Machine Girl estarán la próxima semana en la Moby Dick (Madrid)

Fui a un concierto de Machine Girl y fue como una rave que dura 65000 años condensada en 30 minutos, en los que sufrí mil sobredosis por segundo hasta que me derrumbé en un tesseract para acabar devorado en la cuarta dimensión.

machine-girl-moby-dick-club-madrid

Puede que la frase sea una exageración, pero la música de Machine Girl supone un asalto a los sentidos similar al que hace referencia, como si un grupo grindcore extraterrestre hackease tu ordenador para transmitir el grito de batalla de un grupo antifascista interestelar.

Girando sin parar por Norteamérica han amasado una legión de fans de escenas tan dispares como el clubbing, el metal o los videojuegos, atraídos por su explosiva y catártica mezcla de footwork, jungle, digital hardcore y gabber y punk, el equivalente en intensidad sónica a un cyborg en llamas.

 

Junto a otros artistas neoyorquinos como Bonnie BaxterPrison Religion o Deli GirlsMachine Girl son la punta de lanza de una nueva ola de cultura musical DIY que se sitúa en la frontera entre punk, noise, techno y hip hop, sin que ninguno llegue a pertenecer a ninguna de esas corrientes. Derribando los límites entre esos géneros, reflejan la omnipresencia de los medios, donde la verdad pública se ha convertido en un prisma de realidades intersubjetivas y tribalismos locales ajenos a cualquier conjunto común de valores o verdades culturales locales. Un mundo post-moderno donde los puntos de referencia culturales se han tornado universales, al alcance de cualquiera en cualquier momento para ser consumidos, desconectados de su significado original o ser reorganizados, re-significados culturalmente y re-conectados globalmente.

Entradas 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.