Crónica del Vida Festival 2017. Viernes 30 de Junio.

, , Leave a comment

La jornada del viernes en el Vida Festival prometía. Devendra Banhart, Real Estate, Flaming Lips y La Casa Azul eran los grandes nombres de una jornada con más asistentes que la del día anterior.

Camisa de rayas blancas y verdes, cazadora atada a la cintura, Devendra Banhart subió al escenario del Vida Festival pasadas las diez de la noche con el objetivo de conquistar al público de un festival que le venía como anillo al dedo. Homenaje a David Bowie incluido, Devendra converso en una mezcla de inglés y castellano con aquellos que se arremolinaban frente al escenario Estrella Damn mientras interpretaba, rodeado de una banda que se quedo en un segundo plano, temas tan célebres como “Baby” o “Mi Negrita“. Devendra Banhart nos conquisto no solo con sus canciones, sino también con su retórica: ¡No te quiero, te amo! declaró entre canción y canción a un público rendido a su buen hacer y sensualidad sobre el escenario (prueba de lo segundo es la ropa interior femenina que llegó desde el público para instalarse en su pie de micro).

VIDA17-DEVENDRA-BANHART-LR-PHOTO-MIKA-KIRSI_MG_8886

FOTO: MIKA KIRSI

Teníamos muchas ganas de ver a Real Estate en directo, por lo que abandonamos rápidamente el concierto de Devendra para hacernos un hueco en la primera fila del concierto de los norteamericanos que sonaron tal y como se esperaba. Un sonido limpio, pulido, perfecto que le aporta a la calidez de sus guitarras la redondez deseada en directo. Presentaron temas de su último trabajo; In Mind, sin olvidar grandes clásicos de su carrera como “Crime” o “It’s Real”. Aunque apenas interactuaron con el público, su increíble interpretación en directo de esos temas que tenemos desgastados de tanto oirlos nos conquistó totalmente.

RealEstate_Rafa_Rubiales2

FOTO: RAFA RUBIALES

Y por ese camino iban también Flaming Lips. Globos, cañones de confeti y “Race For The Price” abrieron uno de los conciertos más esperados del Vida Festival 2017. El despliegue de medios sobre el escenario dejo boquiabiertos a todos los asistentes; muñecos gigantes, un enorme unicornio, unas letras colosales e incluso una bola transparente con la que Wayne Coyne se paseo por encima de los asistentes. Pero pese a la potencia del sonido, la increíble puesta en escena y la envergadura de sus clásicos, la interpretación dejo bastante que desear, sin olvidarnos que apenas se oía la voz de Coyne, que ejerció como maestro de ceremonias y lo dio todo sobre el escenario.

VIDA17-FLAMING-LIPS-LR-PHOTO-MIKA-KIRSI_MG_9186

FOTO: MIKA KIRSI

En cambio, los que bordaron todos y cada uno de sus temas, trasladando a gran parte del público al final de su adolescencia o al inicio de su edad adulta fue La Casa Azul. Guille Milkyway y los tres componentes de su banda comenzaron su esperado concierto en el Vida Festival con “Podría ser Peor” y pronto se vieron arropados por las voces del público que coreaba incansable temas como “Los Chicos hoy saltarán a la pista“, “No más Myolastan“, “Chicle Cosmos” o la interpretación en solitario de “Como un fan“. Por supuesto, el punto final a la noche lo puso “La Revolución Sexual” que dejo bailando a los asistentes mucho después de terminar el concierto de La Casa Azul.

061 - LA CASA AZUL - christian bertrand

FOTO: CRISTIAN BERTRAND

 

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico