20 mayo 2024
Cronica festival tomavistas 2023

foto : Adrian YR

En un mundo plagado de macrofestivales, de solapes infernales, de grandes nombres internacionales donde parece que estamos ante esas luchas de gigantes futboleros con fichajes millonarios en vez de en un idílico mundo donde la cultura es accesible para todos, sobresalen pequeños festivales como el Tomavistas, bien podrían ser ese reducto de la Galia que con su poción mágica resisten el asedio de los que les rodean y quieren acabar con la pequeña parcela de felicidad que aún tienen en su haber.

Pues si amigos, la Familia Tomavistas volvía a tomar el Tierno Galván la pasada semana, y es que perdonad pero sigo revindicando ese concepto, el festival volvío a hacer gala en esta nueva edición de que la familia que tu eliges es la que te acompaña de la mano a saltar con las Shego, a corear a Niña Polaca, a perrear con Gazzi o a plasmar tus bailes viejunos con Ladytron y Metronomy. Un año más era imposible no andar 100 metros y encontrarte a alguien que ha pasado por tu vida en esta ciudad, quizás no somos de Madrid, pero si nos sentimos de Madrid en el Tomavistas (hablo por este humilde señor de Valladolid, pero os aseguro que es extrapolable a tantos otros). Madrid es una ciudad que nos hace sentir de aquí, y eso es lo que ha vuelto a lograr Tomavistas, ese sentimiento de pertenencia a un colectivo, a una forma de vida, a una toma de libertad y a una libertad de expresión, a través de la cultura y a través del amor. 17000 personas dieron buena fe de ello.

Este año los nuestros desbancaron por goleada a los de fuera, y es que directos como los de Carlangas, Mujeres, Los Punsetes, Sidonie, La Casa Azul,Cala Vento o La Élite, nos hicieron gritar, bailar,sudar y alegrar nuestros corazones por encima del de otras bandas internacionales – sin quitarles mérito ojo – quizás es que ya era hora de reivindicar el buen momento que viven nuestras bandas y el amplio espectro de géneros que recorren, haciendo sombra a cabezas de cartel internacionales.

El jueves arrancamos esta nueva edición del festival entrando a matar, Shego, una de las bandas revelación plasmaban su flamante nuevo álbum a la solana. Juventud divino tesoro, talento máximo y sudada carismática. Niña Polaca llenaban el escenario principal también con un flamante sol pegando en el recinto, no es de extrañar que hayan anunciado Riviera hace nada, los chavales congregaron buena multitud para desgañitarse con ‘Travieso’, ‘Pinta Malasaña’, ‘La Muerte de Mufasa’ o ‘Madrid Sin Tí’. Depresión Sonora llevó la oscuridad al atardecer, sus melodías congregaron a un público joven hacia las primeras filas de los de Marcos, sin duda un relevo generacional y un discurso que sigue atrapando a esa juventud dispersa y dolorida, sin dejar de calar en los que amamos esos sonideros dark y post-punk, discurso y talento una vez más materializado en directo.

Ginebras tienen al público comiendo de su mano, su segundo LP ya es una realidad y el cuarteto volvió a dejar constancia de su pegada en Madrid con un set divertido, colorido y una sonrisa entre canción y canción, el buen rollo son ellas. Pero sin dudarlo, nuestro momento del jueves, y que me disculpen los que discrepen, de todo el festival, fue encontrarnos con la defensa en directo de Carlangas. Carlos Pereiro auna en su nuevo discurso todos los estilos haciéndolos suyos, mestizaje, dance, pop, urban, rock, desglosando sus temas en solitario y recuperando temas míticos de los Novedades, acompañado con los Mundo Prestigio como banda de cabecera, su directo y sus canciones son sanación para el corazón, redención baile y sensación de querer vivir atrapado en sus ritmos para siempre, ¡gracias Carlangas!. El fin de fiesta lo dieron los La La Love You, también con nuevo disco bajo el brazo, mucha pizza pop y pildoras punk que arrastraron al público hasta el cierre de la primera jornada  y al fin del mundo si se lo piden.


Viernes, nos despertamos aún cantando eso de ‘¿Dónde estás? ¿Cómo vas?’, cargamos pilas y pulsera y bien de crema protectora para apoyar a Parquesvr, si queremos un frontman en nuestra vida ese es Javi Ferrara, vibrar a primera hora con gente que les descubría por primera vez y se descojonaba con las letras y actitud de la banda sólo puede significar algo, hay mucho parquesvrista ahí fuera. ‘Ansiedad’, ‘Almodovor, Amenabor’, ‘¿Debo Leer a Baudelaire’?, ‘JuanCarlista’, ‘Tom Petty’ o ‘Lance Armstrong’ nos hicieron gritar y disfrutar a partes iguales, son únicos. Tras ellos los murcianicos Perro volvían al Tierno Galván, para desglosar su noise punk y sus acelerados temas en los que sobresalían las nuevas composiciones, aunque los actos de mayor celebración venían de temas como ‘La Reina De Inglaterra’ o ‘Ediciones Reptiliano’. Otra banda que no podía faltar en el Tomavistas era Triángulo de Amor Bizarro, los gallegos volvían con recién estrenado LP, ‘SED’, mucho más crudo y enérgico en directo, un puñetazo al sistema nervioso que se materializaba en el escenario principal entre pogos, celebración y cantos, nuestras ‘Estrellas Místicas‘ particulares son ellos.

Rock y amistad, ya lo dicen los Mujeres, y es que no hay vez que no caigamos rendidos ante el trío en cualquiera de sus efusivas actuaciones, puro delirio, pogos, coros multitudinarios y exaltación de esa ya más que comentada amistad, ‘Un Sentimiento Importante‘ es lo que tenemos ante Mujeres, ‘Vete Con Él’, ‘Besos’ o ‘Siento Muerte‘, todo son hits imperecederos para nosotros. La nota internacional del sábado venía de la mano de The Vaccines con una grata defensa de su directo, evolucionado y más maduro, pero finalmente celebrados por sus temas ‘míticos’, show más que correcto y elegante, ‘Wanderlust’, ‘No Hope’, ‘Teenage Icon‘….los británicos recorrieron su discografía en un set para todos los públicos pero sin despuntar sobremanera. Sentimiento agridulce por La Femme, los franceses son capaces de llenar una Riviera, pero no nos dijeron gran cosa en directo, un paseo anodino por sus última composiciones, bastante planas en directo, quizás seguíamos viviendo en el directo de Mujeres. Nos tocó mover un poco el bullarengue con Gazzi, bien sudado. El fin de fiesta no podía tener mejor cierre, La Casa Azul volvió a demostrar porque son tan queridos en un Tierno Galván rendido ante el espectáculo de la banda, pulido y poperizado, cargado de energía, electricidad y luz, ‘El Momento’, ‘Ataraxia’, ‘La Fiesta Universal’…no hay tema de Guille y los suyos que no pueda curar nuestro alma.

Sábado, ya empezamos a lucir moreno y no de contrabando, el mañaneo llegó con dani presentando ‘Posdata‘, sunny disco pop, simplemente un refrescante baño musical para empezar la jornada con un buen rollo impresionante, tras ella La Bien Querida, consagrada y también presentando nuevo trabajo, ‘Paprika‘, sus poderes extraños nos dieron el empujón que necesitábamos para disfutar al máximo la jornada. La solanera nos hizo descansar y llegar a uno de nuestros platos fuertes del sábado, los gallegos Blanco Palamera, su propuesta neo pop, r&b futurista y su flow hace de ellos un rara avis de nuestro panorama, complicado no moverte a su lado, imposible no sacar nuestros bailes más sexys a la palestra, magistrales.

El sábado el gran triunfo vino de nuestras bandas, a pesar de que Metronomy cerrara de forma memorable el festival presentando su último disco, el ‘It´s Good To Be Back’ bién les correspondió a Cala Vento, Sidonie y a Los Punsetes, esto es un ‘Small World’ Metronomy, sólo tenéis que echar ‘The Look‘ a lo que hicieron los mencionados.  Por orden, Cala Vento se dio un baño de multitudes y cariño épico presentando el inmenso ‘Casa Linda‘, en ‘Equilibrio‘ y pillando velocidad como buen ‘Ferrari‘ fue imposible no quedar ‘Más Que Satisfechos’ con un show adrenalínico, triunfo absoluto en el parque, nos vemos en La Riviera chicos.  A Los Punsetes hay que amarles, y por favor necesitamos todos los días contar con sus opiniones ‘de mierda’, letras mordaces, melodías apabullantes y aguante estático de Óscar para Ariadna, país-bandera-España customizada para la ocasión. Reclamamos exponer sus letras en cualquier buen museo que se precie, reclamamos nuestro derecho a gritar sus estribillos a cualquier hora, público entregado a la causa, ya lo dijimos en una ocasión acorde a sus letras, quiero morir en un festival como el Tomavistas…chapeau.


Sidonie volvian de nuevo al festival, han pasado años, pero ellos siguen en su época Clooney, madurez, experiencia, saber estar y manejo de los tempos y de la situación, fans siempre contentos y ellos pasándoselo bomba en el escenario, siempre hay match. Estáis aquí o estáis aquí, no hay otra, y que bien suena ‘CEDÉ‘ en directo y cómo coreamos ‘Carreteras Infinitas‘, los clásicos nunca fallan. Nuestro descubrimiento de la noche fue sin duda La Élite, punk, bakalao, actitud kinki, público abriendo las aguas del tercer escenaro del Tomavistas, ‘Bailando’, ‘Mata a Tu Jefe’,’Sixpack’, ‘Todos Me Miran Mal’, ‘Contento de Ser Feo’, show speedico, mucho hijo de puta bailongo y demasiadas ganas de poguear, Nuevo Punk, demostrado. Más que correcto fue el set de Ladytron, presentando también nuevas composiciones, demostrando que el electropop mezclado con esa pizca de post-punk puede ser glamouroso, tanto como ellos quieran, ‘Ghosts’, ‘International Dateline’, ‘Playgirl‘ entre otras dieron muestra de ello.

En las distancias cortas es donde uno se la juega, Tomavistas eres el vencedor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *