17 abril 2024

Wild NothingCuando haces un disco tan bueno que es difícil de superar hasta por ti mismo es la hora de cambiar de registro y presentar algo nuevo si no quieres que la gente se aburra.

A eso se dedica Jack Tatum desde que comenzó en 2009 con Wild Nothing, reinvención de su música una y otra vez, sin dejar de lado la guitarra y sintetizadores como foco de atención.

Si fue un salto pasar de su debut ‘Gemini’ a ‘Nocturne’, mucho más alto ha sido el salto dado de ‘Nocturne’ a este ‘Empty Estate’. ‘Nocturne‘ tiene el título que merece, el disco entero venía cubierto por un suave manto  de oscuridad, pero no una oscuridad tenebrosa, si no positiva. Es como si ese manto tuviese a Tatum cegado limitándolo a un estilo más cerrado, y ahora con este ‘Empty State’ la venda desapareció de los ojos mostrándole el día (en contraposición a ‘Nocturne’) sobreestimulando su mente para crear algo totalmente nuevo que se mueve en terrenos que no había pisado aún.

‘Empty Estate’ es un viaje en el tiempo, un disco que parece hecho en los 80, pero pensando en el año 2000, imaginándonos a todos viajando en coches voladores y vistiendo ropa astronautica, toda esta parafernalia es lo que evoca principalmente ‘A Dancing Shell‘, el que ha sido single de presentación.

En cuanto al resto de canciones podemos distinguirlas en las que merecen la pena por su parte vocal como ‘Ride‘ y las que lo hacen por su atractivo instrumental como ‘The Body in Rainfall‘ y ‘Data World‘. “She’s my big eyed girl”… repite una y otra vez combinado con una intrépida melodía de sintetizador en ‘Ocean Repeating‘ elevándola a hit. El EP lo completan dos instrumentales que tampoco aportan nada suficientemente destacable, en todo caso ‘Hachiko‘ puede servir de cierre y desconexión de la atmósfera Wild Nothing.

Para cerrar con broche de oro el portadón me tiene totalmente embobado con esas figuras y colores propias de hamburguesería de serie americana a los Salvados por la Campana.

Wild Nothing estará tocando el jueves 23 de Mayo en el Primavera Sound de Barcelona, en el escenario Heineken a las 18:25.