Archivo de la etiqueta: Rufus Wainwright

Martha Wainwright comparte nuevo tema junto a su hermano Rufus, así suena ‘Wolves’


https://www.youtube.com/watch?v=q1I8mXRBmOU

Martha Wainwright regresa con este nuevo tema “Wolves“, cuatro años después de que lanzara su aclamado último disco ‘Goodnight City’. Un tema que había sido grabado durante las sesiones de dicho disco pero que no había entrado finalmente en el disco. Dicho tema cuenta además con el aliciente de tener a su hermano Rufus apoyando a la cantante.

Martha Wainwright comparte nuevo tema junto a su hermano Rufus, así suena 'Wolves'

Como la inmensa mayoría de artistas, Martha ha estado también participando en eventos esta cuarentena, cantando desde el balcón, para muestra un ejemplo a continuacion.

Primeras confirmaciones del Portamerica 2020

La centenaria Carballeira de Caldas de Reis acogerá un año más los 3 días de Festival PortAmérica, que tendrá lugar entre el 2 y el 4 de julio en el marco de Cultura Quente.

PortAmérica 2020 primeras confirmaciones

PortAmérica no es un festival musical al uso. Es un nuevo modelo de festival que se distingue por ofrecer una propuesta musical que tiende lazos de unión entre Europa y Latinoamérica y por inducir a una experiencia que aúna músicanaturaleza y gastronomía gallega.

3 escenariosShowRockingMercado de Talentos y acampada se darán cita en este entorno natural y mágico dotado de una acústica inigualable.

Amaro Ferreiro, Baiuca, Bala, Belako, Coque Malla, Dengue Dengue Dengue, Egon Soda, El Columpio Asesino, Fon Román, Furious Monkey House, Hijos del Mediterráneo, Leiva, León Benavente, Little Jesus, Mikel Erentxun, Niña Coyote eta Chico Tornado, ORTIGA, Royal Republic, Rufus T. Firefly, Rufus Wainwright, Sidonie, Taao Kross, Vintage Trouble, Viva Suecia y WOS son las 25 primeras confirmaciones de la 9ª edición de PortAmérica.

El evento gastronómico Showrocking Guía Repsol – que contó con 35 chefs internacionales con 42 Soles Repsol en su edición 2018 – supone una experiencia diferente dentro de la oferta gastronómica actual: cuenta con una localización privilegiada y potencia los recursos y atractivos asociados al territorio, el producto y los grandes cocineros gallegos conformando una alternativa turística singular de primer nivel. El ShowRocking Guía Repsol de PortAmérica, que comisiona el chef Pepe Solla desde su primera edición, es Premio Fest 2015, 2017 y 2018 a la mejor zona gastronómica.

Andoni Luis Aduriz, Ángel León, Begoña Rodrigo, Benito Gómez, Daniel López, David Abalo, David García, Diego Guerrero, Diego López, Edgar Núñez, Francis Paniego, Gonzalo García, Iván Domínguez, Juanjo Pérez, Juan Perret, Maca de Castro, Marcos Morán, Nagore Irazuegi, Roberto Ruiz, Rodrigo G. Fonseca, Xanty Elías y Yolanda León, que suman 32 Soles Guía Repsol, son los primeros chefs confirmados para el ShowRocking Guía Repsol 2020.

Canciones para Pomelo #8: Girls


#8

El argumento de esta nueva entrega, la octava ya, de ‘Canciones para Pomelo‘ no es otro que, como se puede intuir por el título del disco, canciones con nombres de mujer. Atención porque tras uno -¿o varios?- de estos temas se esconde el secreto mejor guardado de Notedetengas: el verdadero nombre de Pomelo.

1. Girls – Laura
Aprovechando que hablamos de chicas, abrimos el disco con el extinto grupo Girls, autores de la canción con mejor videoclip del mundo, ‘Lust for Life‘, incluida en su disco -de original título- ‘Album’. Este disco también contenía esta ‘Laura’, merecido segundo single.

2. Copiloto – Marta y los escaparates
Copiloto es un grupo del que no sé absolutamente nada, salvo que han hecho una canción, esta ‘Marta y los escaparates’, bastante graciosa. Al parecer el artista detrás de Copiloto tiene algún tipo de vínculo con Juan Aguirre, de Amaral, quienes se dieron a conocer con un primer single también con nombre de mujer, ‘Rosita‘, de su primer álbum, homónimo. Curiosamente, este disco salió a la venta el mismo día que el debut de otro grupo de gran éxito, el ‘Dile al sol’ de La oreja de Van Gogh: el 18 de mayo de 1998. Un día importante para el pop español, desde luego.

3. Czerkinsky – Natacha
De nuevo otro artista del que no sé absolutamente nada. Esta canción, ‘Natacha’, la descubrí, como muchas otras, gracias al podcast que tiene en Nanosónico Nacho Canut.

4. La estrella de David – Anita
‘Anita’ es una canción preciosa de La estrella de David. Hace un par de fines de semana Pomelo y yo hicimos un intento de cantarla, totalmente fallido, porque no logramos recordar la letra mucho más allá del  “Anita, Anita”. Y eso que la habíamos escuchado en el coche, donde iba sonando este disco, apenas tres horas antes.

5. Saint Etienne – Sylvie
Saint Etienne tienen canciones para todo, y por supuesto también una con nombre de mujer, ‘Sylvie’, de su disco ‘Good Humor’.

6. Fórmula V – Eva María
No me he podido resistir a incluir este hit de Fórmula V, especialmente teniendo en cuenta su letra y lo mucho que pega con esta época del año.

7. Alaska y los Pegamoides – Vicky
Alaska vuelve a Canciones para Pomelo con esta divertida canción del primer disco de los Pegamoides, tan representativa del estilo del grupo.

8. The Wombats – Patricia The Stripper
‘Patricia the Stripper’ es una canción que conozco gracias a Pomelo, que me la enseñó muy emocionada el año que estuvimos de Erasmus. The Wombats es el típico grupo con un solo hit, ‘Let’s Dance To Joy Division, aunque puede que ese álbum -el mismo que contiene esta ‘Patricia The Stripper’-, con el titulazo ‘The Wombats Proudly Present… A Guide To Love, Loss & Desperation’ y una portada muy guay, mereciera algo más de atención.

9. Triángulo de amor bizarro – Isa vs. el partido humanista
‘Isa vs. El partido humanista’ es mi canción favorita del debut de Triángulo de amor bizarro, en mi opinión el mejor álbum de la banda. Como sucede con todos los grupos españoles, hay que esforzarse por entender la letra, pero cuando lo haces te encuentras con algo bien distinto que en el resto de grupos españoles. Además, las canciones en las que aparece el nombre del cantante molan -todavía más si éste se interpela a sí mismo en la letra-. Triángulo de amor bizarro actúan en muchos festivales pero, por algún motivo, cada vez que voy a uno con Pomelo, nos los acabamos perdiendo. La última vez que no los vimos fue este año en el SOS.

10. Belle and Sebastian – Sukie In The Graveyard
Con ‘The Life Pursuit’, un álbum espléndido, Belle and Sebastian dieron un giro a su carrera, muy bien plasmado en esta estupenda canción sobre una adolescente problemática que es ‘Sukie in the Graveyard’, que a día de hoy permanece en el setlist de sus conciertos, como en el que dieron en el Low Cost del año pasado, donde Pomelo y yo nos lo pasamos en grande. Aunque el concierto de Belle and Sebastian que más he disfrutado, en primerísima fila, fue tres años antes, en el Santander Amstel Music.

11. Dover – Junette
La versión de ‘Junette’ que me gusta es la que Dover grabaron para la campaña publicitaria de una conocida marca de refrescos. La original, incluida en ese fiasco de álbum que fue ‘I Ka Kene‘, es un poco cuadro, como todo el disco. Pero claro, no hay canción mala que, interpretada a capella, se le resista a la bonita voz de Cristina Llanos.

12. Devendra Banhart – Carmencita
El artista venezolano-estadounidense Devendra Banhart tiene alguna que otra canción que merece la pena, entre ellas esta ‘Carmencita’, en cuyo videoclip aparece Natalie Portman, a la sazón pareja de Devendra.

13. Stromae – Carmen
Este animal escénico que es Stromae ha tomado el aria ‘L’amour est un oiseau rebelle’, de la ópera ‘Carmen’, de Bizet, y ha cambiado la letra: en vez de “el amor es un pájaro rebelde” canta, en un símil imposible, que “el amor es como el pájaro de Twitter”. Una gran adaptación para ese gran disco que es su ‘Racine carrée.

14. Lana del Rey – Carmen
Si hay algo que odio en un artista es que pretenda ser algo que no es. Por esta razón no me gustan grupos como Supersubmarina o Miss Cafeína -si sois un grupo prefabricado, ¿por qué vais de indies?- y sí me gustan otros como La oreja de Van Gogh. Y por esta misma razón tampoco me gusta Lana del Rey, que después de intentar durante años y años triunfar en la industria musical -¿qué hay de malo en ello?- ahora se presenta al mundo como una artista independiente y atormentada. Menudo petardo. Pero bueno, hay que reconocer que ‘Video Games’ es una buena canción, que ‘Young and Beautiful’ es preciosa –normal que Kanye West la contratara para que la interpretara en su boda- y que esta ‘Carmen’ viene muy a cuento para cerrar esta trilogía sobre Cármenes.

15. Rufus Wainwright – Rashida
El último álbum de estudio hasta la fecha de Rufus, ‘Out of The Game‘, es uno de mis favoritos de su discografía. Y, desde luego, es el más entretenido de todos, gracias a, entre otras canciones, esta ‘Rashida’, que habla sobre que te retiren la invitación a una fiesta cuando ya habías elegido el modelito, dándote así una excusa “para llamar a Natalie Portman” -en realidad él dice “Miss Portman”, pero cuando vino a presentar el disco a La Riviera añadió un esclarecedor “Thank you, Natalie!” que nos saca de dudas sobre la identidad de la señorita en cuestión-. Desconozco la explicación de este verso, tras el cual seguro que se oculta alguna anécdota divertida. Y lo de que vuelva a aparecer por aquí Natalie Portman, después de la canción de Devendra, ha sido pura casualidad.

16. The Magnetic Fields – Abigail, Belle of Kilronan
No podía dejar de meter esta canción tan preciosa de los Magnetic Fields, el mejor grupo sobre la faz. Pregunta: ¿es Abigail el nombre más feo de todos los de este disco?

17. Sidonie – Sylvia
‘Sylvia’ es una de mis canciones favoritas de Sidonie, gracias en parte a sus referencias cinéfilas y a esa protagonista tras la que se adivina una suerte de Margo Channing, mi personaje favorito de la historia del cine.

18. Blondie – Maria
En el anterior número de Canciones para Pomelo metí ‘Call Me’, la canción favorita de Blondie de Pomelo -aunque ahora me ha dicho que le está disputando el puesto ‘Sunday Girl’-. Así que esta vez toca poner mi canción favorita del grupo de Debbie Harry, que no es otra que ‘Maria’. Me encanta cuando un artista saca su mejor canción muchos años después de haber empezado su carrera, como en este caso Blondie, o Cher, o incluso Madonna.

19. The Velvet Underground – Stephanie Says
Esta canción tan bonita de la Velvet sobre una chica a la que llaman Alaska, inédita hasta 1985, es la versión originaria del tema Caroline Says II‘, de Lou Reed, incluida en su álbum ‘Berlin’. Alaska, de Fangoria, la escuchó y decidió quedarse con este nombre, dado que el suyo, Olvido, nunca le ha gustado.

20. Franz Ferdinand – Eleanor Put Your Boots On
Franz Ferdinand, como Dover, tienen varias canciones con nombres de chicas: ‘Jacqueline’, uno de sus mayores éxitos -con esa súper frase “It’s always better on holidays”-, ‘Katherine Kiss Me’ de su flojito ‘Tonight’ y esta ‘Eleanor Put Your Boots On’, de su segundo álbum, finalmente la elegida porque siempre me ha dado mucha rabia que todo el mundo considere que ese disco, tan lleno de temazos y con ese mítico portadón, es peor que el primero. Además, la letra incluye la palabra “rollercoaster”, que siempre queda muy bien, y la canción pega todo para cerrar un disco.

Lo que piensa Pomelo: al principio creyó que el disco iba a tratar sobre canciones cantadas por chicas. Cuando se dio cuenta de lo que de verdad iba, esperó ansiosa la canción con su nombre, que por supuesto está aquí incluida.

Si tú también quieres ser como Pomelo, puedes escuchar la playlist entera en Spotify.

Haz clic aquí para leer la anterior entrega de Canciones para Pomelo.

Crónica del VIDA FESTIVAL, julio 2014.


 

Hemos dejado reposar unos días desde que acabara el Vida Festival y las buenas impresiones que nos causó siguen perdurando. El estreno de este nuevo festival no ha podido tener mejor éxito y la organización ya está anunciando nueva edición para el 2015 e incluso ya han confirmado a Andrew Bird para formar parte del cartel.

Por nuestra parte, intentaremos dar cuenta de lo que han sido estos dos días de música en los alrededores de la Masía de Can Cabanyes. Y esperar las sorpresas que seguramente nos preparan para el Vida Festival 2015.

 

PAU VALLVÉ

Uno de los primeros artistas en estrenar el escenario formado por una pequeña barca de pescador asentada en medio del pinar fue Pau Vallvé, para dar buena cuenta de la frescura del pop català y para dejar claro que ser joven y de los primeros en abrir un festival no tiene por que ser un inconveniente. En estos casos lo mejor es tomárselo con buen humor y sacarle partido  a la situación, como así hizo Pau ante un público entre el que se podía ver a jóvenes padres con sus hijos pequeños sin muchas ganas de siesta.

20140704 Pau Vallve VIDAFESTDSI_9612

 

 

M. WARD

Uno de los artistas más interesantes, dejando a un lado la mediática Lana Del Rey, era el cantautor californiano, que en esta ocasión se despegó de sus proyectos “Monsters Of Folk”, “She & Him” y de su versión mas introspectiva y se mostró mas enérgico y vigoroso que, nunca sonando mucho mas rockero que en sus discos. Acompañado por una banda puro sabor americano, repasó sus temas folk cargándolos de pólvora e incluso se atrevió a acabar con el himno chuckberriano “Roll Over Bethoven”.

20140704 M WARD VIDAFESTDSI_9786

R. WAINWRIGHT

El concierto mas esperado de la jornada fue previsiblemente el mas intimista. Con las habituales exhibiciones vocales tras el piano, el histriónico músico se lució con el ambiente bucólico del festival y con una acústica que sonó a la perfección. Para el final su versión sentida de “Hallellujah” de Leonard Cohen fue uno de los momentos cumbres del festival.

20140704 Rufus Wainwright VIDAFESDSI_9874

SILVIA PEREZ CRUZ Y RAÚL FERNÁNDEZ

La unión de moda indie abrió la tarde del sábado con su pop folclórico e intimista, en medio y delante de árboles, la voz de ella lució como nunca arropada por los punteos magistrales de su compañero barbudo, desgranando su elogiado debut “Granada”.

20140705 Silvia Perez Cruz VIDAFESTDSI_0125

 

YO LA TENGO

El plato fuerte de la jornada (si no del festival) llegó con las expectativas de ser una banda implacable en los directos. Sus mas de 30 años lo atestiguan. Con ello, los de Ira Kaplan no defraudaron en un directo equilibrado donde su cara mas apacible, explotada con los temas de su último “Fade” (2013), contrastó con su pop-noise experimental a base de éxitos de siempre como “Little Honda” o “Sugarcube”. Exhibición de guitarra y baterías, emociones sónicas a raudales, discursitos y mucha actitud para esto del rock, aunque sus pintas digan lo contrario. Gran directo de una enorme banda que nunca defrauda.

20140705 Yo La Tengo VIDAFESTDSI_0215

 

HIDROGENESSE

Papelón el que les tocó a los Barceloneses más describid@s: tocar justo antes de Lana en el escenario de enfrente contemplando como la gran mayoría del público guardaba sitio a la espera de la diva. Pero a ellos les dio igual. Montaron su habitual y cándido show surrealista dedicando, incluso, un tema a los fans que les daban la espalda en el escenario grande: No hay nada más triste que lo tuyo. Seguimos pensado que hubiera sido todo un acierto programarlos como grupo de cierre de la jornada, a modo de traca final. Que mejores petardos que Carlos y Genís!

20140705 Hidrogenese VIDAFESTDSI_0382

 

AUSTRA

Los canadienses no acabaron de conectar con el público, esa es la realidad. Pudo ser por que era todo un reto rescatarlo del abatimiento insuflado por la chica del Born To Die, pero lo cierto es que la banda electropop no lo dio todo como en shows pasados. Katie Stelmanis, sombrero de ala tapándole media cara, encarnó una vez más esa curiosa mezcla de lo moderno y lo clásico marca de la casa.

20140705 Austra VIDAFESTDSI_0819

 

LANA DEL REY

La última de las divas en llegar se ha subido al carro indie, del que no quiere bajar. Con su imagen virginal y sexy, desplegó su sensualidad por todo el escenario demostrando que además se le da muy bien esto de cantar. Con su reciente “Ultraviolence” reafirmando el éxito de su debut, la Lana se apoyó en una mas que sólida banda de apoyo, responsables de que las canciones se escucharan tan frescas y nítidas. Tras la ovación al acabar “Born To Die”, tuvo el detalle de bajar del escenario a saludar y agradecer al público su entrega. A destacar también cuando cantó a capella “Old Money”. Como la propia protagonista su concierto o te gustó mucho o nada. Para gustos los colores, como el verde del vestido que llevaba la nueva ninfa del pop.

20140705 Lana del Rey VIDAFESTDSI_0721

 

 

Texto: Àlex Guimerà

Fotos: Desi Estévez

 

 

Larga vida al VIDAFESTIVAL


20140704DSI_9603

En este fin de semana plagado de festivales – Rock Fest, Metal Fest, Canet Rock, sin contar con las actuaciones de primeras filas como Elton John, Bryan Ferry o George Benson – tener la posibilidad de desplazarse a Vilanova y disfrutar de una oferta tan diferente como es el Vida Festival, es todo un lujo. Nosotros nos preparamos para la segunda jornada y os dejamos un pequeño adelanto gráfico de lo que fue ayer.

JOAN COLOMO

20140704DSI_9656

SR. CHINARRO

20140704DSI_9673

M. WARD

20140704DSI_9786

RUFUS WAINWRIGHT

20140704DSI_0004

 

VIDABIKE: muévete por el VIDAFESTIVAL pedaleando!


imagen3-alta

VIDABIKES

¿Qué es el VIDABikes? Pedalea y déjate llevar. Disfrutar de un buen festival necesita de un calentamiento previo. Porque te queremos, te recomendamos que calientes primero, con nosotros, en bici. El Vida Bikes enfoca el uso de la bicicleta como herramienta de mobilidad durante los días del festival. La forma más fácil, sana, ecológica y sostenible de disfrutar de un festival situado en espacios maravillosos, de una ciudad mediterránea y de una oferta de actividades difícil de rechazar. Seremos tu guía verde.Disfruta sin preocupaciones por tu bicicleta. Parkings vigilados y circuitos habilitados para desplazarse por casi toda la ciudad. Todo de forma gratuita.¿Te animas?, va, que el VIDA es BIKE.

unnamed-3

Sábado 5 de julioUna estrella en la parte de atrás del rickshaw.
14:00hDespués de los conciertos en la zona de la playa, nos sigues. Te estaremos esperando en la puerta de La Daurada con una actuación sorpresa, sobre ruedas, en nuestro Rickshaw.Paseo por el barrio marítimo y música en vivo a modo de rúa, sobre ruedas, en bici.14:45h

Próxima parada “Barbacoa en Vida”. Butifarras a la brasa y música en directo sobre una locomotora de tren centenaria. Rodéate de historia a la sombra del Museu del Ferrocarril de Catalunya. El menú, a precios populares.

16:30hPróxima parada “la Plaza Loca”. La rúa parte hacía la zona de acampada del festival, el plato fuerte. Invasión de bicis. Exhibicion de fixies: slides, campeonato de gold sprints, deejays… la antesala del VIDA. ¿Ya has hecho suficientes amigos?17:45hRumbo al VIDA. Partimos hacia el festival. Aparcamos las bicis en un parking exclusivo y vigilado. Entramos al Vida Festival Internacional de Vilanova i la Geltrú.

¡Por la puerta grande!

Y recuerda, lo que pasa en el pelotón se queda en el pelotón.

unnamed-4

Parada 1 >> La Daurada Beach Club (Plaça Trajo de Garbí, Moll de Ponent)Parada 2 >> Museu del Ferrocarril de Catalunya ( Plaça Eduard Maristany s/n)Parada 3 >> Zona Acampada Vida Festival (Complex Municipal de Futbol, Rambla Sant Jordi s/n)
Viernes 4 julioSEREMOS TU GUIA VERDE Ofrecemos un servicio de guía en bicicleta desde la zona de acampada hacia la puerta del festival a partir de las 17:45h. Además, aprovecharemos para explicarte nuestrasactividades en el Vida Bikes del día siguiente!Domingo 6 julioSOL, PLAYA Y CULTURAA las 17:00h de la mañana te invitamos a dar un paseo en bici por la zona del marítima de Vilanova i la Geltrú y te acompañaremos a algunos de los Museos más emblemáticos de la ciudad. Activdad enfocada a las familias.
si quieres participar en el VIDABIKES y/o alquilar una bici, informate aquí

Canciones para Pomelo #5: Emisión telepática aleatoria universal

#5
Si para el tercer Canciones para Pomelo les tomé prestada una idea a los Magnetic Fields, en esta ocasión el inspirador ha sido Jota, de los Planetas, con su podcast en Nanosónico titulado ‘Emisión telepática aleatoria universal‘. Lo cierto es que el concepto tampoco es nada del otro mundo: básicamente consiste en darle al botón de “random” y ver qué pasa. Con este planteamiento podía haber salido cualquier cosa, pero creo que el resultado final no ha sido para tanto y el disco está hasta bien.

1. Kiss – I Was Made For Lovin’ You
Hubo un tiempo en que Kiss, además de vender merchandising, hacían canciones. ‘I Was Made For Lovin’ You’ es uno de sus mayores éxitos ever.

2. M83 – Midnight City
El otro día Pomelo me invitó a su casa a ver ‘Memorias de un zombie adolescente‘, cuya banda sonora incluye este rompepistas de M83. Yo, que acababa de grabarle este disco, me confundí pensando que había metido ‘Midnight City’ en el de los grupos que empiezan por eme y le hice un spoiler como una catedral preguntándole que si le había gustado esta canción, aunque creo que ni se enteró. Hay gente que disfruta haciendo spoilers y esa gente merece morir.

3. Rufus Wainwright – 14th Street
Esta canción de Rufus huele a clásico desde lejos. Se supone que Saint Etienne la incluyeron en ese mapa de canciones con nombre de calles que fue la portada de su estupendo álbum ‘Words and Music by Saint Etienne‘, pero la verdad es que yo no he logrado encontrarla.

4. Coldplay – Us Against the World
Las mejores canciones del último disco de Coldplay hasta la fecha son las que empiezan por la letra u. Para muestra esta preciosa ‘Us Against the World’.

5. Crystal Castles – Sad Eyes
‘Sad Eyes’ es mi canción favorita del último disco de Crystal Castles, probablemente porque es de las pocas que se pueden disfrutar sin encontrarse bajo los efectos de sustancias psicotrópicas.

6. Paulina Rubio – Te daría mi vida
En nuestro país conocimos a la mexicana Paulina Rubio con ‘Paulina’ -el disco de ‘Y yo sigo aquí’-, pero resulta que ése no es su primer álbum, al igual que ‘Pies descalzos’ tampoco es el primero de Shakira. Esto de que las artistas hispanoamericanas tengan una discografía medio-en-serio-medio-de-coña -porque un disco que se vende exclusivamente en “Discos La Rumbita” no puede ir en serio, ¿no?- antes de convertirse en unas zorras superestrellas da mucho juego y confío en que lo copiemos en España. La última en sumarse ha sido la peruana Wendy Sulca, que acaba de grabar una versión en español del ‘Wrecking Ball’ de Miley Cyrus que para mi gusto supera a la original, después de un disco INENARRABLE llamado ‘Papito por qué me dejaste?‘ (sic), de insoportable escucha -no creo que ni ella sea capaz de oírlo del tirón-. ‘Te daría mi vida’ pertenece al pasado oscuro de Paulina Rubio pero sorprendentemente no da yuyu, sino que, de hecho, se parece bastante a lo que está haciendo hoy en día.

7. Nancys Rubias – Me encanta
De una Rubio a unas Rubias que se dedican a versionar todo lo que pillan. Pomelo y yo nos divertimos mucho cuando salieron al escenario a interpretar ‘Me encanta’, su versión del superéxito ‘I Love It’, de Icona Pop, al final del concierto de Fangoria en el Low Cost del año pasado.

8. Kanye West – Hell of a Life
Kanye West es uno de los pocos raperos que me interesan y ‘Hell of a Life’, al igual que el resto de las que componen el fantástico ‘My Beautiful Dark Twisted Fantasy’, me parece una canción redonda. No sé si Pomelo ha reparado en la letra, pero probablemente le guste la parte de enamorarse de una estrella del porno + boda en el baño + luna de miel en la pista de baile + divorcio al final de la noche. Si Kanye fuera de Valladolid seguramente esa noche habría acabado con un chocolate con churros en el Erchus.

9. Santigold – Disparate Youth
Esta canción me la enseñó una amiga hace dos veranos en Francia. Se supone que es una “canción con mensaje” fallida, o eso dijeron en Pitchfork, lo cual es estupendo porque no hay nada que dé más grima que una canción protesta.

10. Paul Simon – I Know What I Know
Ya es casualidad que después de Santigold, una de las últimas artistas en subirse al carro del africanismo -con permiso de Dover-, aparezca por aquí Paul Simon, sin cuyo ‘Graceland’ probablemente esto nunca se hubiera puesto de moda. Pomelo y yo supimos de ese disco gracias a un holandés de gran parecido a Ryan Gosling que nos dijo que si nos gustaba Vampire Weekend lo teníamos que escuchar.

11. The Knife – You Make Me Like Charity
Me da mucha rabia que The Knife, con las canciones tan perfectas que componen cuando quieren, otras veces se dediquen a hacer el mamarracho. Su último disco es ruido, así que hasta nuevo aviso habrá que seguir escuchando el estupendo ‘Deep Cuts’.

12. Najwajean – Crime
El último disco de Najwa es buenísimo, aunque creo que no tanto como el ‘Till It Breaks’ que grabó con Carlos Jean, cuyo primer single fue esta bonita ‘Crime’. Pomelo y yo vimos el concierto que dieron en el Sonarama en 2008 presentando ese álbum y flipamos con que alargaran las canciones hasta la náusea nimri.

13. Spice Girls – Who Do You Think You Are?
La mejor canción de las Spice Girls es ‘Say You’ll Be There’ y eso lo sabe todo el mundo. Esta ‘Who Do You Think You Are?’ tampoco le anda muy a la zaga.

14. Scissor Sisters – Let’s Have a Kiki
La mejor canción de las Scissor Sisters es ‘Don’t Feel Like Dancing’, pero esta ‘Let’s Have a Kiki’ no le anda nada a la zaga. El videoclip es igual que el disco de Wendy Sulca: INENARRABLE, pero esta vez para bien. Jake Shears es uno de mis frontmans favoritos de la actualidad y a Pomelo todo esto también le vuelve loca.

15. Amanda Lepore – Turn Me Over
Además de musa de David Lachapelle, Amanda Lepore también canta. Esta ‘Turn Me Over’ es uno de los cortes de su álbum ‘I… Amanda Lepore’.

16. Rusos Blancos – (Todo es tan) Teenager
Creo que ya he dicho alguna vez que a Pomelo y a mí nos gustan mucho los Rusos Blancos, pero más si cabe el blog de su cantante. ‘(Todo es tan) Teenager’ define a la perfección el estilo de este grupo tan de andar por casa.

17. Aqua – Barbie Girl
‘Barbie Girl’ está en mi top 3 de canciones favoritas de la década de los 90, junto a ‘Saturday Night’ de Whigfield y a ‘Take Ecstasy With Me’ de los Magnetic Fields. El orden no lo tengo muy claro.

18. Hunx – Private Room
Si Jake Shears es uno de mis frontmans favoritos, Hunx me gusta aún más. Mi momento suyo preferido es su aparición en el video de ‘Lust for Life’ de Girls -en la versión uncensored, cómo no-, que es uno de mis videoclips favoritos del mundo. Su estilo no me gusta tanto como para poder disfrutar de la escucha de un disco suyo entero, pero sí de canciones sueltas, como esta ‘Private Room’.

19. Patrick Wolf – Together
Patrick Wolf se ha comido a su familia pero no parece que eso haya afectado a su capacidad para componer canciones, que siguen siendo tan bonitas como las de aquel ‘The Magic Position’. ‘Together’ forma parte de ese buen disco que es ‘Lupercalia‘.

20. Beth Ditto – I Wrote The Book
Una canción de Beth Ditto era lo que sonaba en la fiesta de una boda en la que nos colamos Pomelo y yo en Ámsterdam y que dio lugar a una anécdota que no voy a comentar por ser constitutiva de falta penal. Se vieron implicados un timbre, un libro de fotografía y un sobre de contenido en ese momento desconocido pero prometedor. Por otro lado, me encanta que en el panorama musical exista alguien como Beth Ditto: lesbiana, obesa y amiga de Lindsay Lohan. El videoclip es un homenaje al ‘Justify My Love‘ de Madonna.

21. Fleet Foxes – Blue Spotted Tail
Fleet Foxes no es un grupo que me entusiasme pero ‘Blue Spotted Tail’ es una maravilla -fue mi canción favorita de 2011– y me alegra que el destino -o el Señor Spotify- haya querido que sea la que cierre el disco.

Lo que piensa Pomelo: Aunque en el disco hay varios momentos de subidón, su parte preferida es el tramo de Aqua, Scissor Sisters y Rusos Blancos.

Si tú también quieres ser como Pomelo, puedes escuchar la playlist entera en Spotify.

Haz clic aquí para leer la anterior entrega de Canciones para Pomelo.

Mejores discos internacionales de 2012

10. Alt-J – An Awesome Wave
El primer larga duración de este cuarteto de Leeds recibió desde el primer momento alabanzas y buenas críticas de la prensa musical especializada. Se trata de un compendio de trece canciones que combinan rock, pop, folk e incluso un poco de electrónica -tal vez por eso haya calado en tantas personas- en las que destaca la peculiar voz de Joe Newman, característica donde las haya.  ‘An Awesome Wave’ ganó el Mercury Price de este año, uno de los premios a la música más importante de Inglaterra, signo de reconocimiento al buen hacer que han demostrado los británicos en su álbum debut, mimado y cuidado hasta el último detalle. Nos vuelve locos.

9. Wild Nothing – Nocturne
Si antes Wild Nothing eran el cargado mojito veraniego en la tumbona de una idílica playa, ahora son la melancólica resaca del domingo de otoño, atardecer y hojas caídas por la ventana incluidas. En otras palabras, los chavales han crecido. Con la intención ochentera, surfera y dreamy intacta, sí, pero con muchísimo más estilo y menos inocencia. Un disco donde Wild Nothing se mantienen en la cumbre del dream pop de baja fidelidad y superan con creces la prueba de fuego del LP sophomore sin, por ello, dar muestras de haber alcanzado su techo.

8. Rufus Wainwright – Out of the Game
Seamos sinceros: por una razón o por otra, los discos de Rufus Wainwright nunca han sido el paradigma de la accesibilidad ni del estribillo que te aprendes a la primera escucha. En cambio, su último álbum, con Mark Ronson como productor, se anunciaba “pop y radiable” y, aunque al final no haya sido así del todo, ‘Out of the Game’ tiene tantas buenas canciones que por momentos parece más un recopilatorio de grandes éxitos que un álbum de estudio. En ‘Perfect Man’ -una de las melodías más bonitas del álbum-, Rufus confiesa que está haciendo lo que puede para que “todas las rosas florezcan al mismo tiempo” y, si tomamos esa afirmación como una metáfora en la que las rosas son las canciones de un disco, no podemos negar que en éste lo haya conseguido. Al final, el mensaje de ‘Out of the Game’ queda más que claro: Rufus is back, bitches.

7. The Delta Saints – Death Letter Jubilee
Vale, hemos hecho trampa… diréis… ¡Pero si aún no ha salido el nuevo disco de The Delta Saints! ¿Por qué está en esta lista? Muy sencillo… el disco debería haber sido lanzado a finales de año pero, suponemos, por trámites con la discográfica, han tenido que postponer el lanzamiento a febrero de 2013 pero el disco realmente se grabó a lo largo de 2012. Hemos tenido la oportunidad de escuchar este DISCAZO debido a que financiamos su lanzamiento a través de Kickstarter con lo que lo tenemos en nuestros iPod desde Noviembre y os podemos decir que es una delicia. Rock en estado puro… fresco y a la vez añejo. El joven grupo de nashville ha conseguido empacar lo mejor de su sonido en 12 fabulosas canciones que transmiten fabulosamente la potencia de su eléctrico directo. Magnífica voz, magnífica instrumentación y fabulosa producción. Escuchadlo en cuanto salga, no os defraudará.

6. Of Monsters And Men – My Head Is An Animal
Of Monsters and Men son la gran revelación de este 2012 dentro del indie folk. Sincronía vocal e instrumental con un alma alegre y sincera en los doce cortes que componen su primer largo. Los islandeses han elaborado un trabajo muy redondo sabiendo tocar la tecla para emocionar con ritmos pegadizos y vibrantes que llenan de felicidad a aquel que tiene el placer de escucharlos. Voces dulces y amables y elementos instrumentales como el acordeón y la trompeta que armonizan los ritmos de las guitarras de este sexteto del norte de Europa. A ver si en 2013 podemos disfrutarlos en directo por España.

5. Hot Chip – In Our Heads
¿Cómo es posible que este grupo se enfrente ya a su quinto disco de estudio bajo los paradigmas de la modernidad y no resulte pesado ni repetitivo para los que les hemos seguido todo este tiempo? Quizá porque más alla de esas influencias ochenteras, los teclados cruzados, las vocales -y juegos de voces- muy cuidadas, algunas guitarras muy Prince y capas de beats y samplers locos -entre otras cosas- el grupo de Alexis Taylor ha construido un disco muy compacto, con más bien pocos singles pegadizos de primeras (ni siquiera el adelanto del disco que fue ‘Flutes’, temazo de 7 minutos) que tiene su gran recorrido en las escuchas posteriores y la apreciación de los detalles y grandes melodias; y dejarse capturar por emocionantes baladas (me refiero a la grandísima ‘Look at Where We Are’ entre otras), disfrutar con la elegancia mayuscula de temas como ‘These Chains’ o locuras de ritmo del tipo ‘Night and Day‘.

4. DIIV – Oshin
De una pequeña colección de experimentos creados en su habitación a un discazo como es ‘Oshin’. Zachary Cole Smith no era consciente de lo que tenía entre manos hasta que la bomba estalló. Un viaje de trece canciones que recrean diferentes ambientes y atmósferas que beben del dream-pop ochentero y un shoegaze poco agresivo que incluso a veces escupe post-rock en pequeñas dosis. Este larga duración es una obra maestra de melodías agridulces donde los instrumentos devoran cada corte. Una mezcla de géneros donde las voces ininteligibles hacen que cada canción crezca y se enlace con la siguiente como si se tratase de una sola. Un puesto número 4 que bien podría ser el 1 del indie internacional de 2012.

3. The xx – Coexist
La continuación más esperada de los últimos 10 años llegó por fin este septiembre y ha resultado también ser uno de los discos que más polémica ha generado. Tras su debut allá por el verano de 2009 con un álbum increíble que los llevó a los altares, les hizo girar por todo el mundo e incluso ganar el prestigioso e importante -también monetariamente- Mercury Prize las opiniones enfrentadas no se hicieron esperar. ‘Coexist’ sigue la línea de su predecesor, siendo capaz de mantener esa sensación tan característica de “coitus interruptus”, de subidón que no llega, pero se vuelve más minimalista si cabe y se le añade una capa extra de base electrónica que subraya la elegancia y base rítmica del conjunto. Lo mejor, los temas ‘Angels’, ‘Fiction’ o ‘Sunset’, sin duda a gran nivel y el equilibro en general del CD. ¿Lo peor? Hacer uno de esos discos que entró directamente en esas listas de “imprescindibles de los 1700s” pesa como una losa y le saca los colores a cualquiera, éste incluido, lo cual no habla precisamente mal de él. Un tercer puesto con opiniones diversas entre los redactores de NTD.

2. Tame Impala – Lonerism
Hace poco que empecé a leer ‘Cosmos’ de Carl Sagan. El libro es un tratado de divulgación científica orientado a todos los públicos, haciendo de todos los entresijos del universo y de la vida un ente comprensible, fácil y entretenido. El segundo trabajo de Tame Impala es, en cierto modo, bastante deudor de esa filosofía. Los australianos recogen la siembra de la psicodelia clásica, alejada en general de la cultura de masas, y la transforman en algo pop, accesible y divertido. ‘Lonerism’ es un disco grandilocuente, épico, tremendo. Que busca el sol a través de guitarras, de melodías soleadas y estructuras disonantes. ‘Lonerism’ es un disco del que, con toda seguridad, hablaremos a nuestros hijos mientras sacamos pecho. Hijo, yo estaba ahí.

1. Chromatics – Kill For Love
El de Chromatics no es un disco que, por norma general, debiese gustar a demasiada gente a la hora de abordarlo. ‘Kill For Love’ es un trabajo en sí, incoherente si lo analizamos en extractos sueltos. Y es lógico que encontrarse un disco de hora y pico después de cinco años sin material nuevo de la banda pueda echar atrás. Sin embargo, es esa concepción cinematográfica la que lo convierte en algo enorme. Es imposible pulsar el play en la evocadora ‘Into The Black’ y que no te dejes llevar, mecido por sus sensuales ritmos, por las voces aterciopeladas, por sintes y ritmos cargados de oscuridad, por esa sensación de opresión que acaba en placer. Y si por el camino te encuentras temas tan soberbios como la homónima ‘Kill For Love’, ‘These Streets Will Never Look The Same’ o ‘Lady’, acaba por un salir un disco redondo.

Rufus Wainwright / Out of the Game

Seamos sinceros: por una razón o por otra, los discos de Rufus Wainwright nunca han sido el paradigma de la accesibilidad ni del estribillo que te aprendes a la primera escucha. Cuando no se ha dedicado a hacer álbumes barrocos y medievales, divididos en dos partes, con preludios en latín o arreglos de Ravel y temas de nueve minutos a dúo con Antony; es porque ha estado recreando un álbum en directo de Judy Garland o poniéndole música a sonetos de Shakespeare. Es evidente que un artista así no lo tiene fácil para conseguir un reconocimiento mediático masivo, por mucho que se lo pueda merecer. Lo último que publicó hace dos años, ese álbum fúnebre dedicado a la memoria de su madre, no pudo ser más deprimente; pero cuando le vimos este invierno en Valladolid nos pudimos dar cuenta de que ya había superado el luto, al tiempo que empezábamos a tener noticias de un nuevo disco, que se anunciaba “pop y radiable”, para lo cual eligió a Mark Ronson como productor -“y también por verle entrar cada día en el estudio, es tan elegante y guapo”-.

‘Out of the Game’, primer single en el que reconoce haber estado “fuera de juego” una temporada y tener ganas de dar guerra, resulta ser casi la peor canción de todo el álbum -y ya sabemos qué ocurre cuando el primer sencillo es lo peor del tracklist: las probabilidades de que nos encontremos ante una obra maestra se disparan-. Por lo demás, la canción es bastante fiel a ese propósito de hacer un disco bailable y nos hace pensar en lo acertado de haber elegido a Mark Ronson. Del mismo modo, ‘Jericho’ es la típica composición de Rufus en la que la mano popera del productor se deja notar, por no hablar de los providenciales sintetizadores de ‘Bitter Tears’ que, junto con la estructura poco convencional de la canción, hacen de ella uno de los mejores momentos de la alianza Wainwright-Ronson.

Además de “pop” y “bailable”, otro de los adjetivos que Rufus ha usado para describir este álbum es el de “masculino”: “ya he hecho suficientes discos gays”, declaró en Stereogum. Habría que preguntarle qué entiende él por masculino, porque ‘Out of the Game’, paradójicamente, contiene las mayores mariconadas que jamás haya compuesto, que ya es decir. ‘Rashida’ habla sobre que te retiren la invitación para una fiesta cuando ya habías elegido el modelito. ‘Montauk’, dedicada a su hija Viva y en la que también se acuerda de su difunta madre, empieza con el siguiente verso: “One day you will come to Montauk/ and see your dad wearing a kimono/ and see your other dad pruning roses/ hope you won’t turn around and go”. También está ‘Welcome To The Ball’ que, con semejante título, no requiere mayor comentario sobre su masculinidad. En total, tres canciones enormes que sirven de reflejo del estupendo momento vital y artístico que atraviesa Rufus.

Con todas estas letras, rezumantes de confianza en uno mismo y satisfacción por todo lo logrado, casi se nos olvida que hubo una época mucho menos idílica en la vida del cantante -peleas familiares, enfermedades, adicciones e incluso una violación-, que con tanta maestría ha ido plasmando a lo largo su brillante discografía. Algo de esto sale a la superficie en la segunda mitad del álbum y en ‘Respectable Dive’ Rufus confiesa saberse todas las letras de esas “canciones del miedo”. Para demostrarlo, compone esta preciosa canción sobre no atreverse a “poner las cartas sobre la mesa” a la que, como si su talento no conociera límites, le siguen ‘Perfect Man’, ‘Sometimes You Need’, ‘Song of You’ y ‘Candles’, una sucesión de temazos que hacía tiempo que no veíamos.

‘Out of the Game’ tiene tantas buenas canciones que por momentos parece más un recopilatorio de grandes éxitos que un álbum de estudio. Si lo firmara otro artista, diríamos que es su mejor álbum; con todo lo que ha hecho Rufus en su vida, seremos más prudentes. En ‘Perfect Man’ -una de las melodías más bonitas del álbum-, Rufus confiesa que está haciendo lo que puede para que “todas las rosas florezcan al mismo tiempo” y, si tomamos esa afirmación como una metáfora en la que las rosas son las canciones de un disco, no podemos negar que en éste lo haya conseguido. Puede que cuando intente hacer un disco pop y bailable, le sigan saliendo dramas y dramas; que cuando intente pasar página tras la muerte de su madre, siga acordándose de ella en varias canciones; que cuando intente resultar masculino, resulte más gay que nunca y que cuando intente sonar en la radio, no lo consiga y a los únicos a los que supere en popularidad en su vida sea a los Magnetic Fields. Pero es imposible que a alguien le importe algo de eso ante un disco como éste. Al final, el mensaje de ‘Out of the Game’ queda más que claro: Rufus is back, bitches. 8,2/10.

Lunwerg publica Cocina Indie. Recetas, dibujos y discos para gente diferente

El periodista experto en tendencias Mario Suárez y el reconocido ilustrador Ricardo Cavolo publican Cocina Indie. Recetas, dibujos y discos para gente diferente, una nueva y original manera de cocinar: maridaje de música y humor. El recetario, incluye 90 recetas sencillas y apetecibles, con recomendaciones sobre cómo acompañar musicalmente cada momento (platos vegetarianos, postres, cócteles… y música para cada uno de ellos).

Así, el lector descubre qué ingredientes pondría Björk en su ensalada ideal, cómo le gustarían los noodles a Franz Ferdinand, que se puede servir un roastbeef a lo Joan Baez o cómo preparar un brownie especial al gusto de David Bowie. Lori Meyers, Love of Lesbian, Vetusta Morla, Javiera Mena, Antony and the Johnsons, Rufus Wainwright, Sonic Youth… estos y muchos más artistas españoles e internacionales aparecen asociados a la receta que mejor transmitirá la energía y las emociones que inspiran sus temas.


Cocina Indie. Recetas, dibujos y discos para gente diferente
Autores: Mario Suárez y Ricardo Cavolo
Editado por Lunwerg Ed. 2012
15×21 cm. 224 páginas
18,50 €

A la venta desde el 3 de mayo de 2012