Torso

Torso
Dibujo: Brian Michael bendis
Guion : Bendis y Marc Andreyko
Editorial: Image Comics (EEUU, 1999). Planeta-DeAgostini Comics (España, 2003)
Formato: Tomo 280 pgs b/n. Obra completa.

Cómic de serie negra inspirado en varios asesinatos cometidos en Cleveland en el año 1935. Aunque el caso nunca fue resuelto, estos crímenes se atribuyen a Torso, considerado el primer asesino en serie de la historia de los Estados Unidos.


La trama sigue los pasos de varios personajes relacionados con el caso y nos muestra como lo vive cada uno. Por un lado tenemos al personaje histórico Elliot Ness, que llega a la ciudad para acabar con la corrupción del cuerpo de policías. En este momento es ya un personaje con fama debido a los esfuerzos que hizo para detener a Al capone.

Se nos presenta a un Ness arrogante y obsesionado con su trabajo. Alguien que necesita encontrar un nuevo objetivo en el que centrar su atención, encontrar una nueva “ballena blanca” como él mismo llega a decir en un momento de la historia. Por otro lado tenemos a la clásica pareja de policías que también trabajaran en la investigación.

Una historia de género negro que mantiene al lector enganchado, con momentos muy buenos como el montaje paralelo que sigue a los tres protagonistas al final de la obra. Destacan también algunos diálogos muy conseguidos en ocasiones, como el interrogatorio a uno de los sospechosos, sin embargo, no siempre es así y a veces se hacen reiterativos y demasiado exagerados para el tono de la historia.

Pero lo que más destaca de Torso, en mi opinión, es su tratamiento a nivel formal. En este sentido es un cómic muy cuidado y poco ortodoxo, con muchos recursos gráficos como la repetición de viñetas, los cambios de plano, o las composiciones de página muy elaboradas. Un buen ejemplo son aquellas páginas en las que la sucesión de viñetas no forma una secuencia narrativa lógica sino mas bien un conjunto caótico de imágenes que busca crear una sensación de desasosiego en el espectador.

Otro ejemplo de experimentación formal sería la doble pagina del interrogatorio (del que ya se ha hablado) al que somete Elliot Ness a uno de los sospechosos. En estas dos páginas las viñetas están dispuestas formando una espiral que se va cerrando según vamos leyendo, y que provoca en el lector la sensación de agobio y duda que debe sentir el investigador.

Torso es un cómic en un blanco y negro muy cuidado donde domina el negro para darle a la historia una atmósfera de pesadilla. Sin embargo la poca definición del dibujo hace difícil la identificación de alguno de sus personajes. Además la colocación de los bocadillos no siempre es adecuada porque en ocasiones se hace confusa y difícil de seguir. Estos dos defectos hacen que se rompa el ritmo narrativo.

Torso ganó un premio Eisner en 1999 y ha sido nominado a varios premios internacionales.

por PMB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.