Crónica del Mad Cool Festival – Jornada 2 – Viernes 17 de Junio

, , Leave a comment

Mad Cool Festival – viernes 17 de Junio. Pop preciosista, cabalgando hacia el triunfo y la rave final.

Con cansancio y tras volver a sufrir las inclemencias del metro de Madrid, volvíamos al recinto de la Caja Mágica para afrontar una segunda jornada del Mad Cool. Tras varios problemas logísticos en la primera jornada, principalmente en el tema de la recarga de las pulseras y el elevado tiempo de espera en alguna que otra barra, la organización decidió subsanar estos errores permitiendo pago en metálico, seguramente reforzando el servicio en barras (nosotros no esperamos más de 5 minutos en la inmensa mayoría de ellas) y sobre todo dejando de nuevo un cartel de infarto apto para un amplio abanico de edades. Especial mención de nuevo al espectáculo de la Fura dels Baus entre actuaciones principales o al apartado artístico del festival, que dejaba joyitas en muchos rincones ocultos de la Caja Mágica.

madcool

El viernes era evidente que había llegado la hora de la verdad, eso de no tener que pedirte un día en el curro y poder rascar cama al día siguiente se notó en la afluencia de público, y es que todo cristo andaba por el Festival, ¡es lo que tiene programar un cartel tan ecléctico!. Nuestra segunda jornada arrancó con Bigott y es que una toma de contacto de festival al ritmo del freak-folk del maño es acierto seguro, escueto set que bastó para ir acelerados a ver a Luis Albert y los suyos. L.A. siguen recogiendo los frutos de su ‘From The City To the Ocean Side’, da igual que les metas a las 7 de la tarde que a las 3 de la mañana, su séquito les persigue, canta y celebra cada uno de sus himnos.

la

Uno de los platos fuertes para nosotros fue la presencia de Kings of Convenience, ese preciosismo pop, esas canciones bonitas, ese dúo que quisieras presentar a tus padres en calidad de amigos, novios, maridos, whatever, si es que son tan majos que sólo puedes aguantar todo su recital con una perenne sonrisa y una sensación de bienestar perpétua. Los noruegos desgranaron principalmente su ‘Declaration of Dependence’ sin dejar de lado sus grandes y aclamados éxitos ¿quien no vibró con ‘I´d rather dance with You’?. Mención especial a esa tribu de pesados festivaleros que les da igual que toquen prodigy o los KoC para contarse su vida durante más de media hora…

Stereophonics siguen en alza, aunque parezca mentira, y sobre todo si se calzan temazos como ‘Dakota’ o ‘Have A Nice Day’ en su set, morriña unida al buen quehacer se fusionó en un más que disfrutable directo de los galeses.

El set de Temples nos dejó un poco destemplados, quizás fue el sonido, quizás fue que había más gente de cháchara que a lo que había que estar para hacerse la foto, o quizás es que no supieron llevar la bondad de Sun Structures al directo a pesar de habernos demostrado en otras ocasiones su talento en el escenario. Sea como fuere, los británicos proyectaron más contenido psicodélico por el decorado que adornaba los escenarios que por su propia presencia en el mismo.

Menos mal que la senectud de los Jane´s Addiction dejó las cosas algo más claras a posteriori, Perry Farrell (con su aspecto vampírico) y su banda desgranaron el ‘Ritual de lo Habitual‘ de principio a fin, en un show donde el momento teatrero prevaleció sobre el aspecto musical del magno álbum de los estadounidenses que en directo no ha envejecido con la solera prometida. Sin embargo el despliegue de medios que se monta en directo es digno de presenciar, puro espectáculo. Incluso tiempo tuvieron para versionar a Bowie, un ‘Rebel,Rebel‘ nunca viene mal después de haber sacado nuestro lado viejoven al extremo.

Caribou siempre son un despiporre, electrónica matemáticamente ensayada y engalonada para la ocasión, un discurso donde la rave se viste de etiqueta y el respetable danza con máximo respeto hacia Dan Snaith y los suyos, como para no hacerlo cuando te plasma un ‘Odessa’ así de repente ¿Verdad?.

No obstante para quien escribe los que se saldaron con el directo por excelencia del sábado fueron Band Of Horses, con nuevo disco bajo el brazo se presentaban de nuevo en Madrid (y había muchas ganas). ‘Laredo’, ‘Great Salt Lake’, ‘No One´s Gonna Love You’, ‘Ode To LRC’, ‘The Funeral‘, cayeron entremezcladas con nuevas composiciones (a destacar ‘Hag’ o ‘Solemn Oath’). Un público efusivo y extasiado coreaba y acompañaba aupando a la banda, resplandeciente actuación del quinteto que volvió a consagrarse en la capital.

La traca final vino de la mano de Die Antwoord y The Prodigy, pero sin duda los primeros pasaron cual apisonadora sobre los ingleses. Mientras que The Prodigy tiraron de refrito y prometían más de lo que lograron con sus inicios en ‘Breathe‘ y los pogos promocionados entre el público; los sudafricanos volvieron del revés a los que se negaban a acabar la jornada en la Caja Mágica. Ninja y Anri dejaron claro que su propuesta satisface a los amantes de la electrónica radical, el rave-rap o del crazy-dub. Sin dar descanso, más que con temas como Ugly-boy, la banda espetó uno tras otro trallazos de la talla de ‘Baby’s on fire’, ‘Fatty Boom Boom’, ‘Girl I Want 2 Eat U‘ o el jodido subidón de ‘I Fink U Freeky‘. ¿Quien no sale después de eso del recinto con ganas de after?. La cola del bus nos quitó las ganas, eso es así.

die antwoord

 

Fotos : Cortesía Mad Cool Festival.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico