Archivo de la etiqueta: la cabra mecánica

Conciertos de las Noches de San Benito 2017 en Valladolid

Los Conciertos de las Noches de San Benito 2017 refrescarán del calor estival a la ciudad de Valladolid. Este año, los protagonistas de los mismos serán Lichis,Rosalía y Raül Refree, Gwendal, Carmen París y el Recital Cantango.

El patio de la Hospedería de San Benito es escenario de este ciclo único  celebrado al aire libre durante el mes de julio.  Valladolid da cabida con este festival a artistas musicales  de primera línea caracterizados por su éxito a nivel nacional e internacional, de todo tipo de géneros; además de otras manifestaciones como danza o humor.

Viernes 30 de Junio (22.00h) – Lichis

Miguel Ángel Hernando (alias Lichis) fue responsable, poeta y voz de La Cabra Mecánica. La necesidad de explorar nuevos caminos le llevó a dar por concluida esa etapa y madurar lentamente hasta convertirse en un compositor a la americana, intimista y más reflexivo. Mariposas es su nuevo y esperado trabajo de estudio, un descarnado e íntimo análisis introspectivo en el que este excepcional artista nos abre su alma y nos narra parte de su universo, invitando al oyente a sentirse parte de cada sentimiento plasmado en las reflexivas letras del álbum.

Precio entrada: anticipada 15 € + gastos de gestión / taquilla 18 €

Venta anticipada: Taquillas de San Benito, Kafka y Ticketmaster: http://www.ticketmaster.es/event/2649

CARTEL LICHIS SB17

Jueves 6 de Julio (22.00h) – Carmen París

La cantante aragonesa llevará su nuevo espectáculo a los conciertos de las Noches de San Benito 2017 en Valladolid. En síntesis es el nombre de este espectáculo,  un ramillete de lo más significativo de sus cuatro discos, todos ellos galardonados con multitud de premios. La selección elegida muestra aromas y paisajes en las músicas y letras alrededor de la jota, género tradicional que estaba relegado a música de gente mayor para fiestas patronales y, que de la mano de la inconfundible voz y la audacia creativa de Carmen París, hace un viaje musical por medio.

Entrada: anticipada 15 € + gastos de gestión, taquilla 18 €

Venta por internet a través de www.vayaentradas.com y en taquilla

Viernes 7 de Julio (22.00h) – Gwendal

Gwendal tiene con España una relación histórica, llena de complicidad con su juventud y de fidelidad con su público más veterano. Es uno de esos grupos míticos, referencia ineludible cuando se habla de los grandes de la llamada música celta. Lo esencial de sus temas se llena de influencias que van del folk al rock, pasando por el jazz o la música clásica, reflejo de las diversas maneras de concebir la música por parte de sus integrantes: Youenn Le Berre (flauta, bombarda, gaita) Vincent Leutreau (violín), Ludovic Mensil (guitarra acústica y eléctrica), Jérôme Gueguen (piano), Michel Valy (bajo) y  David Rusaouen (batería).

Entrada anticipada 15 € + gastos de gestión, taquilla 18 €

Venta por internet a través de www.vayaentradas.com y en taquilla.

CARTEL CANTANGO SB17

Sábado 8 de Julio (22.00h) – Cantango

Fabio Armiliato (tenor) y Fabrizio Mocata y Óscar Lobete (pianistas) protagonizan este espectáculo, un recital que aúna la lírica y el tango en la voz de uno de los tenores más importantes de la escena lírica internacional. El también italiano Fabrizio Mocata es responsable de unos impecables arreglos que aúnan lírica y ritmos argentinos en la imponente voz de Armiliato y en las hábiles manos del pianista vallisoletano Óscar Lobete. Homenaje a Schipa y Gardel.
Entrada: anticipada 15 € + gastos de gestión / taquilla 18 €
Venta anticipada: Taquillas de San Benito, Kafka y Ticketmaster: http://www.ticketmaster.es/event/cantango-entradas/2725

Domingo 9 de Julio (22:00H) – Rosalía y Raül Refree

Otros de los protagonistas de los conciertos de las Noches de San Benito 2017 en Valladolid son Rosalía y Raül Refree. Desde que se conocieron, no han podido dejar de imaginar proyectos el uno con el otro, algunos imposibles, otros como éste que empieza aquí, vivos y mutantes. El dúo sobrevive en la cuerda floja del flamenco, colinda la tradición con la experimentación y reúne el valor de los inconscientes para realizar algunas fechorías fuera de los límites de los puristas. Es flamenco y lo contrario también. Es experimentación, pero también al revés. Es folclore ruidista sin electricidad y barullo emocional con los pies en el suelo.

Entrada: anticipada 15 € + gastos de gestión / taquilla 18 €
Venta anticipada: Taquillas de San Benito, Kafka y Ticketmaster: http://www.ticketmaster.es/event/2653
CARTEL ROSALIA SB17

Fito y Fitipaldis + La Cabra Mecánica @ Feria de Muestras (Valladolid): 5/3/10

“El mejor remedio contra el frío: Una juerga rockera”

Muy desapacible se presentaba la noche en Valladolid el pasado viernes, con el típico frío continental de la zona y una lluvia persistente, que combinada con el aire helado, penetraba en los huesos haciendo difícil que algo nos pudiera calentar.

Pero la buena madera la presentó Lichis y sus chicos de la Cabra en los prolegómenos, para preparar una estupenda hoguera que poco después Fito se encargó de avivar, para que los miles de espectadores que llenábamos uno de los pabellones de la Feria vallisoletana, no pasáramos ni una gota de frío.

Por cierto, la mala acústica del recinto se hizo patente, aunque no deslució el espectáculo. Pero, hay que buscar mejores sitios para que la escucha sea óptima.

fotografías cedidas por rogalonso.com

Cuando alguien pone pasión y buen gusto en lo que hace, pocas cosas faltan ya, para que los ávidos de buena música disfrutemos y nuestro corazón genere el bombeo necesario, para que nuestra sangre fluya con todo el ritmo y calor y calentarnos en todos los sentidos.

Y es que, como decía Fito en uno de sus temas: ¡Qué necesario es el Rock&Roll!

La noche presagiaba algo bueno. Un telonero de lujo para un músico de lujo. Relacionamos telonero con un grupo menor que acompaña al grupo estrella. Pero este no es el caso. La Cabra mecánica con Lichis a la cabeza, es un grupo de referencia en el panorama rock español. Una de esas bandas con un olor especial, que lanza mensajes sin parar y que tiene en su impronta, un sello auténtico, tanto por el estilo que han dibujado en lo musical, como en la voz tan característica del propio líder de la banda, el genuino Lichis. Caldeó el ambiente como bien sabe hacerlo, nos contagió de su marcha y ese ritmo bailongo se nos metió tan dentro, que se nos hizo corta su intervención y nos hubiera gustado seguir disfrutando de ellos y con ellos. Los legendarios “Felicidad” y “La cesta de la compra” fueron aclamados, cantados y bailados por los presentes, que ya casi llenaban el recinto. Una verdadera lástima que ésta sea su última gira. Grupos como la Cabra y voces como la de Lichis, son necesarios en el mundo de la música. ¡Pensároslo chicos!

Realizamos un buen calentamiento, así que ya estábamos preparados para mover el esqueleto, como decían los de antes.

Fito se nos presentó en clave de caricatura en las pantallas gigantes, para luego aparecer con toda la banda para éxtasis del colectivo fitipaldiano.

Como no podía ser menos, comenzó el concierto con el tema que da título a su último disco y que ha sido galardonado con el premio a la mejor canción y mejor álbum del año, en la XIV edición de los Premio de la Música. Los primeros acordes de “Antes de que cuente diez”, hicieron vibrar a los presentes y ya no dejaron de cantar cada uno de los temas que se nos iban presentando.

fotografías cedidas por rogalonso.com

Ya no había más tregua. Fito Cabrales, Carlos Raya y el resto de la banda, habían llegado a la capital castellano-leonesa a desplegar todas sus armas rockeras y nos rindiéramos sin concesión a su poderío, su saber hacer y buen rollo.

Y así fue, nos dejamos llevar por cada uno de los riff, por la poesía del rock&roll que dibuja Fito en sus temas y por el ritmo desenfrenado de sus canciones, que hacía que grandes y pequeños movieran sus caderas hasta el final. Ya que Fito, no sólo mueve a rockeros impenitentes, sino que también tiene su público joven, que disfruta de su música y que se sabe de principio a fin cada uno de sus temas, ya sean nuevos o pertenecientes a discos anteriores.

Fito ha tenido críticas feroces desde que dejara Platero y Tú, vituperándolo hasta extremos feroces por haberse pasado al lado oscuro de lo comercial (dicen…)”ya que abandonó el rock&roll y comenzó una andadura más pop” (dicen…). Está claro, que la rudeza de la etapa de Platero, la ha dejado a un lado. El toque marginal, ha dado paso a algo más poético y elaborado, con mejores arreglos y buen gusto. Pero este paso, no lo da la comercialidad de los artistas (que los hay…) si no la madurez de los mismos. Y Fito ha sabido subirse al carro, pero sin abandonar las raíces. Y no como hacen otros, que las cortan sin miramientos para obtener un mejor abono.

Desde el primer acorde, el público se entregó sin miramientos y se identificó con toda la banda. Todos los temas fueron vitoreados, cada vez que la primera nota fluía en el aire. Las palmas abrasaban, los pies saltaban al compás del rock y las baladas eran recibidas como bálsamo, para descansar un poco de tanto frenesí.

Para los nostálgicos sonaron temas de su anterior época en Platero. “Al cantar” fue uno de esos himnos al que Carlos Raya se unió en solitario a Fito. El mismo Carlos se encargó de aderezar el tema que cierra el último disco (“La cuisine de Bernard”) con slide en mano. ¡Magnífico! el ex de Sangre Azul.

Carlos Raya demostró ser un guitarrista excepcional, que se acopla a la perfección con el señor Cabrales. Nos dedicó una serie de punteos excepcionales a lo largo y ancho del concierto. Magnífico año del señor Raya, que como colofón a esta estupenda gira, donde se ha consagrado como virtuoso y genial guitarrista (ya lo dijo Brian May: “¡Joder tío!, como tocas…”) se ha encumbrado en los altares de la producción artística, llevándose el premio a mejor productor artístico del año, en los premios de la música. (Carlos Raya es también productor de los dos últimos trabajos de Fito y Fitipaldis).

fotografías cedidas por rogalonso.comFito tocó casi todos los temas del nuevo disco, repasó los hits del anterior “Por la boca vive el pez” y recuperó temas emblemáticos de otros grupos, magníficamente versionados por el de Bilbo. El “Deltoya” de Extremoduro y “Quiero beber hasta perder el control” de los Secretos, caldearon aún más si cabe el ambiente y el personal se entregó sin concesiones a toda la banda.

Mención especial hay que hacer también a un estupendo músico, como es Javier Alzol.

Su saxo tenor a lo Clarence Clemons, estalló en cada uno de los solos y funcionó como bisagra perfecta en cada una las canciones donde tuvo presencia.

Es el triunfo de la honestidad.

Su línea argumental está muy definida y desde sus primeros pasos en 1989 con Platero, hasta la fecha con los Fitipaldis, sus pasos han sido firmes. Ha ido pasando de una línea a otra, con la lógica del corazón. Mostró su espíritu más reivindicativo en los primeros años, rasgando guitarreo y dándole al rock más áspero, para cohabitar, en la actualidad, en un estilo más fino y menos sucio. La presencia del jazz, swing y rithm&blues está más subrayado en sus últimos trabajos… pero ¿cuál es la esencia de todo ello? ¡El Rock&Roll!

Y el del barrio de Zabala no ha dejado de hacerlo. Y lo hace de miedo.

El pequeño gran hombre nos ha ganado.

fotografías cedidas por rogalonso