Archivo de la etiqueta: marisol

Hablamos con Anabel Lee: “Anabel Lee es para apretar los dientes, pero también para quererse”


Anabel-Lee_Brit_2020_Elena-Pastor_DSC01613Saliva, urgencia y empujones. Anabel Lee, del verbo leer, son cuatro amigos de Tarrasa (Borja, Víctor, Perdi y Jordi) que se dicen animales de directo y que han venido a pasárselo bien y a sacudir las cosas.

Antes de que presenten en Madrid su primer EP, el 6 de septiembre en Tomavistas Extra, hablamos con ellos sobre el confinamiento, Pepa Flores y rabia contenida.

“Somos una banda de escupitajo” es una presentación bastante gráfica y directa. Aun así, ¿podéis explicar un poco más qué es lo que hace Anabel Lee?

Lo describimos como un punk-pop pegajoso con mucha inmediatez, esto es, unas letras directas acompañadas de melodías demoledoras, pero muy bailables e incluso románticas. Distorsiones, riffs que taladran el subconsciente y un bajo y una batería que te golpean en el pecho y no te permiten bajar el ritmo. Es donde nos sentimos cómodos y por eso decimos que somos una banda de escupitajo, pero también de codazos en la pista, saltar y bailar. Anabel Lee es para apretar los dientes, pero también para quererse. Nos encanta que nuestras canciones puedan ser coreadas en los directos, que se noten nuestras influencias del punk y la esencia do it yourself que nos caracteriza.

Decís también que vuestra intención al juntaros es pasarlo bien. ¿Creéis que es una aspiración que puede haber quedado un poco atrás, en un segundo plano, en otras formaciones recientes?

Lo pasamos tan bien en cualquier situación que nos parece imposible que pueda ser de otra manera. Disfrutamos de lo que hacemos y cualquier interacción con el público nos fascina, estamos ahí para ellos. Somos seres humanos y hay días mejores y días peores: no vivimos en un mundo de fantasía. Pero, precisamente, la música es nuestra manera de evadirnos de la mierda diaria. Nos parecería antinatural que en otras bandas actuales esto haya quedado como una cuestión menor. Quizás es una concepción demasiado naif, pero nos negamos a creer que algún día haremos esto solo por el business, o por alimentar nuestros egos, yo qué se. Lo hemos visto desde abajo del escenario, bandas que parece que suben al escenario por compromiso, que te miran y parece que te están haciendo un favor… Cuando el que ha comprado la entrada eres tú. O músicos que parece que se deben algo entre ellos y ni se miran en todo el concierto. Hay peña que confunde tener actitud con ser un imbécil.

Si no he entendido mal, vuestro primer trabajo va a estar formado por canciones propias. Entonces, ¿por qué presentaros con versiones? ¿Cómo surgió la idea?

Pues fue el confinamiento por el coronavirus destruyendo todos nuestros planes, sumado a nuestra hiperactividad creativa. Teníamos cerradas las fechas de grabación con Carlos Hernández para nuestro primer EP y no iba a poder ser. Como tantos otros, llegamos a un punto en el que no nos podíamos permitir estar parados. Le planteamos a Artica (su agencia de management) grabar en nuestras casas una cover de una canción de Los Planetas. También le pedimos consejo a Carlos sobre la grabación, pero aún no teníamos la confianza para ofrecerle producírnosla. Lo que no sabíamos era que Carlos y Artica ya habían hablado entre ellos y querían retarnos: realizar tres versiones en lugar de una, de artistas de nuestra elección, y Carlos se encargaría de la producción a distancia.

https://youtu.be/UwbTEVqoTfo

Decidisteis enseñar la patita versinando el tema ‘Comprada’, de Pepa Flores. ¿Qué os llamó la atención de él?

La irreverencia del disco al que pertenece la canción original, “Galería de perpetuas”. Lo relativamente desconocida que es la canción. También la lucha de Pepa Flores. Si algo tenemos claro es nuestro inconformismo con muchos aspectos de la sociedad actual. Ciertas cosas no funcionan. Entre ellas, una concepción errónea de lo que nos han contado sobre la masculinidad y la virilidad, que hemos arrastrado durante generaciones y es absolutamente tóxica e injusta. Primero con las mujeres, pero también con nosotros mismos: nos impide crecer. ‘Comprada’ es un grito desgarrador en 1979 y continúa siéndolo en pleno 2020. El problema está muy claro, y nosotros somos cuatro pringados que no cambiaremos nada por nuestra cuenta, pero sí podemos gritar cuatro o cinco verdades y agitar conciencias.

Después, habéis presentado una versión del ‘Enchochado de ti’ de Don Patricio. ¿Y ese giro?

Había dudas. Creíamos que cuando versionas a un artista te estás vinculando con todo lo que es y hace ese artista, o estás diciendo que esa canción te identifica como banda. Esto no significa que tengamos algún problema con Don Patricio, para nada. Es solo que queríamos estar muy seguros de lo que estábamos haciendo y no confundir a la gente que nos sigue. Y así fue como la realidad nos golpeó en la cara: aprendimos que la música trasciende al artista y vive en el imaginario colectivo. No entiende de etiquetas, y si la concebimos de una manera tan hermética nos estaremos perdiendo cosas súper interesantes. Por ejemplo, vimos súper claro que podíamos subir el tempo, meterle nuestro guitarrazos y reimaginar la letra para continuar hablando de nuestras movidas, y ahora es de nuestras canciones favoritas.

Habéis creado vosotros mismos los vídeos que acompañan ambas canciones. ¿Qué buscabais con cada uno de ellos?

En Anabel Lee somos dos realizadores de videoclips, Perdi (bajista) y Víctor (vocalista y letrista). Tenemos estilos distintos, pero, a la vez, parecidos. Vimos que esto se podía aprovechar en las dos versiones y, por eso, dirigimos uno cada uno. Con ‘Comprada’ quisimos agitar conciencias y ser fieles al mensaje de la letra original, sin pasarnos de crudeza. Buscábamos remover, pero no incomodar de manera forzada. Con ‘Enchochado de ti’ buscábamos otro tipo de crudeza: la de confinar a cuatro chavales jóvener que estaban a punto de cumplir un sueño. No nos podíamos ver, pero estábamos todo el día llamándonos y al final era como estar en la misma habitación. No podíamos liarla juntos en la realidad y Perdi nos dibujó en una habitación. El resultado no está muy lejos de cómo nos comportamos en la realidad.

Sus portadas también me han parecido muy buenas. ¿Son obra vuestra?

Son obra del artista Albert Tercero. Nosotros no podemos parar de maquinar y crear contenido, pero queremos abrirnos y comenzar a trabajar con otros artistas. El estilo de Albert nos define mucho. Os recomendamos que chequeéis sus trabajos en Instagram. Nos pusimos en contacto con él y comenzaron a surgir ideas súper punks para reinterpretar las canciones originales. Estamos preparando más cosas juntos.

https://youtu.be/yiw1muxFJrU

La siguiente versión que lanzaréis será de un tema de Los Planetas, ¿cuál de las tres os ha resultado más compleja u os ha costado más adaptar?

Creemos que las tres han sido complejas. ‘Comprada’ por ser una canción con tanta carga social y de Pepa Flores, a quien respetamos muchísimo. Por eso, decidimos no alterar la letra original a no ser que fuera cien por cien necesario. ‘Enchochado de ti’ también fue un reto, porque creíamos equivocadamente que podríamos estar metiéndonos en algo que no tenía mucho que ver con nosotros y podríamos confundir a la gente que nos sigue. Con la versión de Los Planetas el reto era doble, porque, si vas a adaptarlos, tienes que hacerlo muy bien o mejor no hacerlo, y por estar trabajando con Carlos Hernández (productor original de la canción). Los Planetas es uno de los muchos referentes de Anabel Lee, pero fue mucho más difícil de lo que sospechábamos. Es la versión más parecida a la original de las tres.

¿Qué podemos esperar de vuestro primer EP?

Crudeza, inmediatez, canciones muy bailables y coreables. También bastante rabia contenida. Inconformismo. Unos bajos demoledores. Unos riffs incisivos. Vais a notar que somos una banda nacida para el directo.

Es un disco que nos va a resumir muy bien. No vamos del palo, no queremos resultar súper complejos y profundos. Tampoco pretendemos grandes ambiciones. Acabamos de llegar y queremos hacer música, pasarlo bien y vomitar nuestra rabia, y, si a la gente le gusta lo que hemos hecho, vamos a ser muy felices. Pero avisamos: tenemos mucho que decir. Queremos agitar un poco las cosas.

Lo presentaréis el domingo 6 de septiembre en Tomavistas Extra, una cita en el Parque Enrique Tierno Galván, en Madrid, en la que estaréis con Los Punsetes. ¿Qué le diríais a alguien que está dudando si ir para convencerle de que lo haga?

Que son Los Punsetes en una noche de verano en el parque Tierno Galván y en un pedazo de festival como es el Tomavistas Extra, con una organización brutal que está teniendo en cuenta todas las medidas sanitarias. Porque ya nos merecemos ver conciertos y ayudar a construir esta nueva normalidad, que no es tan fiera como la pintan. Y, como plus, podréis ver nuestro directo y escuchar en primicia nuestras canciones. Todo son ventajas.

Por último, ¿hay algún artista que estéis escuchando más últimamente o que queráis recomendar?

Seguimos con los habituales The Jam, Buzzcoks, Anti-Flag, Biznaga, Idles o Joy Division. Últimamente estamos redescubriendo trabajos anteriores de Triángulo de Amor Bizarro y escuchando a Viva Belgrado, The Spitfires, Taifa Yallah, Juniper Moon… Los últimos viajes en coche nos ha dado fuerte con el “Meteora” de Linkin Park y el “American Idiot” de Green Day.

Anabel-Lee_Brit_2020_Elena-Pastor_DSC01759

Atención Tsunami publican su segundo disco : ‘Que Le Corten La Cabeza’. Hablamos con ellos.


AT_GTruppi_3

Si no podemos evitarlos, bebemos el agua por donde su tsunami arrasa, tenemos especial predilección por los tsunami y son buenos para hartar, lo llevamos cinco años diciendo y lo diremos cinco más. Y como esa atracción es mútua nos atrevemos a publicar nuestra entrevista más extensa y más uncensored hasta la fecha. Gracias Álvaro y gracias Atención Tsunami por haber firmado ese discazo.

Que le corten la cabeza ya está disponible en Spotify.

–          El 6 de Mayo salía a la luz ‘Que Le Corten La Cabeza’ nuevo trabajo de Atención Tsunami. ¿cuál es el secreto para llevar una década tocando juntos y seguir haciendo temas tan sólidos como los que conforman este segundo trabajo de AT?  ¿cómo surgió HealthControl y su mutación hasta los Tsunami? ¿Dónde os véis musicalmente dentro de otra década?

 

El principal secreto es neutralizar a Aarón (batería) con un poderoso narcótico cada vez que tenemos que tomar una decisión trascendental sobre nuestro futuro (exactamente igual que el Equipo A hacía co MA para meterle en un avión, lo mismo), ya que suele pensar lo contrario que los cuatro restantes y es más cabezón que los cuatro juntos. Los problemas llegan cuando, a veces, resulta que al final llevaba razón. El resto de nuestra exitosa trayectoria es mérito de Sony, Geffen y Virgin, que fueron quienes, primero, decidieron apostar por nosotros tras las audiciones y formar el grupo con una loca combinación norte-sur de 2  canarios + gallego + leonés + asturiano, y, después, prestarnos ayuda psicológica gratuita siempre que lo necesitamos.

 

Los ínclitos y oscuros healthcontrol nacieron hace una década en un Colegio Mayor de Madrid, cuando Miguel, Choco y Dave empezaron a tocar juntos y ficharon a Aarón de batería (craso error) y, un año después, a Álvaro de bajista (el peor de todos los errores cometidos en la historia del grupo de lejos). Fueron los años dorados universitarios de furia y espuma en los que tocábamos con pantalla y proyecciones de manufactura propia (con Chalo lanzándolas en directo) y en los que quiero recordar que tuvimos hordas de fanes acérrimos, que hicieron bien en no perdonarnos nunca que abandonáramos los senderos del post-rock. Pero es que el post-rock tiende un poco al onanismo y tras unos años de darle buena cera a los crescendos, la tralla BigMuff y el dramatismo instrumental acabamos con ganas de probar otras cosas. Aunque hay que reconocer que lo pasemos pipa haciendo aquello esos primeros años juveniles en los que nos fuimos empastando, y que, oiga, yo creo que éramos un grupo bastante original dentro de ese rollo (primera pregunta ¿y ya caen autoflores?… pfffff, a ver como acaba esto…). ¿Por dónde vamos? Ah, luego fundamos Estoescasa y el primer y único disco que sacamos como healthcontrol en 2007 (tras varias maquetas), Estacalma, visto con perspectiva, nos pilló un poco en tierra de nadie, cuando nos alejábamos de la ortodoxia instrumental y empezábamos a introducir voces (Miguel y Álvaro) y a experimentar en terrenos más eclécticos (¡y a veces más pantanosos!).

Ya en 2009, durante la grabación del segundo disco (también en estudio Brazil, con Javier Ortiz) fue cuando decidimos que aquel nombre inicial anglosajón surgido de una loca anécdota colegial no tenía mucho sentido en un grupo que había evolucionado mucho y que cantaba en español, y tras una competición legendaria de nombres propuestos por Miguel y Álvaro durante meses (y que llegamos a imprimir por decenas en una gigantesca plantilla que Chalo tenía de un cartel de Benicassim), nadie sabe ya cómo, ganó el peor de todos, uno de los dos únicos que Choco y Dave habían propuesto, además de coña, porque ellos siempre pasaron un kilo del asunto nombre (creo que el nombre es del capítulo de un libro infantil de Choco sobre fenómenos naturales que encontraron por ahí. El otro que propusieron los cabrones era el del capítulo contiguo, Gigantesco Podenco. En fin).

Así nacieron Atención Tsunami y El lejano oyente (Estoescasa, 2009). Con Estoescasa hemos tenido el placer y el honor de apoyar también a grupos amigos como Autumn Comets, Havalina y Why Go?. Más recientemente hemos iniciado otros proyectos paralelos: Incendios (El cuerpo humano, Estoescasa 2013) y Paracaídas (que grabarán su primer disco este año), y puesto en marcha otro sello/plataforma de autoedición que acaba de arrancar y que nos tiene muy ilusionados: Récords del Mundo. Y así va transcurriendo, oh,  la vida… Vaya bio-batallita os he soltado. Os pasa por preguntar.

¿Dentro de 10 años? Esta ES la idea: la gente, es decir, los jóvenes de para entonces, descubren que, en el fondo, teníamos talento y éramos unos visionarios. Nos convertimos en grupo de culto. Nos resucitan. El Primavera o algún festi tocho similar nos contrata para tocar Que le corten la cabeza, o mejor aún, la primera maqueta de healthcontrol en directo, por riguroso orden de playlist. Entonces, la profecía de Javier Ortiz se cumple: aún canosos y achacosos como estaremos, padres de familia y vete a saber qué más, nos obligan por contrato a tocar con ollas en la cabeza como hacíamos con los healthcontrol en nuestros inicios. Claudicamos y pasamos por el aro.

 

–          En Que Le Corten La Cabeza habéis contado con la labor de Manuel Cabezalí, y os habéis bajado hasta La Mina para grabar el disco con Raúl Pérez. ¿Qué han aportado uno y otro al sonido de AT? ¿cómo ha sido la experiencia de trabajar con estos grandes de la música en nuestro país?

 

Pues una gozada la verdad. Después de estos años nos apetecía probar la experiencia de grabar en otro estudio y teníamos muy buenas referencias de La Mina. Nos gustaban además los discos que estaban saliendo de allí, como el último de los Autumn Comets, por ejemplo, Moriréis en Camboya. La Mina es un pequeño oasis y Raúl un tío muy inteligente y con mucho gusto, con las ideas claras y acostumbrado a sacarle partido al equipo que tiene. Tiene además una presencia discreta pero muy poderosa que da seguridad y mucha tranquilidad. ¡Y edita a una velocidad de vértigo! Dicho lo cual, hay que añadir los pluses de La Mina: la casa de verano con piscina en la que pudimos practicar nuestra principal afición grupal aparte de la música, que es la natación sincronizada; más la canasta y la barbacoa, la especialidad de Aarón. Aaaah, fueron días felices aquellos de aquel verano, ya lo creo. Y allí hemos grabado con Raúl nuestro mejor disco hasta la fecha. Con Manu llevábamos tiempo intentando cuadrar agendas para hacer algo juntos. Nos conocemos desde hace mucho (de cuando los por entonces jovencísimos healthcontrol y Havalina Blu cruzaron caminos) y su mano en las mezclas ha sido, como ya esperábamos, muy importante en el tratamiento de la voz, el brillo de las guitarras y el sonido compacto y equilibrado del máster final. Tenemos además una guitarra suya grabada en La casa encendida, que nos hace mucha ilusión tener ahí. Hay que mentar también a Pep Roca, productor de Incendios, que nos echó cables y manos varias y nos prestó su oído prodigioso. ¡Gracias!

AT_GTruppi_4

–          Entre ‘El Lejano Oyente’ y ‘Que Le Corten la Cabeza’ han pasado unos 5 años en los que no habéis parado de crear tanto en AT como en otros proyectos. ¿cuáles son los principales motivos para distanciar tanto un trabajo del otro?

 

Principalmente, el que apuntas. Hemos tocado mucho y sorteado crisis religiosas, cambios de sexo y tesinas, pero, sobre todo, hemos puesto en marcha otros proyectos que han absorbido mucho tiempo y dedicación. La meyosis de AT y Incendios es fruto de la decisión y la necesidad de aglutinar en proyectos independientes y más compactos y coherentes las dos tendencias estilísticas que convivían en AT de manera cada vez más divergente. Como resultado, en AT, donde ahora canta y compone sobre todo Álvaro, se concentra el espíritu más rock o –core, más rítmico y dinámico, y en Incendios, donde canta y compone Miguel, el más pop, más delicado o atmosférico, sin renunciar a que los cables estilísticos se (nos) crucen de nuevo puntualmente cuando nos apetece (bastante a menudo). Pero sí, ¡cinco años! Cómo pasa el tiempo, yo ni sé que ha pasao… ¿Qué ha pasao chavales? ¡Casi nos hacen abuelos! Pero creemos que la última destilación de todas estas peripecias espacio-temporales, Que le corten la cabeza, ha merecido la pena. Yeah!

–          ¿Cuáles son las principales influencias musicales a la hora de componer este segundo trabajo?

No tengo ni idea. Como tanta gente, escuchamos tantas cosas cada uno y tan diferentes, que es difícil saber qué exactamente y cuánto se filtra de cada qué y cada quién. Supongo que para eso esta la crítica luego, entre otras cosas. Para orientar con etiquetas varias, con palabros anglos, con o sin guión, y detectar reverberaciones contra gigantescos muros de referencias. Puedo citar cosas a las que yo les he dado especial cera en esa época, pero no sé que influjo real tendrán: Bear in Heaven, Clams Casino, Monokle, Paus, Unicornibot, Es, Stars of the Lid, Antigua y Barbuda, Tinariwen, Boards of Canada, Allfits, Oso Leone… Sí os puedo decir que en un largo viaje de la gira rastreamos bien a fondo el iPod de Choco y que lo que salió ahí no tiene nombre. Escalofriante. En serio. Así que a saber.

 

–          En ‘Que Le Corten La Cabeza’ flirteais más con las texturas electrónicas, y con los largos desarrollos instrumentales ¿cuáles son los principales experimentos sonoros que habéis introducido en este nuevo trabajo y que no habíais probado con anterioridad?  Qué nos decís del título final del álbum ¿Declaración de intenciones?

 

Lo de los desarrollos instrumentales es parte del ADN del grupo y, aunque ya no ocupan el espacio central que ocuparon hace años, siguen aflorando de vez en cuando. Es cierto que en este disco nos hemos acercado por primera vez a estructuras más convencionales de canción (hay ¡¡estribillos!!), pero los márgenes siguen siendo siempre muy flexibles y borrosos y las progresiones sálvese-quien-pueda son un terreno libre en el que nos encontramos cómodos desde que empezamos a tocar juntos. Los sintes llevan años cogiendo peso dentro del sonido grupo y están más presentes que nunca, aunque en AT, a diferencia de lo que sucede en Incendios, no determinan tanto el mood general de las canciones y se someten más al dictado nazi de la rítmica. Hay también más programaciones y dos canciones que pueden considerarse puramente electrónicas: Cables, que da aire a mitad del disco, y La receta infalible, un sentidiño experimento dub que sirve para cerrarlo. El título… pues ahí está. Sí resuenan varias cosas en él (aparte de dar nombre a una de las canciones del disco). Está la violencia, política o no, más bien sí, inquietantemente ambigua de una frase que suena regicida pero que en la ficción no deja de ser proferida por una reina. Está también la alusión a ciertos momentos de escisión interna y despeñaperros mentales en los que uno preferiría amputarse temporalmente la cabeza o dar con una receta mágica para domarla y frenarla. Hay también una frase tan bella como desafortunada de Lichtemberg sobre ser solo una cabeza… pero eso es ya otra historia. ¡Un buen cacao!

 

–          La crítica, necesaria en los tiempos que corren, también tiene cabida en temas como Marisol ¿es necesario empujar a las masas a través de vertientes artísticas como la musical a pensar más allá?¿son los músicos unos de los nuevos adalides para llegar a las masas?

Yo (Álvaro, que es a quien le ha tocado responder, los demás en el grupo tendrán probablemente su opinión al respecto y no necesariamente coincidente con la mía) pienso que no. O sea, a ver si me explico. Por una parte creo que hay grupos que a la hora de hacer letras, por lo que sea, deciden o les sale (más bien la b) supongo) hacer referencia a emociones o inquietudes personales que son reales y que pueden ir tranquilamente de lo íntimo a lo social.

Es una opción tan legítima, ni más ni menos válida o valiosa  (todo dependerá del arte de cada cual para hacer lo que haga en cada momento), que tirar por lo instrumental, lo irónico, lo oscuro, lo surreal, lo dadaísta o lo tradicional, siendo todo ello además siempre combinable y no estanco. Si tienden a expresar lo que te ocupe o te preocupe creo que entra dentro de lo normal, con la que lleva cayendo desde hace tiempo, que lo político o lo social se filtre hoy en las letras de muchos grupos y artistas aunque sea desde diferentes prismas o estilos.

Hablo sobre todo de “expresar”  porque en lo que no creo ya más allá de eso es en que a) en cualquier disciplina artística sea nunca “necesario” hacer nada (el arte o lo que quede de él no hace buena pareja me parece a  mí con ningún imperativo que huela a a priori, como el que huele en “necesario”) y b) no creo sinceramente que el contubernio del arte contemporáneo o la música como una manifestación artística tengan mucha capacidad ahora mismo (o a estas alturas) de incidir en la realidad para transformarla. Y evidentemente no hablo de la capacidad de un proyecto insignificante como nuestro grupete de música, creo que está claro que llevo un rato abusando de vuestra paciencia especulando en general porque me parece una pregunta muy interesante y potencialmente controvertida! En realidad lo que confieso que pienso es que, vistos con perspectiva, el rock, o la música pop en general, las liturgias, masivas o no, de gritos, ruido y beats amplificados, son, en su mayor parte (de todo hay y habrá), como un gran Museo de la Rabia,  domesticada, congelada. Piensas en los grandes festivales y te dices todo ciego al salir, madre mía, en qué momento anterior de la historia de la humanidad se hubieran podido juntar en un mismo lugar decenas y decenas de miles de personas de entre 20 y 35 años sin que nadie de arriba tenga que echarse a temblar y parar el cotarro por la que se va a armar 100%.

Esto a lo mejor es un poco desvarío, pero creo que lo que intento explicar (probablemente sin mucho éxito) son las sensaciones contradictorias que me produce algo con lo que disfruto tanto, un vehículo de expresión y comunicación tan esencial, que, a veces, no puedo evitar ver ligado a otras formas canónicas de muy conveniente descarga y neutralización lúdica de una cantidad de energía de transformación del mundo potencialmente gigantesca. Vamos, que no creo que corresponda mucho a los artistas ser muy adalides de nada y menos de masas, pero sí que hay que concederles el derecho a intentar expresar lo que se les pase por la cabeza con la esperanza de generar más o menos empatía y desahogo y de contribuir modestamente a generar una especie de clima general, como mucho, y a la gestación de redes de espíritus afines con ganas de hacer cosas que puedan contribuir a ese mismo clima, sin aspirar a mucho más que eso. La lucha efectiva, si es de lo que hablamos, está, me parece, sobre toda en otras partes, por mucho que siempre se pueda argumentar que debe estarlo en todas. Solo una opinión…

 

–          En Llamas en Llamas podemos advertir la amistad y admiración a festivales y compañeros de escenario entre otras a parte de resultar un tema fiestero sin igual en directo . ¿Qué tres momentos destacaríais de vuestra vida  girando como AT?

 De la misma manera que en el disco se filtra mala baba por la tomadura de pelo continua a la que estamos sometidos hoy por quienes nos gobiernan, también se filtran la gratitud y el amor infinitos por muchos seres queridos que son parte por siempre de nuestra historia como grupo pero sobre todo ya de nuestras vidas (algo de lo mucho que nuestras vidas individuales siempre le deberán al grupo, continúe o no). Sobre una entrega de medallas de momentos… ¿por qué sospecho que los justos ganadores tienes seguramente todas las papeletas para ser momentos que nadie en el grupo recuerde con mucha claridad? Puf, hay tantos momentos grabados a fuego en Málaga, en Veguellina, pinchazos in a row camino de Montpellier, un delirante concierto metidos en un tráiler en un pueblo de Italia que una tormenta repentina cortó repentinamente, dejándonos para siempre sin sonido frente aquella audiencia tan extraña y variopinta, noches interminables en Don Benito y Valladolid que llevamos en el corazón… y qué no nos habrá pasado en Galicia deo meo, uno de nuestros hogares de adopción.

Hombre, está la noche legendaria del Canela Party en la que Aarón (disfraz de kamikaze, completamente KO ya a las 2 am) perdió la pasta del caché haciendo el chorra en el paquestéis con alguien de la organización… quién era… no recuerdo ahora…, el cachondeo tenso (lo queríamos matar) del día siguiente comiendo pescadito en el playa con el resto de grupos y el milagroso hallazgo del dinero muchííísimo tiempo después en un ensayo en el que estábamos con otros amigos ensayando para la boda de otro colega (aka Parsec!). El semblante repentinamente transfigurado de Aarón, que levanta y abre un maletín sacando billetes al aire descojonado, nosotros comprendiendo al instante y haciendo frenéticos bailes indios de agradecimiento y el resto de la gente sin entender absolutamente nada… Pese a la bruma que los envuelve, los locos días de aventuras insomnes encadenadas que nos pegamos en Berlín cuando sin comerlo ni beberlo nos llevaron a tocar al Popkomm con 20 añitos están también muy ahí…


AT_GTruppi_1

–          Por fin podemos disfrutar de ‘Monumentales Maracas’ en formato físico , un clásico de vuestros directos que culmina con la gente desbordada y con ganas de auparos en volandas ¿es éste uno de los temas más insignes de la banda y sus directos?

 

¡Tssssch, no digáis nada, que es el corte “secreto” de disco! Siempre nos pasa una cosa curiosa, que es que cuando andamos de gira presentando un disco lo más parecido a un hit termina siendo alguna canción loca que no llegó a tiempo al disco. Nos pasaba en healthcontrol con una canción un poco desvarío que se llamaba “Técnicamente sí”, que acabó en el primer disco de AT y que hay gente formidable a la que yo quiero abrazar que aún nos pide en los conciertos! (¡que sepáis que es Miguel el que no la quiere tocar porque dice antes que se quema a lo bonzo!) Con “Monumentales Maracas” nos pasó igual durante la presentación del primer disco de AT, en el que no entró. La canción (o lo que sea) nació una noche memorable en la misteriosa mansión de Cinco Pinos, una vieja casa de campo que la familia de Rodrigo (Dol, Hestìu Röín, Incendios, Paracaídas), tiene cerca de Canals, entre hileras infinitas de naranjos, y en la que aconteció un aquelarre salvaje del que solo queda como tropical testigo “Monumentales Maracas”… [What happens in Cinco Pinos, stays in Cinco Pinos…] Después de tocar por Valencia un finde, nos fuimos con la furgo y unos cuantos amigos para allí. Tras paellas y un casino, terminamos descargando el equipo, proyector y pantalla incluidos, y montándolo todo en círculo en el salón inmenso. Aquello se fue muy de madre, pero muy bien ido, y el concierto infinito mancomunado e improvisado duró hasta bien entrado el día. Ahí surgieron las Maracas, que sorprendentemente fuimos capaces de recuperar de entre la bruma levantina. A mí no me pegaba mucho con el resto del disco y casi se queda fuera de nuevo, pero al final decidimos darle una oportunidad y grabarla en una toma, en directo, cuando el resto estaba enfilado, aunque fuese solo por el recuerdo de tenerla grabada. Hay de hecho muchos buenos recuerdos de finales de conciertos de fiesta colectiva que la tienen como banda sonora, así que se lo debíamos y nos lo debíamos de alguna manera. Ahora que se ha hecho un hueco en un disco (aunque secreto), nos toca seguir la tradición y parir un nuevo relevo a la altura para este verano.

 

–          El single elegido ha sido ‘Casi Nunca’ y lo habéis acompañado con una actuación del pasado Carmencita . Ya habéis pasado por este festival un par de veces ¿gratos recuerdos?

 

Lo de Veguellina de Órbigo y el Caremencita fue un flechazo y un enamoramiento absoluto que no queremos que acabe nunca. Merecería la pena petarlo algún día solo por poder contratar a Grattam (junto a Camino y varias personas más, uno de los organizadores y encargados de la producción de ese evento maravilloso) como nuestro road manager! Todas las veces que hemos pasado por Veguellina hemos sido muy felices. Nos han tratado tan bien y la respuesta ha sido tan increíble que luego se hace muy duro volver a la realidad y continuar con el resto de nuestras grises vidas. Como volver de Málaga. Es uno de esos lugares (lugares incluye aquí sobre todo geografía humana), como sucede con vosotros en Valladolid, o el Rincón Pío Sound de Don Benito, o la Velvet de Málaga y el colectivo Culo Activo, el Liceo o el Karma en Ponte… sitios en los que dices, dios, merece la pena tener un grupo solo por la oportunidad de poder tocar en sitios así y conocer a gente así. En serio. ¡El que no tenga uno todavía que se anime! Compensa.

 

–          Records del Mundo es el nuevo sello que sale para respaldar vuestros trabajos ¿es la autoedición la solución? ¿daréis cabida a más grupos en este nuevo sello o de momento se plantea para cobijar a AT,Incendios y Paracaídas?

Para este disco llegamos a estar en conversaciones bastante avanzadas con una discográfica pero al final la propuesta no terminó de convencernos y cuajar y decidimos volver a tirar por nuestra cuenta. Apostamos por la autoedición desde el principio, cuando creamos Estoescasa en 2007 y estamos muy contentos de los proyectos, propios y ajenos, que hemos podido cobijar ahí estos siete años. Ahora que los miembros de AT están implicados en tres proyectos paralelos, las ingratas tareas de promo y management se acumulan (Miguel es quien tira sufridamente del carro en este aspecto) y lo de que uno de los grupos fichara por otra discográfica era una buena salida para aligerar parte de ese curro.

Al final lo que ha sucedido es que han entrado nuevos refuerzos (pero viejos conocidos) en el equipo y Estoescasa, cumplida la misión histórica para la que nació, deja paso a Récords del Mundo, un nuevo proyecto de autogestión que de momento cobijará solo a AT, Incendios y Paracaídas, pero con el que ya tramamos varias sorpresas a medio y largo plazo. Permanezcan atentos!

 

 

–          Atención Tsunami, Incendios, Paracaídas….Agua, Fuego,Aire, ¿habrá un cuarto proyecto para copar los 4 elementos de la naturaleza? ¿Cómo compagináis los tres grupos?

 

Un rollo muy elemental, muy griego, ¿verdad? ¿Por qué será? A saber. También barajamos Terroríficas Inundaciones, Gigantescas Tragedias Humanitarias y En Llamas (peruanas) pero no cuajaron, y Terremoto del Escroto estaba pillado.

Hacemos un poco de malabares. En 2013 le tocó sacar disco a Incendios y nos concentramos más en ese proyecto, pulir las canciones, grabar, lanzamiento, tocar… ahora le toca a AT. Paracaídas aprovechan los huecos que dejan los otros dos. Que Álvaro ande ahora por Nueva York un par de añitos concentra también la actividad de AT durante el tiempo que está en España, y deja vía libre a Incendios el resto del año, donde le suple Rodrigo.

  
AT_GTruppi_2

–          Desde notedetengas siempre hemos tenido un cariño especial a AT y a Autumn Comets , y no son pocos los bolos dobles con ambas bandas por la geografía nacional, ¿por qué creeis que éste combo funciona tan bién en los directos?

 

El cariño en este menage maravilloso que citas es requetemutuo, en formato threesome y en cualquier combinación de sus elementos tomados de dos en dos! ¡Ay, los cometillas!, cómo decirlo: son lo más cariño que los tenemos. Son un poco como nuestros hermanos pequeños mayores. Los conocimos cuando eran muuuuy jóvenes, cuando tocamos con ellos en la Moby Dick, en otra formación, cuando aún se llamaban Slow Down Mary, y ya entonces estaba claro que estaban destinados a pasarnos por la derecha a toda mecha en algún momento! Después de estos años y de habernos mezclado hasta el punto de tocar parte de unos con otros cuando algunos causan baja somos una misma familia. Es normal que algo de ese amor umbilical se transmita de algún modo cuando compartimos escenario.

Ahora Julián, el cantante, se les ha ido a Sídney. Como yo, que se la he hecho a los AT emigrando a los States. ¡A ver si seguimos en el grupo cuando volvamos Julián, lo mismo nos han dado boleto sin avisar!

 

–          La presentación oficial en Madrid será el 6 de Junio en la sala Moby Dick ¿habrá sorpresas? ¿qué le depara a AT en esta nueva etapa? ¿ os veremos en algún festival veraniego?

 

El 6 de junio en la Moby, eso es, junto a … /dijimos la mas uncensored pero algo vamos a censurar/! Venirsen que habrá luz y oscuridades para todas las edades. Y sorpresas. Todas buenas.  Ninguna mala ¿Qué nos deparará el futuro? Ah, qui lo sá… Qué serráaaaa… serrrráaaaaaaaaa… pues de vosotros dependerá, queridos y lejanos oyentes, ¿qué nos depararéis? ¿Saldremos bien deparados? ¡Deparados, listos, ya!

Tocamos de momento en el Anfirock de Isla Cristina (Sevilla, 20-22 de junio) y en el Planeta Demos de Mengíbar (Jaén, 12 de julio) y es muy posible que en breve anunciemos más fechas. Tora, tora tora!

–          Vuestro momento, ¿algo que queráis aportar?

Puf, creo que me he enrollado ya a base de bien.

Daros brazos y daros las gracias. ¡Y contar las ganazas  enormes de volver a Valladolín en cuanto podamos!