el oxímoron: el último disco de Espanto es una maravilla. En él, el dúo riojano nos ofrece una obra conceptual sobre la vida en la naturaleza y todo lo que ello entraña: desde la burocracia que la hace posible (es en “La Selva” donde más se nota la mano de sus productores, Hidrogenesse) hasta, incluso, el riesgo encontrar la muerte (en el desternillante y evidente hit “Atravesado por un rayo”). Por lo demás, las canciones de Fruta y verdura son muy frescas y sabrosas. Los guitarrazos glam de “Lágrima de glitter” y el boogie-boogie de la estupenda “Insecto” hacen el contrapunto perfecto a las preciosas y tristes “Morirás” y “Ritual de iniciación”. Con la rousseauniana “Mal salvaje” y la brillante y pulida “Diamantes” descubrimos, además, que estas frutas tenían mucho más jugo de lo que en un principio parecía. Los médicos recomiendan consumir cinco al día para evitar enfermedades del corazón.

Lluvia y Truenos – The New Raemon & McEnroe

Este es el resultado de una mezcla perfecta; la de Ramón Rodríguez (The New Raemon) y Ricardo Lezón (McEnroe). Una amalgama de letras emotivas y melodías incansables que se cuelan en el sistema circulatorio y acaban clavadas en el corazón. La unión de la belleza compositiva y las certeras segundas voces enmascaran la rabia de “Malasombra” y “Espantapájaros” y realzan la emotividad de “La Carta” o “Gracia”. Sin duda, uno de los mejores discos nacionales del 2016.

 

Me mata si me necesitas – Quique González

Respaldada por detectives con pistola, Quique González ha perfilado un álbum certero, estoico y consciente de su peso. Cargado con el polvo sobre el parabrisas al pasar por la nacional 634 o franquear La Vega de Pas. Herido de derrotismo y pérdida. Como despertarse con la tripa revuelta y las piernas temblando.

North – Morgan

Un debut que no es fácil acertar que lo es. Elegante y envuelto en coros e instrumentos precisos y cuidados. La voz de Carolina de Juan, Nina, oscila de la fragilidad de salir a tocar descalza y con la cabeza baja a una fuerza que silencia teatros enteros. Los dos polos de un imán.

Oferta – Las Bistecs

Ya sólo por verlas lucir palmito en los balcones de los hoteles más casposos de la geografía se merecen estar en el top, pero si analizamos temas como “HDA”, “Cosas Negra”s o “Señoras Que” no podemos sino rendirnos ante unas de las líricas más ácidas y más pegadizas de los últimos años. Electrónica para el morbo, desenfadada crítica y electro disgusting como nueva etiqueta que ya copiará en breve Pitchfork.

Voces – El Último Vecino

Una maravillosa colección de canciones es lo que contiene el segundo disco de El Último Vecino, Voces. En total, treinta minutos exactos de un dream-pop tan exquisito como poco preocupado por enmascarar sus fuentes, que se hacen evidentes en temas como “La noche interminable”. En efecto, recuerdan mucho a The Smiths. O a The Drums imitando a The Smiths: Gerard hasta se mueve -y se viste- como Jonny Pierce -puestos a copiar, copiemos a los mejores-. El sello personal lo aportan, y de qué manera, unas letras fabulosas, pura poesía, como las de “Una especie de costumbre”, “Mi escriba” o “Mi amiga salvaje”

Canciones para Pomelo #1: Pop en español


#1dentro

Mi amiga Pomelo me ha pedido que le grabe unos discos para tener algo que escuchar en el coche de camino al trabajo y yo, agradeciendo su confianza en un asunto de tal trascendencia, me he tomado la tarea con toda la seriedad que requiere. Así que he decidido inaugurar esta nueva sección en Notedetengas: una carta abierta a Pomelo para comentar, una vez al mes, las listas de canciones con las que intentaré hacer algo más amenos sus trayectos al volante.

1. Astrud – CD.
Que este primer mixtape esté dedicado al pop en español es una mera excusa para poder empezar el disco con ‘CD’, de Astrud, canción cuyo primer verso es “Te he grabado un CD para que te lo pongas cuando no estés conmigo”, precisamente de lo que trata esto. Lo cual implica, simple y llanamente, que los 66 minutos siguientes son de relleno. Ups.

2. Espanto – Las voces
‘Las voces’ es un tema medio esquizofrénico medio animista que conocí porque un chico al que sigo tuiteó parte de la letra. A Espanto, como a los Vaccines, les gusta curarse en salud (‘What did you expect from The Vaccines?’) y se han puesto un nombre que presagia lo peor para poder decir que ya te lo advirtieron si no te gustan sus canciones.

3. Hidrogenesse – Fuerte!
‘Fuerte!’ es en realidad una canción de Surfin’ Bichos que Hidrogenesse versionaron estupendamente.

4. Los Punsetes – Pinta de tarao
Esta canción no volvió a ser lo mismo desde que David Lynch preguntara por Twitter a los Punsetes si tenía pinta de tarao. El por qué tuvo conocimiento de esta canción es un misterio y todo esto resulta efectivamente muy lynchiano.


5. Loquillo – El ritmo del garaje
Loquillo no me gusta nada -¿a quién sí?-, pero esta canción a dúo con Alaska les quedó resultona. En esta actuación en La Edad de Oro salen bastante guapos ambos -¡qué pelazos!-.

6. Francisco Nixon – Erasmus borrachas
Pomelo y yo compartimos año Erasmus y we had so much fun.

7. La Costa Brava – Falsos mitos sobre la piel y el cabello
¿Quién te recibe al regresar después de una gira triunfal con una botella de champán?‘ es una de las mejores frases del pop en español, así que no podía faltar en este CD. Pero no recuerdo si esa opinión es mía o de algún comentarista de Jenesaispop.

8. Carlos Berlanga – Vacaciones
Carlos Berlanga es uno de los mejores compositores del pop en español, así que no podía faltar en este CD. ‘Vacaciones’ es su canción en solitario favorita de Alaska. La de Nacho Canut es ‘Safari emocional‘ y Ajo -que acaba de sacar su cuarto libro de Micropoemas, por cierto- y él han hecho algo muy parecido este año en ‘Lo tuyo no es normal‘.

9. Fórmula V – Vacaciones de verano
Hablando de vacaciones, Fórmula V hicieron una canción perfecta sobre el tema. Sospecho que es posible que Pomelo ya conociera esta canción.

10. Julieta Venegas – Debajo de mi lengua
La playlist va de pop “en” español, no de pop español, y esa preposición abre todo un mundo nuevo de posibilidades. A la pobre Julieta Venegas la hacen bullying por no ser indie en el FIB y se olvidan de que tiene canciones tan buenas como ésta.

11. Dënver – Olas gigantes
De México a Chile. El sorprendentemente numeroso público chileno de Notedetengas me puso un poco a caldo en los comentarios de esta página por escribir que San Felipe, ciudad de origen de Dënver, estaba en la costa, a propósito de ‘Olas gigantes’. En realidad creo que nunca dije eso. El principio de esta canción es escandalosamente parecido al de ‘Tar Heart, de Zeigeist, el grupo perfecto al que escuchar cuando The Knife deciden ponerse a aporrear cazuelas en lugar de componer canciones, como han hecho en su último disco.

12. Papá Topo – La chica vampira
Pomelo y yo vimos a Papá Topo en Siroco en octubre y nos gustaron mucho.

13. Nitoniko – Los chicos de ahora
Este single de Nitoniko está muy bien pero el resto del disco no. Era la melodía que le ponían en los resúmenes de OT al concursante que versionó a Scissor Sisters, desencadenando por mi culpa el fracaso comercial del grupo, como ya expliqué aquí.

14. Spunky – Más triste es ser como tú
Spunky es otro chico de ahora, es el cantante de Fangoria y también es mi vecino. Lo sé porque me compré sus discos –a la venta en su perfil de Facebook– y venía su dirección en el remite. Eso sí que es indie.

15. Chico y chica – Tú, lo que tienes que hacer
Chico y chica son uno de los mejores grupos de la historia de la música, no solo en español. ‘Tú, lo que tienes que hacer’ es una canción enorme y en directo es la bomba latina.

16. Nino Bravo, La casa azul – Ésa será mi casa azul
No entiendo a esa gente que dice que las canciones de Nino Bravo son perfectas. A mí me parecen casposas. Claro que pasado por el filtro del genio Guille Milkyway todo cambia y surge esta maravilla.

17. Lola Flores – Se llama Antonio
Por algún motivo nadie ha comentado la letra de esta canción en Rap Genius.

18. La Mode – En cualquier fiesta
Una balada para acabar el disco, como hacen siempre Dover.

Lo que piensa Pomelo: Por un momento creyó que era yo el que cantaba la canción de Astrud.

Si tú también quieres ser como Pomelo, puedes escuchar la playlist entera en Spotify.

Mejores canciones nacionales de 2012

20. El palacio de Linares – Himalaya
Como que no quiere la cosa, El Palacio de Linares se cuela entre nuestro top con ese alegre single que es ‘Himalaya’ de su primer EP. No sabemos si es por lo naive de la letra, o por las rimas tan divertidas o por qué pero realmente es una canción que se pega desde que Ángel Román comienza la primera estrofa. Escuchen.

19. Triángulo de amor bizarro – Ellas se burlaron de mi magia
‘Ellas se burlaron de mi magia’, el tema resultado de la colaboración del trío gallego Triángulo de amor bizarro con Sonic Boom, es todo lo que quisimos habernos encontrado a partir del tercer corte en su último disco, ‘Año santo‘, y no hicimos: un impacientísimo tema -y no solo por la letra, con ese “no quiero esperar” repetido una y otra vez- que no puede resumir mejor la esencia del grupo. 

18. Klaus & Kinski – Poderoso caballero
El tercer álbum del dúo murciano Klaus & Kinski, ‘Herreros y fatigas‘, no nos ha gustado tanto como lo hicieron los dos anteriores, lo que no quiere decir que no haya en él canciones que sí nos han gustado tanto como lo hicieron las de los dos álbumes anteriores. El mejor ejemplo es ‘Poderoso caballero’, una suerte de lamento anticapitalista muy acorde con la portada del disco. Con una melodía logradísima y una letra, para no variar, un tanto críptica, contiene uno de sus mejores finales de canción: “Un ajuste estructural irremediable, tan miserable/ intolerable para tu mezquindad”.

17. Arizona Baby – If I Could
Doblete para los barbudos, sí, pero es que el EP que lanzaron a finales de año no deja títere con cabeza. ‘If I Could’ es una joyita que en momentos nos recuerda a Jim Morrisson, otras a Ennio Morricone… un tema desértico con ritmos chamánicos (de reggetón decían algunos) que nos invitan a bailar cual posesos alrededor de la hoguera y seguir al rey lagarto.

16. Musselman – Narrow Path
Y diréis… ¿de dónde ha salido este grupo que no está en ninguna de las listas de otros medios? Pues no lo sabemos cais ni nosotros… pero un día nos escribieron a Acordes Urbanos y alucinamos con su sonido acústico… Suenan a una mezcla de Bon Iver + Arizona Baby + Jethro Tull con un toque de elegancia jazzy, y, por supuesto, toques americanos, que no deja a nadie indiferente. Especialmente la canción que destacamos es una auténtica delicia que no deja de sonar en nuestros reproductores. Sin duda un fabuloso trabajo de presentación y, seguro, uno de los grupos a tener en cuenta este 2013.

15. Beach Beach – Easier
Es complicado quedarse con una sóla canción del ‘Tasteless Peace’ de Beach Beach. Canciones que duran lo que un cigarro, ritmos garajeros, melodías pop y actitud más punk. ‘Easier’ combina todos esos elementos con punteos asincopados y un repetitivo in crescendo final tan usado como efectivo. Si no mueves el pie con ésto, definitivamente, no tienes sangre.

14. Chico y chica – Tú qué sabes
‘Tú qué sabes’ ha sido la gran protagonista del comeback de Chico y chica este 2012 con su álbum ‘Los estudiosos‘. Se trata de una buenísima canción-reproche con un “trasfondo electrónico que no se lo salta un galgo”; una letra que “admite varios contextos: el amoroso, el profesional, el familiar, el económico y el parlamentario“, plagada de frases para repetir en el día a día (“¿Tú qué andas parrapleando?”, “Cara de guisante tú, voz de pito tendrás tú”) y un videoclip en el que “la trama sucede alrededor de una estructura arquitectónica que funciona como metáfora del gran cascarón de orgullo con el que se pasean los airados protagonistas”. En una palabra: imprescindible.

13. Luis Brea – “Baso” es con “v”
Una de esas canciones para estados lacrimosos. Una auténtica historia real del día a día hecha canción que nos toca con un afilado cuchillo lo mas profundo de nuestro corazón. Esta es una de las joyas que encierra ‘Hipotenusa’, el primer largo de este madrileño. La cadencia musical ya la hace diferente pero sin duda es su ácida letra la que la hace impregna de un halo especial.

12. Corzo – Comeback
Para quien no los conozca, Corzo es uno de los grupos que recientemente ha salido de la escena vallisoletana que, seguro, dará mucho que hablar en 2013. Liderado por Ángel Román, han grabado un fabuloso primer trabajo del cual queremos destacar el tema ‘Comeback’ con el que se cierra su trabajo. Una fabulosa pieza que comienza tranquila y acústica y finaliza en un torrente de electricidad. Una delicia.

11. Fira Fem – Cine azteca
Conviene decir que el de Fira Fem es, sin duda, uno de los debuts más refrescantes del año. Una mezcla de sonidos que se digieren igual bien en la pista de baile como entre cuatro paredes claustrofóbicas en una tarde de resaca. ‘Cine Azteca’ es el reflejo más acertado. Una melodía pegadiza, sintetizadores espaciales y montones de reverb. Difícil que nos quitemos de la cabeza semejante cosa.

10. Espanto – Rock’n Roll
El sello Austrohúngaro nos ha dado grandes cosas este 2012 y, además de las canciones de Hidrogenesse y Chico y chica, a finales de año veía la luz el disco de Espanto, titulado ‘Rock’n Roll’, al igual que su mejor canción. ‘Rock’n Roll’, co-producida por Carlos y Genís, está “basada en los tres acordes del rock” y tiene entidad propia suficiente, con su acumulación de “ritmos contundentes, riffs monolíticos y e-bows, muros de guitarras, coros camp setenteros, un guiño a los Stones, arpegiadores disco al estilo Moroder y un bajo frío y sintético” para ganarse un puesto en nuestra lista de mejores canciones nacionales del año.

9. Arizona Baby – Rock’N’Roll Messiah
Arizona son ya un clásico en nuestros tops, y este año no iba a ser menos. Se han sacado de la manga un fabuloso EP y uno de sus temas, ‘Rock’N’Roll Messiah’, es el que más nos ha encandilado, desértico, fresco, viejuno… El sonido de siempre de Arizona aderezado con la voz chamánica de Javier Vielba hacen que sea una gozada.

8. The New Raemon – Risas enlatadas
Uno de nuestros catalanes favoritos que no falta a la cita anual a la hora de sacar nuevos trabajos. En esta ocasión, dentro de ‘Tinieblas, por fin’ nos encontramos con este profundo tema que rompe en nuestro interior al llegar a su colérico estribillo. Una auténtica montaña rusa de emociones y de sonidos que pone de manifiesto el impresionante registro vocal que tiene Ramón y que, como nos tiene acostumbrados,  habla del lado mas oscuro de las relaciones con sus tiras y afloja,  incógnitas y  rendiciones.

7. John Talabot – Oro y sangre
Una puerta que se abre chirriando lúgubremente. Un grito. Ese grito que suena al tiempo que empieza la base es toda una seña de identidad para un tema que engorda con cada capa que Talabot suma al tema una y otra vez, que quita y pone continuamente. El resultado en conjunto es una bola de proporciones extraordinarias compuesta por oscuros y melódicos sintetizadores, percusiones y una base potente y cortante que es de lo mejorcito que he escuchado en mucho tiempo.

6. Hidrogenesse – Historia del mundo contada por las máquinas
Este año, Hidrogenesse nos han divertido y nos han hecho bailar con muchas de las canciones de su álbum ‘Un dígito binario dudoso‘. Tal es el caso de ‘Enigma’ o la c.e.c. ‘Captcha cha-cha‘. Sin embargo, lo mejor del álbum es su última pista, ‘Historia del mundo contada por las máquinas’, que es, como su nombre indica, la historia del mundo, contada por los ordenadores, hecha canción. Y vaya canción. No podemos imaginar mejor forma de cerrar un álbum homenaje a Alan Turing -ese científico inglés que fue condenado por sostener que las máquinas podían pensar- que con un tema que resume lo que ha sido el mundo desde la Revolución Industrial hasta hoy desde el punto de vista, precisamente, de las máquinas. “Un mundo fuera de control necesitará un ordenador” es a la vez el estribillo y el leitmotiv de la canción: una frase emocionante para una canción emocionante.

5. Corizonas – I’m Alive
¿Quien es capaz de quedarse quieto al oir este pedazo de temazo? Vale, no es originario de los Corizonas (canción original de Tommy James & The Shondells), pero… no me digéis que no lo ejecutan a la perfección. Por cierto, ¿lo habéis podido disfrutar en directo? Fuerza, gritos, éxtasis, bailes, cerveza, sudor y una satisfacción y regustillo enorme de poder haberla vivido… porque sí, ¡estamos vivos! Y estos temas son los que nos lo recuerdan. Una auténtica delicia a cargo de los Corizonas.

4. TUYA – Hands of Wasted Men
El álbum debut de TUYA es, sin duda, uno de los que no pueden faltar en las listas nacionales de 2012. ‘Hands of Wasted Men’ fue su primer adelanto y resultó tener todos los ingredientes para convertirse en un verdadero hit. Entró como una bala y decidió quedarse para convertirse, también, en una de las mejores canciones nacionales de 2012. No podemos dejar de escucharla.

3. Toundra – Ara Caeli
Toundra abre su III con una perla post-rockera que recoge y define a la perfección las características que los madrileños explotan en sus composiciones: perfecto equilibrio entre intensidad y calma (algo de lo que no todos los grupos de post-rock pueden presumir), multitud de solos guitarreros, giros inesperados y, como no, una técnica que se nota pulida durante años. El post-rock habitualmente se hace repetitivo, pero Toundra lo moldea a su antojo para crear joyas como Ari Caeli.

2. John Talabot ft. Pional – Destiny
Siempre he defendido que John Talabot crece a pasos agigantados cuando es acompañado por el madrileño Pional a las voces. Su matrimonio beneficia a los dos y ‘Destiny’ es el mayor ejemplo. Una base funk, teclados atmosféricos, los coros en falsete y esa voz que nos martillea con aquello de “It’s destiny”. Podríamos estar bailándolo toda la noche.

1. Los punsetes – Tráfico de órganos de iglesia
Si hace un par de años me dicen que Los Punsetes harían una canción tan descomunal como ésta, no habría dado un duro por ello. Sí es verdad que los madrileños ya habían dado muestras de un enorme talento compositivo en ‘Maricas’ o ‘Tus Amigos’, pero ‘Tráfico de órganos de iglesia’ es el paso definitivo hacia el pop acelerado sin perder nada de su esencia lírica y melódica.

Escucha la lista en Spotify.

Espanto – Rock’n Roll: c.e.c. #66

El sello Austrohúngaro sigue dándonos grandes cosas este año, y a los discos de Hidrogenesse y Chico y chica tenemos que sumar ahora el de Espanto, titulado ‘Rock’n Roll’, al igual que la canción de la que os hablamos hoy. Si ya ‘Captcha cha-cha’ os convenció como tema para escuchar on repeat, no podéis dejar de oír la nueva del dúo riojano, y no solamente porque esté co-producida por Carlos y Genís -lo cual se deja notar y sería ya de por sí un buen motivo-. ‘Rock’n Roll’, “basada en los tres acordes del rock” tiene entidad propia suficiente, con su acumulación de “ritmos contundentes, riffs monolíticos y e-bows, muros de guitarras, coros camp setenteros, un guiño a los Stones, arpegiadores disco al estilo Moroder y un bajo frío y sintético”, para ganarse un puesto en nuestra particular lista de temazos de escucha compulsiva. Sólo tenéis que echar un vistazo al videoclip, aquí abajo, para comprobar que estamos en lo cierto. Si en el fondo, a nosotros, como a Espanto, sólo nos importa de verdad que os importe el ‘Rock’n Roll’.

Nocturama 2012, Sevilla

24 grupos, 10 semanas de verano. El cartel de Nocturama de este año viene con las pilas bien puestas y pese a los recortes que sufre la cultura en estos tiempos de crisis, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, La Suite y Green Ufos nos hacen una propuesta más que interesante para pasar el verano en Sevilla. Seguir leyendo Nocturama 2012, Sevilla

Un Pequeño Festival, 10-11/10/2009: crónica


portadaupf

Son cada vez más las oportunidades que tenemos en la ciudad de ver nuevos grupos, propuestas musicales interesantes y sobretodo disfrutar de la música de la mejor forma de ser presentada o disfrutada: en directo. Un gran esfuerzo por parte de gente que tiene claro que de esto no se van a comprar el yate y que pocas veces se encuentra recompensado. La introductoria jornada del Sabado se desarrolló entre la magnifica sala Ambigú y la discoteca Asklepios con desgraciadamente poca respuesta de publico, que se decantó por el día grande dejando de lado algún descubrimiento más que interesante.

My Friendly Ghost, grupo local, tuvo la papeleta de inaugurar el evento con su guitarra acustica y su folk -con un alto contenido rock- pasional. Una voz potente, autentica (sin entrar en complicaciones vocales o estridencias) y más rockera que melódica nos guió a través de la selección de temas propios. En estos oímos ritmos decididamente intensos, libres de cualquier parte lenta o más apagada, que hacían olvidar la posible melancolía desprendida de sus rasgeos de guitarra visitando lugares comunes, y resultaron en un comienzo enérgico e increíblemente directo.

El leonés Pájaro Sunrise, solo ante el peligro, continuó la sesión de forma puramente acústica, sin los toques electrónicos y arreglos de su disco, en la que aprovecho para meter algún clásico entre su repertorio. Reposado y tranquilo, con su concierto las melodías vocales inundaron la sala, metiéndonos en un ambiente suave y relajado donde la su voz, que fue la autentica protagonista, bien ponia toques -ahora si- melancólicos, bien jugaba de forma original para componer coros, arreglar la melodía y canturrear con, para que negarlo, cierto sentido del humor. Destacaron ‘Disabled’, ‘Done’ (por su intensidad), ‘Sunday morning birds’ o ‘Eleven days’ (momento intimo) y sobretodo la figura de Yuri Méndez, un tipo campechano que derrochó personalidad, sentido del humor y esa alegría contagiosa del que sabe que esta haciendo las cosas muy bien.

Cambiamos de escenario y el turno es ahora para el dúo Espanto, cuya última referencia fue “Ísimos”, en la que basaron buena parte de su concierto.  Aunque si la referencia fue este disco, en escena dejaron atrás su pop costumbrista y se dieron a la experimentación, con la inclusión de un megáfono o un Stylophone por ejemplo. “El último día de las vacaciones”, “No cabe un tonto más” o “Los números de teléfono” nos recordaron esos momentos de brillantes letras sobre lo cotidiano a lo Le Mans o la Buena Vida, movido con ritmos Bossa, de cacharritos y agudas guitarras.

La noche la cerraron freneticamente -tanto por la media hora de duración como por la energía guitarrera- La Otra Gloria. Dúo compuesto por Rocío (Sibyl, Vane) a la batería y Germán (Bananas) a la guitarra y voz. Juntos y a una velocidad de vértigo fueron encarrilando temas en los que demostraron su gusto por la rapidez del punk, voces casi de coña y solos de guitarra cañeros.
La fiesta terminó en el club Berlanga, donde los encargados del sello Birra y Perdiz se encargaron de ponernos su mejor música hasta tarde.

La jornada del Domingo se inició por la mañana en la Mambo con un par de conciertos para ir abriendo el día y espabilando aquellos trasnochadores que alargaron al máximo la noche anterior. Los primeros en abrir fuego fueron los pamploneses Kokoshca, una de las sorpresas del festival. El trío compuesto por batería y dos guitarras incorpora voces entre gritonas y naïf, con reminiscencias del tontipop de los 90, por parte de la vocalista femenina e interesantes guitarras agudas y de trasfondo ochentero.
Buena combinacion que enriquecen con elementos de baladas rock de los 50s y un toque surfero muy presente en todas las composiciones. Todo un despliegue de energía en directo por parte de un grupo a seguir en la escena independiente.

Tras ellos, el dúo de hip-hop Diploide , como era de esperar, ofrecieron un show de humor musical que, a pesar de que a nosotros ya sabéis no nos acaba de convencer (genial la alusión del niño cuando dijo “bueno, luego no vayáis escribiendo por los blogs que…”), hizo que los numerosos fieles que tarareaban sus irónicas y a veces divertidas letras, se fueran con una gran sonrisa a comer.

La hora del café del Domingo, tras los conciertos de Kokoshca y Diploide resultó ser la interesante iniciativa Cafés Literarios organizada por el colectivo Rémora. Como ya nos adelantó Roi en la entrevista, los chicos de Rémora nos ofrecieron algo más de una hora de locuciones de magníficas piezas literarias leídas por los propios autores. Textos de Cortázar o Bukowski “sonaron” mientras, en la pantalla de proyección veíamos auténticas maravillas visuales con técnicas de animación y stop motion

Encarrilamos ya la recta final del festival en la Mambo de nuevo con la parte más interesante del cartel, los fuegos de artificio, por delante. Gudar comenzaron la noche con un ligero retraso, inundando el escenario con su tropa de músicos (hasta seis), su incesante cambio de instrumentos entre los mismos y su vitalidad pop. Con tanto músico se permitieron introducir instrumentos menos comunes en estos grupos como trompetas o melódicos, que unidos al plano órgano -una pena que no tuviese más presencia- dan otra presencia al sonido, recordando vagamente al optimismo melódico de los Beirut de “The Flying Club Cup”. Fallaron quizá algunos instrumentos en comparación con su anterior músico -recordamos que la mayor parte de los miembros se los intercambiaba entre canciones- y unas voces poco acertadas, muy en la onda del rock español, que se compensa con el humor añadido a unas letras a menudo mordazes.

Después saltaron Extraperlo, momento que coincidió con un considerable aumento de publico en la sala, dispuesto a bailar al ritmo sofocantemente tropicalista de los 4 músicos. Acompañados de un portátil para sustituir a la batería y las bases electrónicas, el grupo combinó como mejor sabe hacer el bajo, las dos guitarras y los teclados para obtener un conglomerado altamente bailon y hedonista, evocador del feliz y despreocupado tiempo del estío, que contrasta con la apesadumbrada y oscura impronta que impone su vocalista, en un genial ejercicio de contención rítmica. ‘Las palmeras del amor’, ‘Bañadores’ o ‘Noche en la montaña’ brillaron elegantemente en un gran concierto en el que era imposible permanecer parado.

Era el turno de Hidrogenesse, el grupo que más publico había convocado, con la intención de disfrutar de sus extravagancias e himnos electropop petardo. Aparecieron con sus maquinitas, vocoders, pequeñas guitarras eléctricas y ataviados -como no podía ser de otra forma- con tacones altos, originales vestidos (cortinas en otra vida?) y chándal para los que se me acabarían los adjetivos.
Los dos Austrohungaros interpretaron a la velocidad del rayo (el tiempo apremiaba) sus aclamados “Disfraz de Tigre”, “Vuelve Conmigo a Italia” o “Así se baila el Siglo XX” haciendo disfrutar al respetable e imponiendo sus animadas coreografias para un publico fan totalmente entregado.

La noche estaba ya muy avanzada por culpa de los incidentes que os comentamos cuando Hidrogenesse dejaron el escenario; los conciertos se habían ido retrasando con respecto a lo programado hasta llegar a la situación (fatal) que se nos presentaba: quedaban 5 minutos para la actuación de los franceses Zombie Zombie, que en ese tiempo perfilaron un tema donde el rock oscuro, electrónico, cercano al krautrock y las estructuras “in crescendo” nos dejaron con ganas de mucho más. Un gran festival con final abrupto y sabor agridulce por lo perdido pero muy satisfactorio por lo descubierto y disfrutado.


Reportaje fotográfico Un Pequeño Festival