Yelle / Complètement fou

, , Leave a comment

yelle-completement-fou-2014

Yelle es uno de los grupos más descarados, divertidos y con más personalidad que hemos conocido en los últimos años, de ahí que la noticia de que iban a “abrir su círculo”, como dicen ellos, para trabajar en su nuevo disco con el afamado productor Dr. Luke -responsable de algunos de los hits de Katy Perry, Ke$ha, Miley Cyrus o Avril Lavigne, entre otras- nos llevara a fruncir el ceño, temiendo que el norteamericano vampirizara a nuestros franceses y los desposeyera de ese sello de identidad tan inconfundible del que hicieron gala en sus dos primeros álbumes, los notables ‘Pop Up’ y ‘Safari Disco Club‘. ¿Julie Budet cantando “hey, hey, to, to/ yo quierro ser tu novia”? No, gracias.

Pero que nuestros temores eran infundados lo supimos antes incluso de que saliera el álbum, pues si en este ‘Complètement fou‘, grabado a caballo entre Los Ángeles y Sant-Brieuc, el trío galo muestra una cierta evolución en su sonido, es precisamente en sentido opuesto a la chabacanería de las popstars antes citadas, como bien evidenciaron hace unos meses tanto la pista que da nombre al disco como ‘Bouquet final‘ -buzz single que ahora cierra el tracklist de forma très très chic-, ambas muy en la línea de aquella canción que lanzaron el año pasado y que finalmente no han incluido aquí, ‘L’amour parfait‘.

Es también una grata sorpresa comprobar que las canciones se van sucediendo y todas tienen algo memorable, ya sea una melodía contundente (‘Un jour viendra’, ‘Les soupires et les refrains’), un verso contagioso (‘Toho’, ‘Moteur action’) o una parte c -“La question est, est-ce que je m’amuse?”- que pone la guinda a una canción tan bien construida como ‘Coca sans bulles’, lo que deja el saldo de temas de relleno -algo más elevado de lo deseable en anteriores trabajos- prácticamente a cero. ¿La contrapartida? Aquí, definitivamente, no hay ningún hit del tamaño de ‘À cause des garçons’ o del más reciente ‘Que veux-tu?’.

Con todo, destacan ‘Florence en Italie’, canción dedicada a esta ciudad que “les deslumbró con su belleza”, probablemente la mejor balada de su carrera, y ‘Nuit de baise’ -“noche de sexo”-, un medio tiempo oportunamente dividido en dos partes -la segunda, con GrandMarnier a las voces- que nos recuerda que nuestra faceta favorita de Yelle es la más desvergonzada… y ahí brilla con luz propia ‘Ba$$in’, con una Julie aprendiendo a mover la pelvis para ligarse a un chico en una discoteca, totalmente empapada del espíritu “Je veux te voir dans un film pornographique”. En efecto, se puede resultar así de picante sin ser una guarra: a lo mejor Dr. Luke se lo puede explicar a sus estrellas americanas la próxima vez que colaboren. ¿Y si al final son Yelle los que influyen en ellas? 7,8/10.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico