Archivo de la etiqueta: rodrigo cortes

Crónica de El Gran Café Teatro en el Casino de Salamanca – Junio 2011

Los pasados 21, 22 y 23 de junio, el reconocido Gran Café Teatro celebró su 25º Aniversario con una nueva edición en el Casino de Salamanca.

En un lugar de la N-630, cuyo nombre no viene al caso, hago un alto en el camino para comenzar esta crónica de El Gran Café Teatro, espectáculo del que estos días hemos podido disfrutar, una vez más, en la capital charra. El café teatro es una fórmula común de espectáculo de variedades que tiene la particularidad de permitir a los espectadores tomar un refrigerio (bonito ‘palabro’) en su transcurso, sin necesidad de visitar el “ambigú”. Teatro, música, baile, magia y humor son sus ingredientes básicos.

Como apunto, muchos sitios ofrecen este tipo de propuesta pero dudo mucho que cuenten con la trayectoria de El Gran Café Teatro, que estos días ha celebrado su 25º aniversario. Veinticinco años haciendo disfrutar al público salmantino y, sobre todo, muy especialmente comprometido con la cultura y el arte, lo que le convierte en cantera de grandes artistas de talla nacional e internacional, pero, sobre todo, en sello de identidad de la oferta cultural de Salamanca.

A lo largo de estos años, son muchos los actores, directores, guionistas, músicos, bailarines, magos, pintores… que han pasado por esta especie de laboratorio del arte, la cultura y el entretenimiento en el que, en muchos casos, se han formado y han dado sus primeros pasos encima de un escenario. Su sede ‘natural’ durante más de veinte años ha sido el Barrio de La Vega, patrona de la ciudad, un reducto de tranquilidad y familiaridad, en el que la gente se llama por su nombre y te saluda aunque no te conozca, y donde he tomado un café antes de iniciar este viaje, precisamente en el Madroño, una de las sedes sociales de los fundadores de la iniciativa, Miguel Martín “Miguelón” y Maribel Iglesias.

Para esta nueva edición, la El Gran Café Teatro se ha trasladado al Palacio de Figueroa, desde el XIX, Casino de Salamanca, un palacio renacentista del XVI, que nada tiene que ver con el centro cívico de La Vega, corazón del barrio, pero que resulta también un escenario excepcional que, creo, hará posible que otro público disfrute del espectáculo, algo que, creedme, no es fácil teniendo en cuenta la gran aceptación y demanda que tiene, y el hecho de que se anuncie de forma tímida, quizá porque algunos habituales quieran evitar quedarse sin entradas.

Estos días, Le Petit Suit Ballet, Los Hernández de Segundo, Absur-Dos, AltoTeatro, Miguelón, Mago Joyra, Duette y The Swingers Band se han reunido para ofrecer al público una propuesta renovada, tal y como avanzaron, a la altura de la conmemoración que celebraban y que se ha caracterizado especialmente por su dinamismo y las altas dosis de humor.

La noche comenzó con un particular número de ballet que sirvió para meter en situación al público asistente. Tras el baile, el actor Alfonso Mendiguchía, a quien hemos podido ver en series como Aída o Águila Roja, entre otros muchos proyectos, dio la bienvenida al público y mantuvo la risa explotando la ya excesivamente recurrente idea de las conmemoraciones tipo 23F, 11M…

A continuación llegó el turno de Los Hernández de Segundo, dúo formado por los actores Maribel Iglesias Hernández y Carlos Vicente (adivinad) Hernández, que revisitaron en clave de humor una escena de cortejo y celos clásica de la literatura popular; y tras ellos, Miguelón y el Maestro Ruiz, que aparecieron en escena para hacernos llorar, eso sí, de risa, con su personal versión de ‘Se me olvido que te olvidé‘, emulando a Bebo Valdés y Diego ‘el Cigala’.

También ayudaron a arrancar las risas del público el dúo formado por Alfonso Mendiguchía y Chema Moro, Adsurdos-Dos, que sacaron un gran partido a las posibilidades del humor en el ámbito cotidiano y explotaron al máximo la estrategia de las frases inacabadas. Y, como no esperaba menos, mi número favorito, la personal versión de un telediario de Maribel Iglesias, acompañada por Carlos Vicente, en el que hicieron un recorrido por toda la actualidad en clave de humor gestual.

En el apartado musical, la sugerente y evocadora voz de Sheila Blanco, un auténtico regalo para los oídos, acompañada al piano por el Maestro Ruiz; y el jazz de The Swingers Band. El último aderezo estuvo a cargo del Mago Joyra, que hace de la magia una experiencia diferente marcada por el humor de su estridente estilo.

También hubo espacio para un divertido homenaje al autóctono a cargo de Carlos Vicente; para las escenas provocadoras e irreverentes de Alto Teatro en ‘El perro’ y ‘La cita’. Roberto García Encinas nos deleitó con su recuerdo de la movida madrileña y Miguelón recuperó a uno de sus personajes más famosos, el abuelo organizador de viajes para la tercera edad, y cantó ‘Línea 3‘, conocida versión de ‘Let it be‘ de este genial y polifacético actor al que recientemente hemos podido ver en Celda 211, el único al que he tenido la oportunidad de ver reírse de sí mismo encima de un escenario.

Y si a estas alturas de mi crónica, estimados lectores, todavía no he dejado clara mi debilidad por esta propuesta, os la confieso. Una debilidad, considero, justificada, por el talento de sus participantes; por la oportunidad que supone para los artistas locales; porque, como ya he avanzado, esta actividad artística multidisciplinar es sello de identidad de la ciudad; porque, por supuesto, aplaudo cualquier iniciativa cultural que se lleve a cabo en Salamanca, tanto las acertadas como las que ayudan a valorarlas; y, porque, dicho sea de paso, asistí invitada…

El Gran Café Teatro


Los próximos 21, 22 y 23 de junio, el reconocido Gran Café Teatro celebra su 25º Aniversario con una nueva edición en el Casino de Salamanca.

Hace veinticinco años un grupo de jóvenes aficionados al teatro hizo un viaje al norte que dio el pistoletazo de salida a una actividad artística multidisciplinar que es sello de identidad de la oferta cultural salmantina y en la que han participado artistas que hoy muestran sus creaciones por todo el territorio nacional e internacional: actores como Miguel Martín “Miguelón”, fundador y coordinador de la iniciativa, Alfonso Mendiguchía o Jaime Santos de La Chana Teatro; guionistas como Quique Macías; directores como Rodrigo Cortés y Carlos Therón; grupos de teatro como Spasmo; los bailarines Cefe Torres del grupo Surco y Vicky Gómez, ganadora de la primera edición de Fama, ¡a Bailar!; cantantes como Sheila Blanco o Mili Vizcaíno; pintores como Andrés Alén y otros muchos. Mención especial merece, en mi opinión, la salmantina Maribel Iglesias, también fundadora y gran actriz, que con su cercanía y gran talento para el humor gestual garantiza la risa con su personal versión de un telediario, sketch mítico dentro del conjunto. Esta semana, el público de la capital charra podrá disfrutar de una nueva edición en el Casino de Salamanca, promovida desde la Asociación de Amigos del Museo de Historia de la Automoción, que contará con la presencia de Le Petit Suit Ballet, Los Hernández de Segundo, Absur-Dos, AltoTeatro, Miguelón, Mago Joyra, Duette y The Swingers Band.

La representación tendrá lugar a las 21h 30’. Las entradas se pueden adquirir en Long Play (C/ Rúa Mayor, 6). El precio de la entrada es de 15 euros.

Las 20 primaveras de la Filmoteca Regional de Castilla y León


El 18 de marzo de 2011, la Filmoteca Regional de Castilla y León cumple veinte años; el pasado 11 de enero comenzaron las celebraciones.

En menos de dos meses tendrá lugar el aniversario de la inauguración de la Filmoteca Regional, dependiente de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León y, gracias a la Diputación Provincial, con sede en la ‘Casa de las Viejas’ de Salamanca, lugar de recogimiento para los más desfavorecidos, que en 1623 se convirtió en Casa de la Caridad gracias a Bartolomé Caballero, y que desde 1991 es Casa de la Cultura.

Veinte años de fidelidad a su compromiso de recuperar, conservar y difundir documentos fotográficos, cinematográficos y audiovisuales en general, relacionados directa o indirectamente con el ámbito geográfico e histórico de Castilla y León; y con el objetivo de convertirse en un centro de investigación especializado a disposición de todos los interesados, que cuenta con un catálogo de excepción que, precisamente, se inició el mismo día de su inauguración gracias a la donación del fotógrafo salmantino José Núñez.

Veinte años de trabajo de un equipo de personas que depende del Ayuntamiento de la ciudad, y al frente del cual está Juan Antonio Pérez Millán, con quien hemos tenido la oportunidad de charlar antes de escribir estas palabras. Un ambicioso proyecto del que, si algo ha destacado no es el increíble e invaluable fondo con el que cuenta (que también), sino las relaciones que con los años se han ido estableciendo con los diferentes y numerosos depositarios y las historias que acompañan a cada imagen, estática o en movimiento. De ahí sus palabras: “Conservamos sentimientos, además de imágenes”.

En este año especial, son varias las propuestas que ofrece a su público. Entre ellas destaca el ciclo “Los martes de la Filmoteca en el Teatro Liceo”, que se realiza con la colaboración de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y que, como su propia denominación indica, se desarrolla cada martes en el emblemático teatro de la capital charra a las 20h 15’. En esta ocasión, con motivo de la festividad, se alargará durante todo el año. El precio de la entrada es de 1,20 €.

Cada semana, se puede disfrutar de la proyección de un corto y un largometraje, rodados todos ellos total o parcialmente en nuestro territorio, o por cineastas de Castilla y León, agrupados por autores o temas, según los casos, y organizados de forma cronológica inversa (de los largometrajes más recientes a los más antiguos). Todas las películas han sido seleccionadas teniendo en cuenta su interés, y en las proyecciones se utilizarán de forma preferente las copias existentes en el archivo de la Filmoteca.

Ya está disponible el folleto con la información correspondiente al primer trimestre, que se inauguró el pasado 11 de enero con la proyección de “Soldaditos de latón” y “Amateurs”, del director Gabriel Velázquez; también se han proyectado “Estirpe de tritones” y “Tritones”, de Julio Suárez Vega, el pasado día 18. En la última cita el protagonista ha sido Rodrigo Cortés, muy presente en la prensa de estos días por los reconocimientos que está recibiendo “Buried”, su última producción. De él, se han proyectado el corto “15 días” y “Concursante”.

Como curiosidad comentar que el actor salmantino Miguel Martín, también conocido como ‘Miguelón’, ha participado casualmente en seis de las proyecciones programadas: “Amateurs”, “15 días”, “Concursante”, “Los fantasmas de Goya”, de Milos Forman, “Sud Express”, de Chema de la Peña y Gabriel Velázquez, e “Impávido”, de Carlos Therón. Con él hemos hablado de su relación con la Filmoteca y de ella ha resaltado, precisamente, la calidad del trato y del asesoramiento que ofrecen los distintos profesionales que trabajan en ella.

Por otra parte, nos avanza Juan Antonio, están preparando un catálogo de fotografías, que verá la luz en marzo, y un catálogo de películas, para el que todavía no hay fecha. Cuando le preguntamos cómo ha ido el comienzo del ciclo, se muestra contento, no solo por las cifras, sino por la fidelidad del público que, según comenta, se podría definir como “cinéfilo que sabe que puede ver cosas que no se ven en todas partes o que están organizadas de una forma diferente”. Sirva esta información para llamar la atención sobre esta propuesta al resto de público potencial, es decir “interesados por el cine de calidad que quieran disfrutar de él en un entorno de excepción y, por qué no decirlo, a un módico precio”.

Autor: Estyu
Foto de Juan Antonio Pérez Millán: S. LEHMANN, para nortecastilla.es

‘Buried (Enterrado)’, magistral e impactante


Ryan Reynolds en Buried (Enterrado)

El segundo largometraje de Rodrigo Cortés es ya la película española con el mayor número de copias distribuidas en cines. Ahora me pregunto si ‘Buried (Enterrado)‘ no ostentará también el récord del menor número de actores en pantalla -uno- y cuya acción transcurre en el espacio más reducido. Sea como fuere, lo cierto es que ‘Buried’ es una lección de buen cine, de cómo, con apenas recursos, uno puede atrapar al espectador con una historia emocionante y magistralmente filmada, y dejarle aturdido más allá de la palabra ‘fin’.

De qué va:

El estadounidense Paul Conroy (Ryan Reynolds) se despierta encerrado en un ataúd que ha sido enterrado en algún punto de Irak. Acompañado de un mechero y un teléfono móvil con poca batería, intentará luchar por su supervivencia. Y hasta aquí puedo contar.

Opinión:

El espectador irá conociendo cómo y por qué Paul Conroy ha llegado a ese ataúd a medida que él lo vaya contando, y ésa es una de las claves de que no podamos apartar la vista de la pantalla desde el minuto 1. Necesitamos saber. Eso, y que el ritmo que la dirección y el montaje de Rodrigo Cortés impregnan a la historia nos mantiene en alerta de principio a fin. El continuo cambio de plano -será un espacio pequeño, pero Cortés lo filma desde todos los ángulos posibles-, el juego de luces y la sucesión de varios momentos cumbre hacen de ‘Buried (Enterrado)’ una película entretenidísima y, sobre todo, una joya del suspense.
Ryan Reynolds en Buried (Enterrado), de Rodrigo CortésPero el éxito de ‘Buried’ se debe tanto al trabajo de Cortés como al de su guionista, Chris Sparling. Utilizando sólo las llamadas telefónicas que Conroy realiza desde el ataúd, Sparling logra construir una historia atractiva y completa en la que cabe de todo: intriga, acción, humor, romanticismo y mucha crítica social -increíble la conversación con su jefe-.

El tercer pilar de ‘Buried (Enterrado)’ es, sin duda, Ryan Reynolds. Fueron muchos los que desconfiaron de su fichaje, tratándose de uno de los chicos guapos en Hollywood que arrasan con comedias románticas y cintas de acción imposible. Pero, oh sorpresa, Reynolds ofrece aquí una actuación memorable, posiblemente la mejor de su carrera. Enseguida nos identificamos con su personaje, sentimos su angustia y su desesperación, notamos cómo nos falta el aire…

Aunque, para qué engañarnos, lo mejor de ‘Buried (Enterrado)’ no es ni Reynolds, ni su dirección ni nada parecido, lo que más nos gusta es que este sorprendente thriller claustrofóbico sea cine español.

Nota: 8

Para recordar:

– Tres conversaciones: con su madre, con el departamento de recursos humanos de su empresa y con Dan Brenner sobre Mark White.
– Los títulos de crédito iniciales, que además de homenajear al genial Saul Bass, recuperan una moda que echamos de menos.
– Lo dicho, que el cine español siga por la senda iniciada hace unos años de atreverse con apuestas originales.

Para olvidar:

– No son pocas las escenas en que pensamos: “¡Venga ya! Eso no es posible”.
– O he visto muchas películas, o en ocasiones la trama es bastante previsible.

Una predicción:

Película, director, actor, guión y montaje se hacen con una nominación a los Goya, ¿alguien quiere apostar?

El corto de la semana: Dirt Devil


Esta semana cambiamos un poco el chip y os mostramos un corto ligeramente distinto a lo que os tenemos acustumbrados. Más cercano al videoarte o a la publicidad, Dirt Devil es el corto que realizó Rodrigo Cortés (“15 días”) para el festival de cortos online notodofilmfest 2007 como miembro del Jurado.

Un corto realmente divertido, ingenioso, y con un frenetiquísimo montaje digno de un gran aplauso y admiración.