Canciones para Pomelo #2: Lo mejor de 2013

, , Leave a comment

 #2dentro
El primer CD para Pomelo de 2014 consiste en una recopilación de mis temas favoritos de 2013. Originariamente mi lista tenía 50 canciones, pero por desgracia la capacidad de los CDs es limitada y en este caso ha dado para incluir tan sólo diecinueve. Todas ellas las he escuchado compulsivamente en algún momento u otro del año pasado, de ahí que la mayoría hayan sido protagonistas de la sección de canciones de escucha compulsiva y que en este post vaya a haber un poco de copy-paste. Las canciones están ordenadas de menos favorita a más favorita, por aquello de que la cosa vaya mejorando a medida que avanza el disco.

1. AlunaGeorge – Attracting Flies
Precisamente la primera canción del CD no ha sido c.e.c., qué buen augurio. AlunaGeorge están presentes en las listas de lo mejor del año de prácticamente todos los medios de música indie, su ‘Attracting Flies’ suena súper moderna y es una forma estupenda de abrir este disco. Además las sudaderas de George molan y los dos son muy simpáticos en las entrevistas.

2. Ellos – Lengua viperina
‘Lengua viperina’ es una canción perfecta. La letra es muy berlanguianacomo ya señalaba algún twittero (“cállate, lengua viperina”), y muy Ellos (“da donde ya sabe que si toco duele”) al mismo tiempo, lo cual ya de por sí es una fiesta. Con un puñado de referencias vintage (“que no se puede rebobinar usando solo un boli girando la cinta”), tanto en la propia canción, con ese irresistible teclado electropop, como en la portada del maxisingle y en el estupendo vídeo que se han grabado ellos mismos, ‘Lengua viperina’ se confirma como una canción con una personalidad arrolladora. Cabe decir que Pomelo fue la primera persona a quien escuché decir -y no es que lo haya oído pocas veces después- que Guille Mostaza canta aquí como Miguel Bosé.

3. She & Him – I’ve Got Your Number, Son
Zooey Deschanel es el ídolo de Pomelo, que el pasado otoño debió de escuchar tanto ‘Volume 3‘ en el trabajo que sus compañeros probablemente llegaran a pensar que lo iban a borrar de Spotify -como por cierto ha ocurrido con ‘Illnois’ de Sufjan Stevens, ¡¿por qué?!-. Su canción favorita del disco es ‘Baby’, pero la mía es esta ‘I’ve Got Your Number, Son’, especialmente desde que vi esta actuación en un programa de televisión.

4. M.I.A. – Come Walk With Me
Al contrario de lo que están haciendo otros grupos que, como M.I.A., empezaron sus carreras dentro de esa corriente africanista new-gracelandiana para ahora evolucionar hacia otro lado -el mejor ejemplo lo tenemos en Vampire Weekend, quienes samplearon a M.I.A. en este bonito tema de su segundo álbum-, ella no parece tener ganas de muchos cambios, a lo que no se puede objetar nada mientras siga dando canciones como esta ‘Come Walk With Me’, probablemente lo más petardo que ha lanzado desde aquel gran ‘Jimmy.

5. Doble Pletina – Hacer algo
‘Hacer algo’ es, con diferencia, la mejor canción de ‘De lo concreto a lo general‘, la mejor canción de Doble Pletina y una de las mejores canciones del pop nacional de los últimos años: un delicadísimo soliloquio sobre las ganas de pertenecer a una corriente artística, las dudas sobre si verdaderamente se tiene algo que aportar y las vacilaciones acerca de por dónde empezar.

6. Prince – Screwdriver
‘Screwdriver’ es una de las canciones que Prince lanzó durante el año pasado y lo cierto es que mola casi tanto como él.

7. The Postal Service – A Tattered Line of String
Con motivo del décimo aniversario de ‘Give Up’, Jimmy Tamborello se volvió a juntar con Ben Gibbard para reeditar el álbum, volver a tocarlo en directo y, de paso, sacar a su compañero de la mediocridad en que estaba sumido últimamente -exceptuando ese disco tan redondo que fue ‘Narrow Stairs‘-. ‘A Tattered Line of String’, uno de los dos temas nuevos incluidos en dicha reedición, cuenta, como en los buenos tiempos, con los coros de Jenny Lewis, y es la viva prueba de que el tándem Tamborello-Gibbard sigue teniendo algo muy especial. Una melodía preciosa para una letra que empieza, como en ‘Clark Gable‘, con el protagonista perdiendo un tren era todo lo que hacía falta para que sus fans nos rindiéramos de nuevo a sus pies.

8. Franz Ferdinand – Right Action
Franz Ferdinand optaron el año pasado por sacar dos singles a la vez -la primera persona en mi vida a la que vi hacer esto fue a Rosana, con lo que me resulta imposible tener un buen recuerdo asociado a esta maldita estrategia comercial-, uno de los cuales fue esta más que solvente ‘Right Action’, que además cuenta con uno de los videoclips más guays que han grabado nunca, – después incluso se superaron con el de la pegadiza ‘Evil Eye’. Buen año para el grupo escocés.

9. Arctic Monkeys – Do I Wanna Know?
Reconozco que a los Arctic Monkeys les perdí la pista tras su tercer álbum, un tanto aburrido por la tozudez con la que parecían querer dejar atrás aquellos hits que poblaban su inmaculado debut -el favorito de Pomelo era ‘Mardy Bum‘-. De hecho en esta crónica del concierto de Chico y chica me atreví a decir que ese día, que también tocaban los de Alex Turner en el Palacio de los Deportes, no había ningún grupo mejor al que ver en Madrid. Está claro que Chico y chica es mejor grupo que los Arctic Monkeys, pero también que ‘AM’ es un discazo como una catedral.

10. Disclosure – F For You
El dúo británico Disclosure era uno de los nominados que parecía tener más posibilidades de llevarse el Mercury Prize del año pasado pero, finalmente, el premio fue a parar a manos del aburrido James Blake. Con Mercury Prize o sin él, lo cierto es que el debut de Disclosure, ‘Settle‘, es uno de los que más ha dado que hablar en 2013 gracias a lo infeccioso de temas como ‘When A Fire Starts To Burn’, encargado de abrir el disco. Y de infecciones precisamente habla ‘F For You’ que, con sus tres únicas frases repetidas hasta la saciedad (“I’ve been infected with restless whispers and cheats/ That manifested in words and lies that you speak/ Because I played the fool for you”), es claramente una de las mejores canciones de 2013.

11. Pet Shop Boys – Bolshy
‘Bolshy’ es una de las canciones más adictivas del último álbum de los Pet Shop Boys, el aclamado ‘Electric‘. El título significa «bolchevique», así que es perfecta para bailarla como comunistas -Pomelo tiene una teoría acerca de cómo bailan los comunistas que, desgraciadamente, es irreproducible por escrito-.

12. CHVRCHES – The Mother We Share

Gracias a este twittero cada vez que leo el nombre de este grupo tan pimpante me lo imagino pronunciado por Mariano Rajoy. Parece que el trío se resistía -normal- a dejar de explotar el potencial de ‘The Mother We Share’, que, publicada como single en 2012 y vuelta a publicar el año pasado, les ha servido para llevarse el reconocimiento de “mejor single del año” que anualmente otorga el divertidísimo blog Popjustice, dotado con un astronómico premio de 20 libras.

13. David Bowie – Where Are We Now?
Hace casi exactamente un año nos levantábamos con la sorpresa de que Bowie tenía nuevo disco. ‘Where Are We Now?’, primer single -el número 109 de su carrera, ya tiene casi tantos como Christina Rapado-, un baladón dedicado a la ciudad de Berlín, resultó ser una canción muy sencilla pero no por ello menos emocionante (“»Twenty thousand people cross Bose Brucke/ Fingers are crossed, just in case”»), del tipo “aún-no-ha-terminado-y-ya-la-quiero-volver-a-poner”. Inconcebible un regreso mejor.

14. Bravo Fisher! – Miradas
Pomelo y yo somos muy fans de Bravo Fisher!
. Fue Pomelo quien me señaló lo mucho que molaba ‘Miradas’ y gracias a su recomendación escuché esta canción tan redonda, a la postre una de las favoritas del año pasado para los dos. La letra no tiene pierde: mi parte favorita es la de “duermevela remando a tu espalda”, la de Pomelo “haría lo imposible por ser tu imprescindible” y ambos hemos incorporado el término “cariacontecido” a nuestro vocabulario del día a día.

15. Lorde – Royals
Lorde tiene cara de vieja pero en realidad es muy jovencita, tan solo 17 años, y a esa corta edad ya cuenta con este temazo en su haber.

16. Fangoria – Dramas y comedias
‘Dramas y comedias’ tiene un sonido tan Guille Milkyway que podría pasar por un tema de La casa azul de no ser por lo canutista de la letra (“»He decidido borrar de un plumazo las fobias y manías/ Ha sido fácil, son tonterías”«) que, según cuentan en Rolling Stone, es una de las favoritas de Alaska de entre todas las compuestas por su compañero de grupo. El resultado, como ellos mismos reconocen, es que ‘Dramas y comedias’ es lo más parecido a Dinarama que han hecho desde Dinarama. Ahí es nada.

17. Cut Copy – We Are Explorers
Cut Copy grabaron un videoclip buenísimo para ‘Free Your Mind’, primer single de su -buen- álbum de mismo nombre. Pero mi favorita es la siguiente en el tracklist, esta épica ‘We Are Explorers’, con ese sonido tan New Order y ese título tan poético. Una maravilla, vaya.

18. Vampire Weekend – Step
Con sus decenas de referencias melómanas, sus paralelismos entre amor y música y su recién adquirida obsesión por el paso del tiempo (“Everyone’s dying, but girl, you’re not old yet”), ‘Step’, que tiene momentos tan tiernos como ese “And punks who would laugh when they saw us togehter/ Well, they didn’t know how to dress for the weather”, es probablemente lo mejor que Vampire Weekend han grabado hasta la fecha. ‘Step’ es una canción tan enorme que es como si hubieran llegado a otro planetaOne small step for a man, a giant leap for vampirekind.

19. Future Bible Heroes – Living, Loving, Partygoing
‘Living, loving, partygoing’ es una obra maestra que lleva la firma del gusto por los sintetizadores, las melodías en bucle y las letras medio autoparódicas medio desesperadas -con citas a “soirées John Waters” y a “tomar Dios-sabe-qué y bailar hasta el amanecer”- que siempre ha mostrado Stephin Merritt, el mayor talento musical sobre la faz. ¿Quién sino él iba a componer la mejor canción del año? Con esto y con todo, sólo la he escuchado pinchada en un bar una vez: fue con Pomelo, en Siroco, antes de que salieran al escenario los Axolotes mexicanos.

Lo que piensa Pomelola primera vez que oyó el disco pensó que iba a ser su favorito, pero eso le pasa cada vez que le doy uno y luego no. ‘Hacer algo’ le parece una canción muy apropiada para los propósitos de año nuevo, aunque en realidad, según ella, cuando de verdad empieza el año es en septiembre y no en enero.

Si tú también quieres ser como Pomelo, puedes escuchar la playlist entera en Spotify.

Haz clic aquí para leer la anterior entrega de Canciones para Pomelo.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico