Archivo de la etiqueta: Leonard Cohen

‘Who By Fire’, First Aid Kit anuncian disco tributo a Leonard Cohen


who by fire first aid kit
First Aid Kit han anunciado el lanzamiento de un álbum tributo en vivo a Leonard Cohen,  disco que fue presentado durante dos noches en el Royal Dramatic Theatre de Estocolmo en marzo de 2017.

Compuesto por 20 pistas entre canciones, poemas y letras, al dúo se unieron artistas invitados suecos, una banda de 8 personas y cuerdas, dos actores y un coro de más de 20 personas en dos de las canciones. Maravilla que estamos deseando de catar.

El lanzamiento en vivo llegará en vinilo azul opaco de edición limitada de doble lujo con un póster de doble cara. En el sitio web de la banda. Klara y Johanna firmarán las primeras 2.000 copias vendidas.

‘Who By Fire’ Tracklisting:
1. Tired (First Aid Kit, Nina Zanjani, Maia Hansson-Bergqvist)
2. Suzanne (First Aid Kit)
3. Sisters of Mercy (First Aid Kit, Nina Zanjani, Maia Hansson-Bergqvist)
4. Who by Fire / As The Mist Leaves No Scar (First Aid Kit, Nina Zanjani, Maia Hansson-Bergqvist)
5. Twelve O’Clock Chant (First Aid Kit, Nina Zanjani, Maia Hansson-Bergqvist)
6. Everybody Knows (Frida Hyvönen, First Aid Kit)
7. Avalanche (Loney Dear)
8. The Future (Maia Hansson-Bergqvist, First Aid Kit, Nina Zanjani)
9. Chelsea Hotel No.5 (Jesper Lindell, First Aid Kit)
10. You Want It Darker (First Aid Kit, Nina Zanjani, Maia Hansson-Bergqvist)
11. If It Be Your Will (First Aid Kit)
12. The Asthmatic (Nina Zanjani, Maia Hansson-Bergqvist, First Aid Kit)
13. Famous Blue Raincoat / Anthem (Maja Francis, First Aid Kit, Nina Zanjani)
14. Show Me The Place (Jesper Lindell, First Aid Kit)
15. Hallelujah (Annika Norlin, First Aid Kit)
16. Prayer for Messiah (Klara Söderberg)
17. Bird on the Wire (First Aid Kit )
18. Who by Fire (Reprise) / Letter to Marianne (First Aid Kit, Nina Zanjani, Maia Hansson-Bergqvist)
19. So Long Marianne (First Aid Kit, Frida Hyvönen, Loney Dear, Jesper Lindell, Annika Norlin, Maja Francis, Nina Zanjani, Maia Hansson-Bergqvist)
20. You’d Sing Too (Johanna Söderberg)

Versióname otra vez #50:: Chelsea Hotel #2 Leonard Cohen- Kyle Craft :


Kyle Craft

Una de las grandes sorpresas musicales del año pasado fue la irrupción de Kyle Craft y su disco “Dolls Of Highway” con el que nos dejó atónitos con su mezcla pop-folk, glam y rock clásico y sobre todo con su vozarrón y sensibilidad musical. Posteriormente el de Louisiana publicaba un single soberbio “Before The Wall”  de casi cinco minutos a la guitarra acústica que nadaba entre el dylanismo y el folk celta.

KyleCraft_ChelseaHotel2

Ahora Kyle ha querido homenajear a un grande fallecido el año de su eclosión, hablamos del canadiense Leonard Cohen. Y lo ha hecho a través de la bella “Chelsea Hotel #2“, canción perteneciente a “New Skin for the Old Ceremony” de 1974 con la que el bardo rindió homenaje y rememoró su historia de amor con Janis Joplin en el mítico hotel neoyorquino.

 

Leonard-Cohen-young

Una balada llena de poesía e intimidad, que evoca melancolía y nostalgia por los poros, y que el desaliñado de Kyle ha llevado al piano luciendo cuerdas vocales y dramatismo. Por cierto, la balada ya fue recientemente versionada por una autóctona de la Gran Manzana, Lana Del Rey.

https://www.youtube.com/watch?v=pekuZglq-Sg

 

https://www.youtube.com/watch?v=0aSRqTfK2iY

Mejores discos internacionales del 2016

Y para acabar el año, os dejamos la lista de los que para nosotros han sido los mejores discos internacionales del 2016.

A seat at the table – Solange

La hermana de Beyoncé se hha puesto las pilas, en su nuevo trabajo mantiene un discurso claro y lo adereza con unas colaboraciones que erizan el cabello cosa mala. Un magno ejercicio de r&b en el que el soul y el hip hop tienen cabida para construir un puzzle musical en el que cada pieza tiene un terminado único, un rara avis que nos habla de sufrimiento y lucha constante, una lucha de la que Solange Knowles sale vencedora.

Blonde – Frank Ocean

Tras Channel, Orange se reafirma como el carismático e indiscutible líder de la música negra con su ansiado nuevo trabajo; Blonde. Durante el camino, ha colaborado con Kanye West, Beyoncé o James Blake. Con cortes de la talla de ”Ivy” o ”Solo”, el estadounidense vuelve a declarar su posición en el emporio del r&b con toques minimalistas y dotes de storytelling. Habrá a quien le duela que este año todo el mundo se suba a su carro, algo estará cambiando.

Dolls of Highland – Kyle Craft

Una de las sorpresas de este 2016 ha sido el debut discográfico de este chico de 27 años oriundo de Missouri en el que encontramos las esencias de grandes como Bob Dylan y David Bowie, junto con formas del rock de los setenta, mezclados en unos grandes arreglos que hacen que suene actual y poderoso (su vozarrón ayuda). Un álbum en el que hay Glam rock, pero también rock sureño, guitarras acústicas y trallas eléctricas, melodías delicadas y mucho sentimiento, pero por encima de todo el mejor espíritu rockanrolero perdido en las últimas generaciones. Un imponente disco de un artista que esperemos que marque época.

Everything You’ve Come To Expect – The Last Shadow Puppets

Cumplen las expectativas sin que se les mueva la gomina del tupé. El segundo álbum de Alex Turner y Miles Kane se ha hecho de rogar ocho años. De los 22 con los que ambos contaban cuando publicaron The Age Of The Understatement a la treintena. Las arrogantes ”Bad Habits” y ”Used To Be My Girl” marcan un disco tan setentero como redondo. En el que incluso cantan por Leonard Cohen en ”Is This What You Wanted”.

Light Upon the Lake – Whitney

Whitney ha sido sin duda uno de los grandes descubrimientos de este 2016. Su primer single, “Woman” apareció en enero de 2016 y cuando por fin presentaron al completo Light Upon the Lake, las expectativas generadas con el primer adelanto del disco, fueron superadas con creces. La belleza impresa en todos y cada uno de sus temas conmueve de una manera adictiva. Melodías tremendamente cuidadas, una voz preciosa y esas guitarras que arrancan sonrisas de felicidad. Todo el disco está repleto de la bella luminosidad de las primeras horas del día. Esto se hace especialmente en temas como “Dave´s Song” (donde el ritmo in crescendo forma una espiral de sonido de la que dificilmente puedes escapar), “Tha Falls” o “Golden Days”

Love & Hate – Michael Kiwanuka

Este cantante y compositor inglés se ha superado en su segundo trabajo, evocando las raíces del rock en un disco que combina perfectamente soul, blues, rock e incluso ritmos africanos. Esto, añadido a su potente directo, ha hecho que para nosotros sea uno de los discos de los mejores discos internacionales del 2016.

Running out of love – The Radio Dept.

Qué duda cabe de que 2016 ha sido un año muy triste para el mundo de la música, con las desaparición de varias de las mayores estrellas del siglo XX y principios del XXI, desde Bowie a Leonard Cohen, pasando por Prince. Pero este año que se acaba también ha sido deprimente desde el punto de vista político. Es por ello que Running Out Of Love, con toda su intensa carga política -que es evidente en los hits ”Swedish Guns” y ”We Got Game”-, no puede resultar mejor compendio de los últimos doce meses. A los no familiarizados con la actualidad sueca se nos escaparán probablemente muchos detalles, pero lo que no se nos escapa es la belleza de temas como ”Commited To The Cause” o ”This Thing Was Bound To Happen”, ambos con preciosas melodías. Bajo los sintetizadores, la playa.

Super – Pet Shop Boys

Los incombustibles Pet Shop Boys han vuelto a contar con la producción de Stuart Price para su último trabajo, como ya hicieran en su anterior álbum, Electric, y los resultados son, de nuevo, brillantes, estando también las canciones de este Super orientadas a la pista de baile, pero siendo esta vez mucho más breves, directas al grano. Todo el álbum gira en torno a un lugar: la discoteca (fabulosas ”Burn” y ”The Pop Kids”) como templo donde rendir culto al propio ego (”Inner Sanctum”, ”Groovy”). Este desenfreno adopta distintas formas a lo largo del LP, ora haciendo un homenaje al italodisco (”Pazzo!”), ora recuperando los ritmos latinos que tanto les gustan (”Twenty-something”). ”Undertow”, ”Say It To Me” y la americanada ”Happiness” completan el combo de temas bailables del disco, que también cuenta con momentos de mayor contención en ”Into Thin Air” o en la adorable ”The Dictator Decides”, sobre un dictador con pánico escénico.

Where have you been all my life – Villagers

Conor J. O’Brien ha conseguido reunir en un solo disco toda la delicadeza, el buen gusto y la emoción de sus canciones y lo logró en un solo día en los Estudios RAK de Londres. Where have you been all my life es un disco conmovedor, en el que O’Brien decidió desnudar sus canciones para presentarnos la esencia de las mismas, despojadas de todo artificio. “Everything I am is yours“, “Courage” o “Darling Aritmethic” son algunas de las joyas contenidas en este disco, razones de peso para ser uno de los mejores discos internacionales del 2016.

Why are you ok – Band of Horses

Con su cuarto disco de estudio, los de Seattle han roto un parón de cuatro años para reafirmarse como una de las grandes bandas americanas del rock independiente del momento. Con temas emotivos a la vez que enérgicos logran convencernos de nuevo con su particular estilo que combina a las mil maravillas el indie mas guitarrero con las texturas Country de toda la vida, a lo que añaden una voz aguda de Ben Bridwell que no tiene precio. Aunque no hayan tenido gran reconocimiento, sin duda, Band of Horses han publicado uno de los mejores discos internacionales del 2016.

Mejores canciones internacionales del 2016


Como cada año, la redacción de Notedetengas ha hecho repaso de las canciones que nos ha dejado este año que ya toca a su fin para elegir las mejores canciones internacionales del 2016. Hemos elegido 13, ese número que tan poco gusta excepto si es la terminación del Gordo de la Lotería de Navidad. No las hemos numerado, pues todas nos parecen increíbles, empezando por nuestra canción de cabezera

A 1000 times – Hamilton Leithauser + Rostam

 

Burn – Pet Shop Boys

Cheap Thrills – Sia

Classic Masher – Pixies

Dreams – Max Jury

Dope in the rope- The Growlers

Indecision – Shura

Leaving the table – Leonard Cohen

Rockin’ – The Weekend

The Industry – Okkervil River

Used To Be My Girl – The Last Shadow Puppets

We Got Game – The Radio Dept.

Wings of Love – LIV

Reseñas: Leonard Cohen/You Want It Darker:


leonard-cohen

Que un octogenario sea capaz de sacar discos cada dos años sin perder un ápice la calidad parece de ciencia ficción. Además, y para que no nos aburramos también edita excelosos directos/ compilaciones  “Songs From The Road” (2010), “Live In Dublin” (2014) y “Can’ t Forget: A Souvenir Of The Grand Tour” (2015), con los que plasma la magia y emoción de sus recientes giras, repasa su cancionero inigualable y nos regala alguna pieza inédita. Pero a lo que íbamos, si “Old Ideas” (2012) abría el fuego de su regreso discográfico, “Popular Problems” (2014) ponía un listón muy alto que ha sido capeado con maestría en este oscuro “You Want It Darker”. Una prodigalidad discográfica que se une a unas giras de vejez motivadas cuando la mánager del poeta Kelley Lynch  se llevó todo su dinero aprovechando su retiro por meditación en L.A. (¡ bendita timadora!). Desde entonces Leonard Cohen ha luchado contra un tiempo que se le va acabando para regalarnos grandes e impagables coletazos.

Si en las anteriores entregas de esta particular y brillante trilogía el canadiense reflexionaba sobre la vejez y sobre el transcurso del tiempo, en “You Want It Darker” ataca el tema de la muerte sin mas. Es por ello que, teniendo todos muy recientes el “Blackstar” y la cruda despedida de Bowie, las hipótesis sobre la proximidad real de la muerte de Cohen han rodeado la presentación del disco, máxime cuando se presentó como que era su “preparación para morir” . Aunque finalmente con la simpatía e ironía característica fue el propio Leonard quien desmintió que estuviera afectado por algún tipo de enfermedad afirmando que ” siempre he tendido a dramatizar. Yo sólo quiero vivir para siempre”.

Cuesta de pensar cuando uno escucha el comienzo del larga duración con “You Want It Darker” (la canción), llena de ambientes espectrales, órganos tenebrosos, coros que parecen venido del más allá – a cargo del coro de la Sinagoga Shaar Hashomayim (¿un guiño final al judaísmo?)- y cuando la aquejosa voz reza aquello de “I’ m Ready My Lord”. Para la composición de las canciones le han ayudado (en la parte musical, claro está) Patrick Leonard y su hijo Adam Cohen, muy acertado por cierto en las labores de producción; dando con melodías redondas y sonidos emocionantes.

De nuevo, la poesía y el cálido cantar es el centro de unas canciones que logran llegar como nunca, y en las que la instrumentación y voces de acompañamiento son de primerísimo nivel sin llegar a eclipsar. Destaca la cálida “Leaving The Table” con  su guitarra lánguida, su ritmo de vals y letra de desamor o de rendición vital, el nudo a la garganta está mas que asegurado. El piano romántico de “On The Level” acompaña la nostalgia de su época de seductor y la segunda voz de Sharon Robinson, mientras que el tono góspel lo arranca frágilmente “If I Didn’ t Have Your Love”, que es una canción de amor al son de órgano, piano y guitarra. “Travelling Light” y sus tonos griegos es un homenaje a su amiga recién fallecida Marianne  (musa de su himno “So Long Marianne”), la reflexión sobre la religión de “It Seemed The Better Way” con unos suntuosos violines y “Steer Your Way” en el que las cuerdas rasgadas se muestran más líricas e incluso juguetonas mientras Cohen nos va dando consejos de anciano.

“Treaty” es otro tema de desamor, cuya oscura musicalidad nada entre lo solemne y el jazz de tugurio. Luego algunas de sus frases se rescatan para el tema final  “String Reprise/Treaty” con unas cuerdas que parecen rescatadas de un velatorio.

Es el final de un álbum que mezcla dolor y belleza, lo oscuro con lo brillante, la tragedia de la despedida con el saber que siempre estará allí, lo celestial con lo mundano, y una nostalgia de la que sabe sacar su mejor provecho este poeta que se nos va marchitando. Rezaremos para que no estemos ante su canto del cisne.

Leonard Cohen cumple 81 años mas pletórico que nunca con “Can’ t Forget: A Souvenir of the Grand Tour” :


Leonard_Cohen_ASouvenirOfTheGrandTour_433

Ya lo dicen, a la vejez viruelas. Y es que el cantautor canadiense Leonard Cohen cumple a día de hoy 81 años en los que se encuentra mas dinámico que nunca. Por si hay algún despistado, los últimos años del bardo ha tenido que hacer numerosas giras – con dos paradas en 2009 y 2012 –  y editar varios discos (directos, recopilatorios, discos de estudio como el fabuloso “Popular Problems“,…) para salvar la lastrada situación financiera que le dejó el estafador de su representante en 2008. Lo sorprendente es que ello ha supuesto una inyección de vitalidad ya que los conciertos del bardo han dejado atónitos a los espectadores no solo por su duración (entre 3 y 4 horas de actuación repasando sus éxitos) sino por su calidad (un elenco músicos de acompañamiento de lujo) y sobre todo por la humildad del protagonista en cuestión.

Para este 2015, además, ha publicado  “Can’ t Forget: A Souvenir of the Grand Tour“, un maravilloso compendio de retales y extractos de algunos de sus conciertos de 2012 y 2013, básicamente temas menos habituales, alguna que otra versión y dos canciones nuevas como reclamo para los mas fans.

Las diez canciones del paquete provienen de conciertos de distintos puntos del globo terrestre (Dublin, Quebec, Sydney,…) y muestran la voz profunda, serena y cálida del octogenario arropado con la clase de los instrumentistas y sus habituales coros celestiales. Así, encontramos desde ejercicios de humor sobre su vejez en “Got a litlle secret”, a versiones en francés “La manic”, a alguno de sus grandes clásicos como “Joan Of Arc”, desgarradores ejercicios de sentimentalismo como “Light As The Breeze”, divertidos rapsodas a modo de introducción en “Stages” o blues taciturnos  como “Never Gave Nobody Trouble”.

Magistral de nuevo el poeta, cantante y genio, del que celebramos cada año que va cumpliendo.

Mejores canciones internacionales 2014


mejores canciones internacionales

20. I’m Not The Only One
Sam Smith
Hasta tres singles han tenido que pasar para que, finalmente, hayamos hecho caso a Sam Smith. ‘Stay With Me’ nos recordaba demasiado a la aburrida Adele, mientras que ‘Money On My Mind’ tiene el falsete más irritante de 2014. Pero, ¡ay!, a ‘I’m Not The Only One’, con esa historia tan triste como bien cantada, a ver quién se resiste. El británico está nominado a seis Grammys. 

19. Archie, Marry Me
Alvvays
Pop inmediato, preciosista, del que uno no llega a cansarse, es lo que nos han entregado Alvvays en su disco debut, sublimado en esta ‘Archie, Marry Me’ que esconde más de lo que aparenta.

18. The Golden Throne
Temples
Sun Structureses uno de nuestros discos favoritos del año no por casualidad sino porque está lleno de grandes canciones, por lo que era necesario que sus autores, Temples, también estuvieran representados en esta lista. La romántica ‘The Golden Throne’ sirve de estupendo compendio de todo lo que este cuarteto británico nos ofrece en su álbum debut.

17. I’m Not Part Of Me
Cloud Nothings
Canción cierre de disco y perfecta para dejar el pabellón bien alto. ‘I’m Not Part Of Me’ conjuga las virtudes de Cloud Nothings y las luce en un estribillo de los que están hechos para saltar y disfrutar.

16. Johnny And Mary (Remaster 2014)
Bryan Ferry (con Todd Terje)

La sublimación de un clásico de Robert Palmer, eso es lo que consigue Bryan Ferry con la ayuda de Todd Terje en esta versión ralentizada y en la que no podemos evitar evocar los sintetizadores ochenteros de Vangelis. Una delicia de tema, en el que Johnny ya no parece correr, sino flotar.

15. The British Are Coming
Weezer
Fabuloso el nuevo disco de los de Rivers Cuomo y fabuloso este tema que tiene de todo: redobles épicos de tambores, guitarras acústicas, riffs y solos memorables, pianos melancólicos, melodía redonda, voces polifónicas y la emotividad marca de la casa. Ahora los adolescentes nerds de los 90 son ya padres de familia, pero aún son capaces de mantener la llama de la creatividad.

14. Gimme Something Good
Ryan Adams
Sin inventar nada, ni descifrar la fórmula de la Coca-Cola, Ryan Adams ha dado con un single efectivo para su disco homónimo, hecho de guitarras que recuerdan a Tom Petty & The Heartbreakers.

13. Extraño
Miranda!
Nuestros argentinos favoritos han publicado este 2014Safari, un disco entretenidísimo pero algo descompensado por culpa de dos temazos desproporcionados. Uno de ellos es ‘Fantasmas’, esa pimpante canción de escucha compulsiva con trompetas à la Dinarama. El otro se titula ‘Extraño’ y tiene, además de una melodía grandiosa, probablemente la mejor letra que han escrito hasta la fecha.

12. Be Mean
Tweens
Tweens aparecieron de la nada y de pronto comenzaron a meter trallazos guitarreros a diestro y siniestro, como refleja su single de presentación. ‘Be Mean’ derrocha suciedad y melodía a partes iguales, para dar lugar a un trash pop garagero que no nos abandona a lo largo de todo su disco.

11. Cedar Lane
First Aid Kit
El cuarto corte de ‘Stay Gold‘, el último disco de First Aid Kid, es un pequeño tesoro a través del cual se percibe la nostalgia que les produce la vida en la carretera. Sus voces, tan bellas como siempre, alcanzan un registro casi imposible en el estribillo, donde la emoción es máxima. Something good will come out of this.

10. Crime
Real Estate
Uno de los discos del año viene de la mano de Real Estate. Mecerse en cualquiera de sus temas es viajar a una cálida estación donde la emoción es nuestra acompañante. Destacamos ‘Crime’: concisa, melancólica, cruda y directa.

9. Against The Moon
iceage
Balada triste de trompeta atravesada por la voz grave y melancólica de Elias Bender Ronnenfelt, que se convierte en la canción más magnética del genial nuevo disco de iceage, y acompañada de videoclip a juego que le va como un guante.

8. You Got Me Singing
Leonard Cohen
Desconocemos si es a raíz del timo de su mánager o si es porque el bardo está decidido a exprimir sus días, pero lo cierto es que la vejez le está sentando de maravilla. Ejemplo es esta pieza preciosista llena de estribillo, delicadeza bucólica y poesía infinita.

7. A Dream Of You And Me
Future Islands
‘A dream Of You And Me’ es la canción de los ganadores, la canción de escuchar por la calle y pensar que puedes comerte el mundo. “I asked myself for peace/ And found a piece of me/ Staring at the sea“: una letra que bien podría pertenecer a cualquier corte de cualquier libro de Coelho pero que, sin embargo, forma parte de uno de los álbumes más esperados, ‘Singles’, que ha catapultado la fama de Future Islands a niveles estratosféricos. El cierre de este cuarto disco es la canción más esperanzadora del largo, una canción que dice que “ok, nos vamos, pero no vamos a dejar de petarlo”. La guinda perfecta a diez canciones redondas.

6. Glacier
James Vincent McMorrow
Quién le iba a decir al irlandés cuando pasó por nuestro país allá por el mes de octubre que su ‘Glacier’ iba a sonar tanto en un anuncio publicitario que ha removido las entrañas tanto de fans como de detractores. Y es que, argumentos marketinianos aparte, esta intimista balada extraída de su ‘Post Tropical’ emociona y atrapa como ninguna.

5. I Don’t Want To Change You
Damien Rice
Una declaración de apoyo incondicional que carga con toda la soledad y el frío del invierno en Irlanda. Una ausencia de ocho años, desde que publicase su segundo álbum, que Rice solo ha interrumpido cuando ha creído que merecía la pena hacerlo.

4. Digital Witness
St. Vincent
Detrás de esta canción de melodías funkies y pegadizas, alegres y bailables, se esconde una feroz crítica a la era digital facebookiana en la que vivimos. Pero en la maravillosa voz de St. Vincent, hasta el tono más jocoso hay que tomárselo a bien.

3. Left Hand Free
Alt-J
‘Left Hand Free’ es una gran canción de escucha compulsiva… a su pesar de sus autores. Alt-J, que han firmado el mejor disco internacional de 2014 para esta redacción, afirmaron haber compuesto este tema debido a las dudas que su discográfica albergaba con respecto a cómo funcionaría el primer single,Hunger of the Pine, esa canción en la que samplean a Miley Cyrus. De ahí que, como reacción frente a su casa de discos, decidieran hacer la canción “menos Alt-J ever“: “escribimos esta canción en 20 minutos, cogiendo un riff que habíamos estado tocando de broma en los ensayos y metiendo una batería tan estereotipada como fuera posible, sin nada de nuestra personalidad en ella“. Vaya, resulta que cuando menos “Alt-J” se ponen es cuando mejor están. Que se lo hagan mirar.

2. For The Feel
Bleached
Un paso más de las hermanas Clavin para reafirmar que actualmente son la banda femenina más prometedora y activa de toda la escena. Canción que estrenan, éxito que se marcan, y este ‘For The Feel’ no iba a ser menos: es escucharlo y las piernas se te mueven solas inconscientemente.

1. Red Eyes
The War On Drugs
Bofetón en la cara en forma de single extraído del tercer trabajo de The War On Drugs, ‘Lost In Dreams’. Un tema que va creciendo y que, quién lo iba a decir, recoge sonoridades de Springsteen, Knopfler o Petty y las proyecta con todo el sentido del mundo. Ahí es nada.

Escucha la playlist completa en Spotify:

Más listas:
Mejores discos nacionales 2014.
Mejores discos internacionales 2014.
Mejores canciones nacionales 2014.

Mejores discos internacionales 2014


 

raveonettesnewlp2014

10

Pe’ahi
The Raveonettes

El mejor disco de los daneses hasta la fecha, en el que consiguen combinar el noise oscuro con un dream melancólico que hace que sea un trabajo completamente sentimental. Hit tras hit se suceden las canciones, elevando más y más este álbum hasta lo mejor del lo-fi de cualquier lista que se precie. Desgraciadamente, como les lleva ocurriendo desde siempre, son los grandes menospreciados del género, cosa que se hace patente en el momento actual. Si quieres compartir esta opinión, dale una escuchada a ‘Sisters’, ‘Endless Sleeper’ o ‘Z-Boys’ para comprobarlo. Escúchalo.

trouble in paradise

9

Trouble In Paradise
La Roux

Con ‘Trouble In Paradise’, su segundo álbum, Elly Jackson se propuso sonar “más caliente y más sexy” y lo cierto es que no podemos imaginarnos temas más calientes que ‘Tropical Chancer’ o ‘Uptight Downtown’, ni más sexys que ‘Sexoteque’ o el ragga-disco ‘Kiss And Not Tell’. Mención aparte merecen la balada ‘Paradise Is You’ y esa pieza de siete minutos -bien se podría extender hasta las siete horas- que es ‘Silent Partner’, con la mejor línea de bajo de todo el disco y un estupendo final, homenaje a ‘Batman’. Todo ello hace de ‘Trouble In Paradise’ un álbum paradisíaco, sofocante, de temperaturas muy elevadas: un disco del verano que auguramos definitivo. El tiempo nos dará la razón. Escúchalo.

portada

8

Stay Gold
First Aid Kit

Las hermanas Söderberg se posicionan como uno de los mejores grupos internacionales del momento con su tercer larga duración. A través de trabajadas melodías folk cargadas de belleza expresan un cúmulo de sentimientos tan variados como universales. La producción de este ‘Stay Gold’, obra de Mike Mogis, es impecable, resaltando una vez más las hermosas voces de las suecas que consiguen, una vez más, emocionar al oyente. Escúchalo.

temples

7

Sun Structures
Temples

Gran golpe de efecto retro el que nos ha dado la fabulosa nueva sensación británica, recuperando sensaciones sesenteras a base de golpes de guitarra a lo Roger Mc Guinn, distorsiones psiquedélicas que recuerdan a los Beatles del ‘Sgt. Peppers…’ y desenlaces kaleidoscópicos ideales para dejarse perder. Las capacidades de James Bagshaw -voz y guitarra- y Thomas Warmsley -voz y bajo- nos recuerdan cómo la mejor psicodelia viene de la mano de las guitarras y no de los sintetizadores. ¡Electrizantes! Escúchalo.

Columbia Records Leonard Cohen Popular Problems cover

6

Popular Problems
Leonard Cohen

A sus 80 años, Leonard Cohen ha dado un puñetazo en la mesa. Lo ha hecho con un disco contundente y ceremonioso, en el que le guardan las espaldas violines y coros femeninos. Una clase magistral de estructuras sencillas y ronquera. No va a dejar que le releguemos antes de tiempo a la categoría de mito. Escúchalo.

 

stvincent

5

St. Vincent
St. Vincent

Annie Clark debía de tener muy claro que su ‘St. Vincent’ era un álbum redondo, imaginativo y ambicioso. Por eso, muchos meses antes de que fuera elegido disco del año por medios como el NME o The Guardian, nos desafiaba a todos desde la portada, sentada en su trono. Así que poco más podemos añadir a los numerosos elogios que esta obra, ecléctica donde las haya, ha recibido durante todo el año. Sólo que nosotros también nos rendimos y postramos ante los pies de la emperatriz Clark. Escúchalo.

lost in the dream

4

Lost In The Dream
The War On Drugs

Cada tema de ‘Lost In The Dream’ es el sueño de todo aficionado a la radiofórmula. En el mundo del buen gusto serían éstas las canciones que en el futuro se escuchasen en emisoras como M80. Y que no se confunda nadie, no es éste un comentario despectivo. Es que el rock de The War on Drugs besa el AOR más accesible. Su exquisita producción, sus metamórficas guitarras, espaciales en algunos temas y ruidosas en otros y, sobre todo, unas melodías que entran a la primera, tuvieron la culpa de que durante semanas no se hablase de otro disco en toda red social que se preciase. ‘Red Eyes’, ‘Under The Pressure’ o ‘An Ocean in Between The Waves’. No existe una favorita popular clara. Conseguir esto con canciones de más de cinco minutos en la época del single y el consumo rápido es un logro que sólo The War On Drugs han podido conseguir este año. Escúchalo.

Bombay-Bicycle-Club-So-Long-See-You-Tomorrow

3

So Long, See You Tomorrow
Bombay Bicycle Club

Los ingleses Bombay Bicycle Club han conseguido crear una original pieza de arte materializada en diez canciones cargadas de capas de percusiones, remolinos de sintetizadores y loops vocales. Desde la colorida ‘Feel’ hasta una más pausada ‘Eyes Of You’ -que bien podría ser un tema de James Blake-, pasando por grandezas sónicas como ‘It’s Alright Now’ o ‘Luna’, el cuarto trabajo de los londinenses es un autentica delicia. Escúchalo.

caribou

2

Our Love
Caribou

La finura y acierto de Daniel Snaith y los suyos para aunar en una misma obra canciones susceptibles de poblar las pistas de baile o de llenar nuestras habitaciones ya quedó patente con el sublime ‘Swim’, y era de esperar que con ‘Our Love’ repitieran la jugada. Desde ‘Can’t Do Without You’ hasta ‘Your Love Will Set You Free’ conviven ritmos intrincados, cambios de intensidad inesperados, voces delicadas y beats de buen gusto. Un álbum perfectamente cohesionado y repleto de grandes canciones. Escúchalo.

altj

1

This Is All Yours
Alt-J

Cuando uno empieza a escuchar ‘This Is All Yours’ tiene la impresión de estar oyendo el disco de un grupo consagrado, de larga y fructífera trayectoria. Y no es que Alt-J lo estén haciendo nada mal, pero éste es tan sólo su segundo trabajo publicado. Con temas que te llevan a la Texas profunda, como el single de escucha compulsiva ‘Left Hand Free‘, hasta el torrente de emociones que supone ‘Intro’. Un disco de subidas y bajadas, pero que en su conjunto, hace que el grupo haya superado el alto listón que habían dejado con su debut y, por ello, nos ha encantado. Escúchalo.

Más listas:
Mejores discos nacionales 2014.
Mejores canciones nacionales 2014.
Mejores canciones internacionales 2014.

Leonard Cohen conciertos en España para Octubre

Leonard Norman Cohen, poeta, novelista y cantante canadiense, ha anunciado que dará dos conciertos en España en octubre para presentar su nuevo disco, Old ideas.

En Barcelona el concierto tendrá lugar en el Palau Sant Jordi, el 3 de octubre y en Madrid la velada transcurrirá en el Palacio de los Deportes, el día 5 de dicho mes. Seguir leyendo Leonard Cohen conciertos en España para Octubre

Crónica del concierto de a Jigsaw en la Taberna Belfast. Marzo 2012

Que tu bar favorito se encuentre a 170 kms de casa es realmente una faena y ocasiona que disfrutar de su ambiente, la música y cercanía de su gente sea cuanto menos difícil. Claro que en el caso de la Taberna Belfast de Santa María del Páramo sus propietarios hacen todo lo posible para que la distancia no sea un obstáculo y nos convencen con una programación musical de muchos quilates.

En este caso la joya  que nos proponían eran los portugueses a Jigsaw, a los cuales no pude ver en su cita en Valladolid el año pasado por la maldita imposibilidad de estar en dos lugares al mismo tiempo (me refiero obviamente a salas de conciertos), y que en el pequeño pero preciosista decorado del escenario leones asistieron en formato de dúo acústico con la baja de su violinista Susana Ribeiro demostrando que la felicidad en ningún caso es completa.

a Jigsaw son un compendio de pequeños grandes milagros que se conjuntan tras un envoltorio tan agradable como adictivo. Aunque vienen de Coimbra son imposibles de ubicar en un espacio concreto en lo físico y sin embargo perfectamente definidos en lo espiritual. Pertenecen a ese tipo de personalidad que habita en los rincones más oscuros de nuestro subconsciente, probablemente vecinos de la tristeza y la melancolía, y aportan un tono lúgubre y tenebroso a sus historias merced al profundo y sentido registro vocal de su cantante Joao Rui, mucho más cercano a Nick Cave que al más evidente Cohen en lo tonal y ejecutando en lo estilístico el imposible matrimonio de Johnny Cash y Tom Waits con Mark Lánegan como maestro de ceremonias. A su lado su compañero Joao Silva se ocupó de diversos teclados, uno de ellos de fuelle, (más percusión y autoharpa) y juntos nos condujeron durante cerca de hora y media por un territorio repleto de folk oscuro de sonidos profundos y origenes yanquies  donde el blues supura con más maldad que tristeza.

Drunken Sailors & Happy Pirates, su último trabajo se llevó el protagonismo de la velada, y su carácter profundo y en parte cinematográfico dio cobertura a canciones como The Strangest Friend donde la voz de Joao parecía surgir de una caja de resonancia que contrastaba con el sonido del arpa,  la macabra llamada a la muerte de Crow Covered Tree o el sonido más Waits de Even You.

Es probable que quien no se haya acercado anteriormente a su propuesta piense que con todas las premisas aquí expuestas la música de a Jigsaw pueda resultar complicada o excesivamente espesa pero quizás sea su mayor mérito el conseguir transportar a sus atmósferas al público, de una manera muy natural (al fin y al cabo las miserias humanas son universales) y conseguir un discurso sencillo de comprender pero adictivo en su forma.

Canciones de construcción y deconstrucción, que no de destrucción, donde la barrera del idioma cae ante una sensibilidad por momentos hirientes. Uno de los, cada vez menos, secretos mejor guardados de la música europea que está consiguiendo atraer hacia si la atención de las audiencias sin variar su propuesta. Si no les conoces deberías darles una oportunidad.

El vídeo que nos dejaron en nuestra web hermana Acordes Urbanos es un buen punto de partida. a Jigsaw en Acordes Urbanos