“Quiero Morir en un festival como el Tomavistas” : Crónica del Tomavistas 2017

, , Leave a comment

El Tomavistas ya se ha ganado un hueco en los corazones de los melómanos de la ciudad. Un festival pensado para un público más sibarita y que gusta de disfrutar de la buena música en un espacio natural y tranquilo, que aún así está en el centro de Madrid. Tres días en los que dejarse caer en un remanso para apaciguar la sed de los musiqueros, un punto de encuentro de amigos, un lugar donde quedarse, una programación que apuesta por los talentos nacionales y que se desmarca con calidad internacional notable.

Este año el Tierno Galván volvía a deslumbrar, a dejarnos mecer por esos atardeceres de cuento mientras sonaban bandas de la potencia de León Benavente o el descubrimiento de un grupazo en potencia como es The Big Moon. Volvíamos a sonreir con amigos y caras habituales de la escena, con músicos y djs, pequeñas familias formando la gran familia del Tomavistas. Y es que aquí reside uno de los puntos fuertes de un festival que marca el inicio de la actividad primaveral festivalera en la capital, el crear lazos dentro y fuera, el crear familia.

Festival que además ha mejorado notablemente su oferta gastronómica (¡damos gracias por esas hamburguesas del Costello Río! ¡Y por esa comida de fusión brasileña! ¡y por esas patatas fritas de recena!), así como la atención en barra y la rapidez de servicio (aunque a alguna hora fueran inevitables las colas). Lástima el sistema de pago con Tuents, o los problemas con la aplicación Verse del primer día (que a posteriori funcionó pero que muy bien), pero sobre todo el horror a la hora de canjear de un día para otro esos Tuents malignos. La organización ya ha anunciado que en 2018 cambiarán el método, así que todo fetén.

Los peques del Tomavistas

Notable aumento de público peque, ¿nos hacemos mayores?¿por qué renunciar a gozar de un festival con tus niños? Otro punto para el Tomavistas, seguramente labrando los futuros músicos a los que adorarán nuestros retoños en la capital .

Viernes : Descubriendo a The Big Moon, el triunfo de Lori Meyers y el tornado Goldfrapp.

La primera jornada no comenzó para nosotros hasta que empezamos a bailar a Los Bengala, esa banda que lo mismo te hace sudar con un pogo gritando eso de ‘Estoy jodidamente loco por tu amor’ que dejarte jodido (mi amor) con una cover de El Niño Gusano, ¡muy bien, muy bien!. Para nosotros una banda muy a tener en cuenta en la escena, cada vez nos dejan con mejor sabor de boca.

Muchas ganas teníamos también de disfrutar de Quentin Gas & Los Zíngaros. La banda desplegó todo su arte en el escenario pequeño del festival, su psicodelia flamenca, sus aires bereberes y sus viajes desérticos nos hicieron disfrutar sobremanera, un viaje lisérgico hacia la música hindú regada con bulerías siempre sabe bien, demoledores.

Lo propio harían Los Nastys, rock y punk desafiando al lo-fi y al garage a la vez que dejándolos mutar en todo aquello que el cuarteto quiere en cada momento, imposible dejar los pies en el suelo cuando suenan “Fumar,beber y romper” y “Never Digas Never”, nosotros no podemos decirles que no.

Aquaserge_1_1

Aquaserge se acercaban a presentar Laisse Ça Être”, siendo una de las bandas más atípicas del cartel, con sonidos que por momentos nos recuerdan a Stereolab, por algo será, miembros de la misma militan en esta formación que nos dejó transitar por sus marcianas melodías durante algo más de media hora, ritmos repetitivos y formas que funcionan mejor en álbum que en directo, free jazz, noise popero y la siempre grata sonoridad del francés ayudan, pero no convencen.

The Big Moon en Madrid parque enrique tierno galván

Todo lo contrario nos ocurrió con las muchachas de The Big Moon, que casi se calzaron al completo su álbum debut “Love In The 4Th Dimension”. Un pop de guitarras, una girl band potente, que deja de lado la melodía dulzona y se tornan como ese cruce de unos primerizos Howling Bells con unas Haim menos naive. Lo mismo te espetaban un ‘Beautiful Stranger’ (verían mucho peinado a lo Austin Powers por el público) que nos dejaban rendidos con ‘Pull The Other One’. No faltaron esos pelotazos que son ‘Sucker’ o ‘Formidable‘. A nosotros nos alegraron el atardecer.

Schwarz volvieron a introducirnos en una espiral donde el ruidismo y la maquinaria más primaria formaban temas sólidos, duros y no aptos para los amantes de ñoñerías. Otra liga la de los murcianos, que dejaron apoderarse de la superficie a los habitantes de su “Nación Subterránea”. Rock dinamitado y progresivos caminos donde el noise y el pop hacen vibrar hasta al público que se creía que iba a cenar tranquilo en un cesped que palpitaba talento.

Schwarz presenta Nación Subterránea en el Tomavistas festival

El gran lleno de la noche vino de la mano de los granadinos Lori Meyers. Su primera actuación en festival madrileño con nuevo disco logró reunir a una buena cantidad de incondicionales de la banda, que se agolpaban en las primeras filas para corear las nuevas composiciones de Noni y los suyos. El protagonista absoluto fue su último trabajo “En La Espiral”, disco donde a pesar de seguir sin alcanzar la complejidad y dinamismo de sus primeros discos, se compensa con una puesta en escena impecable y un directo que arrolla, alternando temas como “Evolución”, “Pierdo El Control”, “Zona de Comfort” o “Siempre Sale El Sol” con los archi mega coreados “Emborracharme”, “Alta Fidelidad” , “Luces de Neón”, “Mi Realidad” o incluso recuperar un clásico como “Ham’a’cuckoo“. Todo ello maridado con unas preciosas visuales, un Noni pletórico ¿Acaso nos tiene acostumbrados a otra cosa? y una banda que sale a disfrutar y reventar cada una de las oportunidades que se les presenta. No nos faltó pista de baile para bailar, para nada.

Lori Meyers En La Espiral

Tras ellos C.Tangana, justo antes de anunciar su fichaje por Sony, se presentaba en el escenario WeGow para marcarse un directo al más puro rollo Thug Life. Trap para todos los públicos, reinvención hip-hopera, fusión, autotune y actitud, una nueva estrella ha nacido y toda una generación ya le ampara.

goldfrapp en tomavistas goldfrapp tomavistas

La diva llegaba al Escenario Corona al inicio de la medianoche, Goldfrapp y su banda venían con ganas, no era para menos, llevaban ya la friolera de siete años sin pisar la piel de toro y venir además con nuevo trabajo era una ocasión que pocos podíamos dejar pasar. “Silver Eye”, su nuevo disco, marcó la línea de un directo donde la electrónica de club, el espíritu nocturno, la feminidad felina se fusionarón con la condensación de los sintetizadores en el espacio. Carpetazo de una banda que galvaniza el glam y el disco con absoluta facilidad y equilibrio. Ese pepinaco que es “Anymore” abría el directo más esperado de la noche, “Ocean”, “Become The One”, “Systemagic” iban mezclándose con hits de la talla de “Train”, “Ride a White Horse”, “Number 1” u “Ooh La La”. Reina de la oscuridad, bien respaldada por sus teclistas, se dejó la plata para el título del álbum, pero salió del Tierno Galván mordiendo oro.

Svper van dejando con cuentagotas muestras de lo que nos espera en breve si bien los temas como “La Melodía del Afilador” o “El Final de La Noche” siguen dejandonos en ese shock necesario a estas horas de la madrugada, cuando la mandanga demanda bailarines.

El cierre a la jornada lo pusieron unos Hercules & Love Affair en formato reducido, dos a las mesas, dos a las voces, no por ello hicieron de menos a unos temones como la copa de un pino. Bailoteo canalla, electrónica de colorines, filón para los animales de ciudad que bajaban corona y jager al ritmo de “Controller“, “That´s Not Me”, “Do You Feel The Same”, “Stet Up” o “You Belong”. Broche dorado con vozarrones que incitaron a acabar la noche sudando todo el “Blind“.

Hercules & Love Affair en Tomavistas Festival Madrid.

Sábado : El triunfo de los pelazos.

Si algo indiscutible ocurrió en la jornada del sábado fue el apabullante triunfo de León Benavente, Temples y The Horrors. Duelo de pelazos en escenario, actitud y calidad sin precedentes.

 

Para nosotros el día comenzaba con los Rural Zombies, banda que transita entre la electrónica más folk y el ambient psicodélico, tal y como podemos encontrar en “Bat“. Dance de tintes oscuros, más que agradable para empezar una larga jornada a golpe de “Nitro“.

Rural Zombies en directo en Tomavistas Festival 2017 Madrid

Alien Tango nos dejaron un poco locos. Muy bizarros, muy peculiares, y sobre todo muy originales, la banda desplegó temas de su “Supernatural Mango” entre movimientos de cadera, melenas al viento y sonidos que rozaban el glam marciano y la desértica marcada por tintes orientales.

Alien Tango en tomavistas festival 2017 Madrid

Kokoshca nos dieron el gran susto de la jornada. Su batería desfalleció tras el primer tema, y el concierto tuvo que ser aplazado. Por suerte todo quedó en un susto, y el festival tuvo el detallazo de confirmar que la banda sería la primera confirmada para su próxima edicion, en 2018.Chapeau.

kokoshca en Tomavistas Festival 2017

Las Odio aprovecharon esa coyuntura y el escenario Wegow fue suyo. Allí presentaron los temas de su álbum de debut “Futuras Esposas”, un tratado con el que no convencieron a todos los allí presentes (seguramente porque alguno cayó por allí de chiripa). Pero oye, esto también es Indiespañol.

¿Qué decir de un directo de Los Punsetes? Pues que la posición estática de Adriana se traduce en convulsiones en el público. Los temas de ¡Viva! son una explosión de jolgorio en directo, “Mabuse”, “¡Viva!”, “Camino”, se entremezclan con eso clásicos como “Me Gusta que me Pegues”, “Tus Amigos”  o “Maricas”, ellos no sabemos, pero nosotros queremos morir en un festival como el Tomavistas.

punsetes en tomavistas festival 2017

Los Mourn siguen dejando grietas allá por donde pasan, profesionalidad y potencia por parte de estos jovenzuelos que con su segundo disco y la serie de catastróficas desdichas que han pasado para que vea la luz, siguen sin perder la sonrisa ni la fé en derribar barreras, otra más para la lista, el bolazo del Tomavistas. A más de uno le iría bien tomar notas de la fiereza de  en escenario. A nosotros nos tienen muy ganados.

Mourn festival tomavistas 2017 madrid
Leon Benavente en Tomavistas Festival

Lo de León Benavente si tiene nombre, y dan sentido a lo de Animales de ciudad. Con su último trabajo han logrado callar bocas a través de himnos para una generación inconformista que se contagia de la energía de Abraham Boba para sudar mala ostia en la pista a golpetazo de “California”,”Gloria” o “Tipo D”. Seguramente la banda nacional en mejor estado de forma, una de las que más gritan y más hacen alzar la voz a la gente. Los leones consiguieron hacer suyo un Tierno Galván a reventar, culminando con un “Ser Brigada”  con acompañamiento de Las Odio incluído en escenario.

baywaves tomavistas festival 2017

Siempre hemos sido pro Baywaves, desde que conformaran su banda, psicodelia y balearic, juventud y actitud, no era raro que tarde o temprano empezaran a petarlo más allá de nuestras fronteras, y así van, a todo trapo. Sus composiciones siguen lanzándose con cuentagotas, pero su directo no defrauda, caleidoscópica frescura la del cuarteto que sigue comulgando con un público que se fusiona entonando temas como “Time Is Passing U By”.

The horrors en Tomavistas Festival 2017

Benditos Horrors, bendita oscuridad y presencia la de Faris y los suyos que nos trasladaron a lo más profundo a base de composiciones clásicas de la banda como “Mirror´s Image”, “Scarlet Fields”, “Who Can Say” o “Sea Within a Sea” perfectamente combinadas con sus composiciones más luminosas como “I See You” o “In and Out of Sight”. No hizo falta que se dirigiera al público, sus temas nos poseyeron como hacía falta, faltaron nuevas composiciones sí, pero no sobró ni un sólo minuto de post-punk con cardado.

El proyecto de Isabel Fernández Reviriego, Aries,  sirvió de tránsito entre The Horrors y Temples, la gallega no se dejó aminorar por estos grupazos y plasmó en escenario pequeño una colección de visuales que ya quisieran los de Londres, dejando bien clarito que en “Adieu or Die” tenemos mucha chicha para rascar.

Temples fue para muchos el directo del festival, y es que el segundo álbum de los británicos, “Volcano“,  se ha sobrepuesto a todas las expectativas. Estamos ante una de las bandas de festival más contundentes que se han forjado en los últimos años al amparo del pop psicodélico. Trallazos como “Certainty“, “(I Want To Be Your) Mirror” o “Mistery of Pop” hacían uso de ese poder galvánico con un festival aupando a James Bagshaw y los suyos al altar del Tomavistas. No faltaron los himnos “Mesmerise” y “Shelter Song” de una banda que está llamada a llenar estadios, al tiempo…

Temples presentan Volcano en Tomavistas Festival 2017 madrid

Muchos nos preguntamos por qué Delorean no cerraron el festival, lo mismo si lo cierran aún seguimos con agujetas. La que mangaron en el escenario WeGow fue muy bestia, y es que “Muzik” en directo es un cañonazo directo al sistema nervioso, impulsos que incitan a moverte sin control y sirven de guía por esos patrones que los de Zarautz han diseñado en este nuevo trabajo. El parque se convirtió en un club gigante en el que desfasar a golpe de “Muzik”, “Both”, “Stay Close” y tantas otras baladas nocturnas.

Delorean en tomavistas festival 2017

Finalizamos la jornada con los Suuns, otra de las sorpresas del Tomavistas con su dance fantasmagórico, post-punk machacón, bailes siniestros y tembleque desde Montreal,  no sabemos si debido al cansancio o a la magnitud de los bajos. Menuda tralla para acabar la jornada, “2020”, “Edie´s Dream” o “Paralizer” dieron buena muestra de ello.

Domingo : “Todo Para Todos”

El domingo se caracterizó por la apuesta por los grupos patrios, por demostrar el inmenso número de bandas de calidad que pueblan nuestra geografía, por saber valorar lo que tenemos dentro antes de buscar fuera.

bigott atento en el tomavistas

Triptides no llegaron al festival. La banda canceló su directo y nos quedamos con las ganas, pero no pasa nada, había tanto por disfrutar…

atencion tsunami tomavistas festival 2017

Los Atención Tsunami nos recibieron haciendo la digestión, con un directo en el escenario Corona que a pesar del calor y las horas, logró congregar en gradas a buena cantidad de público que disfrutó de ese fabuloso último disco que los madrileños han facturado : “Silencio en la Retaguardia”. Así sus acoples, sus melodías directas y estudiadas para revolverse hasta la saciedad, fueron espetadas para explotar en nuestros oídos con auténtico gusto; “La Ira de Kaplan”, “La Masía del Más Allá”, “Casi Nunca”, “Llamas en Llamas” o “Monumentales Maracas” volvieron a recordarnos que los Tsunami son una de las bandas con más calidad que tenemos en la escena madrileña y sí, atacan desde la retaguardia.

las robertas tomavistas festival 2017 madrid

A la sombra nos refugiamos con unas inmensas Robertas dando caña con su garage lo-fi, proyectando psicodélicas imágenes y prestándose a que tímidamente nos uniéramos a bailar  su recién estrenado “Waves of The New”. ¡Ojalá más visitas por estos lares!

Morgan en Tomavistas festival madrid 2027

Si Morgan no deja de acumular sold outs es por algo. La dulzura de esta banda y el chorro de voz que despliega Nina (aunque en esta ocasión andara tocadina, poco se notó en el directo) que bien respaldada logró llevar al público a primeras filas con rostros de admiración. Magnetismo y magia despliegan los Morgan, compleja sencillez llevada a tocar la fibra con temas de la talla de “Roar” o “Thank You”…¡bonitos!.

jeremy jay tomavistas festival madrid

Jeremy Jay también venía con nuevos temas bajo su guitarra, lejos quedan los tiempos en los que desgranaba sus canciones en la Maravillas. Su propuesta mucho más sólida en directo tuvo una grata acogida cuando el calor apretaba en el Tierno Galván. Un buen repaso a sus sonidos más lo-fi en el que echamos en falta una mayor presencia del “Slow Dance“, y es que todos tenemos nuestro álbum favorito ¿no?, por cierto que Bigott andaba por allí viendo al productor de su penúltimo trabajo

Enric Montefusco Tomavistas Festival 2017

Montefusco volvió para dejarnos tocados y dar un concierto redondo, acabando entre el público, tocando a capella ese “Todo para Todos” tras haberlo clavado en eléctrico. Y es que “Meridiana” funciona tanto en un recinto pequeño como en un festival al aire libre. El cariño que el público tiene a Enric se manifiesta en cada una de las caras en las que te fijas a tu alrededor; sonrisa pícara; recuerdos de Standstill (a los que recuperó con “Adelante Bonaparte” y “¿Por Qué Me Llamas A Estas Horas?”; explicaciones de sus temas “Flauta Man”, “Adiós”; y paseos a su Meridiana“. Enric, gracias…por venir.

Quizás no era lo mejor ver a los Fuckaine después, ruidismo y punk a raudales, para presentar “Pizza Valentine”, un disco lleno de sorpresas que no fue aprovechado por el público como mereciera.

McEnroe y The New Raemon volvían a Madrid tras su lleno en el Circo Price. “Lluvia y Truenos”, uno de los grandes discos del pasado año, era repasado por dos de los letristas más admirados de nuestro país. Ramón y Ricardo respaldados por una banda de infarto dejaron los corazones tocados con “Montañas”, “La Carta”, “Malasombra” o “Fantasía Heróica”…sí, somos víctimas de los discos…

the new raemon y mcenroe en

Rufus T. Firefly suplieron con su floreciente “Magnolia” la ausencia de Egon Soda que se caían poco antes del cartel. Victor y compañía hicieron suyo un escenario Wegow, desglosando todo ese arte que tienen en forma de canciones perfectas, coloridas composiciones que plasmaron en un lienzo repleto de fans boquiabiertos.

La triada final comenzaba con los siempre divertidos Airbag, pogos y bailoteos con un público que subía la media de edad, coros en la pista y la notable experiencia sobre las tablas hizo que llegaramos al atardecer con las pilas bien cargadas.

Polock sin embargo no lograron meternos en su directo como cabiera esperar, sonido estrepitoso y temas que nos recuerdan inevitablemente a bandas como Phoenix,  siempre nos quedará el “Rising Up”.

La noche y el festival se cerraban con la esperadísima visita de L.A. . El bagage de Luis Albert y los suyos es harina de otro costal, su nuevo trabajo King Of Beasts” fue sin duda el triunfador de la noche, un sonido apabullante, hit tras hit, lo que han vuelto a construir es enorme. “Stop The Clocks”, “Leave It All Behind”, “The Keeper And The Rocket Man”, “The Outsider”, por descontado, unos animales con corona, con grupos como éste poco que envidiar tenemos a muchos cabezas internacionales de cartel señores.

Gracias Tomavistas, los animales de ciudad tienen por fin una guarida en condiciones.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico