El encuentro de Descartes con Pascal joven: Teatro de culto, divertimento popular

, , 2 Comments

descartescronicantd

“El encuentro de Descartes con Pascal joven”, de Jean-Claude Brisville

  • Teatro Español de Madrid, 19 de febrero de 2009
  • Versión y dirección de Josep María Flotats
  • Traducción de Mauro Armiño
  • Actores: Josep María Flotats y Albert Triola

Durante una hora y diez minutos pudimos asistir a otra clase del gran Flotats; si ya en sus anteriores montajes nos anticipó sus primeras lecciones (léase “La cena” y sobre todo “París 1940”) en este nuevo discurso teatral (que de esto hay mucho…) nos vuelve a desempolvar el librillo del maestro y nos deleita con un bellísimo diálogo de dos de los pensadores filosóficos más grandes de la historia, el práctico y tranquilo Descartes y el atormentado Pascal.

El encuentro escenifica el enfrentamiento de dos personalidades totalmente diferentes: Descartes es el impulsor de la razón como norma de vida y Pascal es un atormentado enfermizo, mortificado por alcanzar un misticismo religioso que le pone barreras para disfrutar de la vida. Un fundamentalista exacerbado que intenta convencer a su oponente dialéctico con diatribas etéreas.

En una caja negra con un par de mesas, una de ellas central, y dos sillas, se desarrolla toda la acción. También hay un banco que utilizan en un momento dado, pero todo el diálogo se desarrolla en el centro del escenario, sentados los dos en sendas sillas, uno en frente del otro.

El movimiento en escena es mínimo por no decir nulo; cuando se hace, a penas uno se da cuenta de él, pues está ensimismado en la palabra (palabra frente acción, otra vez…) Utilizan un lenguaje culto, refinado y exquisitamente cuidado por los dos actores. Pese al alto contenido filosófico del careo, la obra en ningún momento se vuelve pretenciosa, ni resulta aburrida, más bien al contrario; e incluso en muchos momentos, la inteligencia e ironía del diálogo, hace que esbocemos alguna sonrisa que se torna en carcajada en varios pasajes.

El empiece me pareció algo frío, yendo al grano desde el comienzo, sin ningún preludio musical que nos sumergiera en el ambiente y la época.

Sobrios en el vestir (al igual que su actuación), con un atuendo clásico y pulcros en el lenguaje, los dos actores resuelven con mucho oficio y con una naturalidad desbordante toda su interpretación, destacando en especial el trabajo de Flotats, ya que su personaje quizá nos resulte más simpático que el del joven Pascal, pero que cumple a la perfección con el registro y nos emociona en muchos momentos con su interpretación (lágrimas intencionadas y emocionadas salen de él en varios momentos).

Bien ambientado por el diseño de iluminación, sosteniendo a esas dos velas, que se irán consumiendo como el propio Pascal.

Eso sí, un poco corta en duración, con otros diez minutos más de diálogo hubiéramos seguido disfrutando igualmente y no se nos hubiera hecho cuesta arriba en absoluto y el resultado final hubiera sido igual de brillante. Aunque muchas veces es casi mejor pecar de defecto, que de exceso (me aplico el cuento…).

Teatro culto, de texto, es el que nos sigue ofreciendo Flotats; teatro al que muchos catalogarán de antiguo y nada innovador, pero que está lleno de contenido y estilo, teatro donde la palabra es el alma; teatro para pensar, sin artificios.

En definitiva, alta literatura como lo define el propio Flotats, que tan escasa está en nuestros días y que entusiasmó al público asistente, ovacionando largamente a los dos intérpretes. Yo tampoco escatimé en aplausos.

Buen trabajo, maestro. Mercì

por Mr. Burg

 

2 Respuestas

  1. Marcos

    23 marzo 2009 10:34

    Este tio es un poco coñazo, no? leida una de sus crónicas leidas todas, además son aburridísimas, supongo que será un intrusista en la profesión. Hay mucha gente que estudia y se prepara para hacer este tipo de trabajos para que cualquiera se crea que está preparado para «opinar»

  2. mery

    23 enero 2010 21:25

    Mis amigas iran domingo yo he leido y creo bien q me gustaria asistir a esa obra pero es caro para mi osea q no dejare de verla de otra manera o almenos ya he tenido el gusto y la curiosidade leer sobre dixa ,,, un saludo

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico