Mad Cool Festival – Crónica del viernes 7 de julio : “Do you know where the wild things go?”.

, , Leave a comment

La pasada semana os contábamos nuestras vivencias durante la primera jornada del festival madrileño. El viernes volvimos para presenciar la segunda jornada del Mad Cool, inclemencias meteorológicas y accidentes mortales, opiniones a la velocidad de la luz y un black mirror cada vez más presente en la sociedad que nos ampara.

Un viernes donde lo musical quedó empañado por el trágico accidente de Pedro Aunión; una jornada en la que todo el mundo opinaba y organizaba macro eventos en sus muros, un día triste que tuvo diversidad de reacciones pero donde la música no dejó de sonar. Un suceso que marcó un festival y que con división de opiniones, enfrentó a público y organización con el vasto poder de las redes sociales.

Viva Suecia hacían frente al mal tiempo, como mejor podían hacer desplegando su arsenal de temas en castellano para un público sediento de gritar bien alto los temas de ‘Otros Principios Fundamentales‘, el nuevo trabajo de los murcianos. Un escenario Matusalem repleto de fans y curiosos que arroparon a la banda hasta comulgar con ellos al son de ‘Hemos Ganado Tiempo’, cariño bilateral para una banda que no deja de crecer exponencialmente.

Fotografía : Sergio Albert. Fuente : Facebook Mad Cool.

Fotografía : Sergio Albert.
Fuente : Facebook Mad Cool.

Hubo cambios en la programación, Aurora & The Betrayrers se adelantaban y Peter Bjorn & John eran desplazados a la última franja horaria. Ante los cambios decidimos volver a quedarnos en el Radio Station y pegarnos unos empujones al ritmo de las Deap Vally. Las de L.A. aparecieron al más puro estilo de las protagonistas de Glow, desplegando rock sin artificios, desplegando trallazos como ‘Baby I Call Hell’, ‘Bad For My Body’ o ‘Gonna Make My Own Money’.

Si tenemos que destacar la elegancia y el saber estar tenemos que hablar de Spoon, la banda impoluta se presentó con arco iris de fondo en el Mad Cool, desplegando los temas de ese fabuloso último trabajo “Hot Thoughts” con una pasmosa profesionalidad y un setlist que repasaba todo el potencial que tienen los tejanos. ‘Can I Sit Next to You’, ‘Hot Thoughts’, ‘Rent I Pay’, ‘Do You’, o ‘Don´t You Evah’ dejaron a los presentes con muchas ganas de acercarse a La Riviera en unos meses. Fantásticos.

Fotografía : Alfredo Arias. Fuente : Facebook Mad Cool.

Fotografía : Alfredo Arias.
Fuente : Facebook Mad Cool.

Alt-J fue para un gran número de asistentes el directo de la jornada, (gran dolor perdernos al bueno de Ryan la verdad) bueno para la inmensa mayoría que ya habíamos visto a Green Day y que ibamos buscando la belleza en los detalles y no un karaoke con pogos. Un show limpio, una iluminación magistral y una puesta en escena impecable para el trío arty que presentaba en Madrid su nuevo disco, el peculiar “Relaxer“. Nos follaron vivos durante todo su espectáculo, desde los primeros acordes de ‘3WW‘, y haciendo que los micro orgasmos fueran creciendo con temas como ‘Nara’, ‘Something Good’, ‘Tessellate’, ‘In Cold Blood’, ‘Deadcrush’. Una tras otra, una consecución de piezas de orfebrería que tendrían su punto álgido con ‘Taro’ y ‘BreezeBlocks’, vello erizado y expulsión de feromonas, ‘please don´t go, i love you so’, ninguna frase lo resumiría mejor.

Green Day salieron tras el accidente, con un retraso de más de media hora, mientras a muchos les llegaban mensajes de todo tipo por mensajería instantánea informando del accidente en el escenario principal, otros nos enterábamos tras el directo de los de  Billie Joe Armstrong. La banda tampoco fue comunicada del suceso, y como estrellas del cartel que eran, dieron un show de tal índole. No pasa el tiempo por esta banda que a pesar de llevar haciendo un ‘Dookie‘ casi contínuo disco a disco, lo hacen tan de puta madre y dejan claro que el espectáculo es esencial que es imposible no gozarla pegando unos brincos y rememorando los himnos de la adolescencia de los que ya peinamos canas. Aquí no se cantó el Bohemian Rhapsody tan bien como en otros países, aquí somos más de estribillos, alguno incluso se preguntaba si ese tema era de Green Day (vamos no me jodas), bien chavales, la culpa no es de la E.S.O.Boulevard of Broken Dreams‘, ‘Welcome To Paradise’, ‘Longview’, crowdsurfing de fans, discursos anti Trump, guitarras regaladas, ‘Basket Case’, ‘She’, ‘Jesus of Suburbia’ y todo lo que podrías esperar y más. El punk queda lejos pero el espectáculo manda. De nuevo el sonido se quedó bastante lejos de lo que podría haber sido en el escenario principal.

Benjamin Booker logró congregar a una buena cantidad de parroquianos que pudieron disfrutar en exclusiva de los temas de ‘Witness‘ el nuevo pepino que este genio ha labrado en Rough Trade Records. Psych rock y gospel soulero con tintes setenteros, el de Nueva Orleans no teme al directo y lo mismo le da un aire garagero a su actuación con ‘Right on You’ que se pone todo meloso con ‘Believe‘.

Enérgico fue el show de los Cage The Elephant, tras su paso unos meses atrás por nuestro país Matt Schultz volvía con sus paseos por el escenario, insuflando buen rollo a un público on fire. ‘Trouble’, ‘Ain´t No Rest For The Wicked’, ‘Cold Cold Cold’, ‘Mess Around’.  Brillante actuación la de estos jovenzuelos, parte de culpa tiene su frontman, un mini Mick Jagger en potencia, al tiempo.

Slowdive fueron los únicos que cancelaron su actuación tras la muerte de Pedro, así lo anunciaron en sus redes y así fue como muchos de sus fans se enteraron, justo en la espera, el shoegaze era ésto.

Kiasmos optaron por desplegar una sesión cósmica, subiendo el volumen, justo lo que necesitábamos, loops electrónicos en los que levitar. Sin florituras, fueron desglosando esas oníricas composiciones, cuidadas, medidas al detalle, geométricamente hiladas, nos merecíamos bailar.

Fotografía : Selector Marx. Fuente : Facebook Mad Cool.

Fotografía : Selector Marx.
Fuente : Facebook Mad Cool.

La fiesta acababa para nosotros con unos Röyksopp que retrasaban su salida más de media hora pero que paliaban la espera con unos visuales de infarto y un techno pop del que ya no se estila. Los noruegos dejaron claro que a ganas de fiesta pocos les ganan.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico